Posición correcta al volante

De poco sirve tener el coche más cómodo y seguro si la regulación del asiento del conductor está mal configurada. La posición de conducción es clave para la seguridad porque estarás cómodo, llegarás correctamente a todos los mandos y podrás reaccionar ante cualquier imprevisto con mejores garantías.

En RACE lo que más nos preocupa es tu seguridad.
Contrata RACE Unlimited y disfruta de la conducción sin preocupaciones.

¡Quiero más información!

Pasos para conseguir una posición correcta al volante

Tal como explica Ernesto Nava, director Escuela RACE de Conducción, no siempre es fácil conseguir la postura de conducción óptima, ya que depende del tipo de reglajes que incorpore tu vehículo, pero sí hay unos ajustes mínimos que siempre debes tener en cuenta a la hora de afrontar un trayecto en coche. ¿Sabías que antes de iniciar la marcha debes ajustar la distancia del asiento, la altura, la inclinación del respaldo, el reposacabezas y el volante? A continuación, te explicamos cómo hacerlo para conseguir una posición de seguridad al volante. En este otro artículo tienes varios consejos sobre los errores que no debes cometer cuando conduces.

Coloca el asiento a la distancia óptima

Distancia óptima asiento
Siéntate y coloca tus glúteos en el ángulo que forman la banqueta y el respaldo. A continuación, pisa el embrague a fondo con tu pie izquierdo y observa que tu rodilla quede flexionada (no puede quedar la pierna completamente estirada). Esto es fundamental porque si no, no tendrás ni el tacto, ni la sensibilidad con el pedal del embrague, ni la fuerza con el pedal del freno. Una vez que ya tienes la postura adaptada de las piernas, puedes seguir con el resto del cuerpo.

Revisa la altura del asiento

Altura del asiento
Una vez conseguida la distancia óptima del asiento, es el momento de ajustar la altura del asiento. Los coches modernos ya incluyen regulador de altura en el asiento del conductor. Este tipo de reglaje es fundamental para evitar que los muslos queden demasiado cerca del volante, una situación que puede interferir en un correcto manejo del mismo. También se recomienda conducir con el asiento lo más bajo posible, ya que la estabilidad es mayor y el conductor se ve menos afectado por los movimientos de la carrocería. Pero siempre hay que dar prioridad a una buena visibilidad, así que ajusta la altura de tal manera que visualices correctamente el cuadro de mandos y el parabrisas. Controlar la altura del asiento es un elemento muy importante para alcanzar una postura correcta durante la conducción, que se suele olvidar.

Ajustar la inclinación del respaldo

Inclinación del respaldo
La inclinación del respaldo también debe tenerse en cuenta. No se debe ir demasiado recostado, pero tampoco muy vertical. La postura ideal es aquella en la que, con la espalda bien apoyada en el respaldo y con el brazo extendido, la muñeca llegue a apoyar sobre la parte superior del volante. De esta manera, los brazos irán ligeramente flexionados para conducir con precisión, sensibilidad, firmeza y comodidad y así maniobrar bien. Ojo con no despegar los hombros del respaldo cuando haces este ajuste. Si lo haces, tu cuerpo no tendrá la sujeción correcta y acabarás agarrándote del volante, un objeto que no está destinado a tal fin, sólo a dirigir el vehículo.

Ajusta la altura correcta del volante del coche

Altura del volante
El ajuste del asiento, comentado anteriormente, va muy unido a un buen ajuste del volante. Todos los coches llevan ajuste en altura del volante, pero no todos incluyen el ajuste en profundidad, algo muy recomendable para conseguir una posición de conducción óptima. El ajuste en profundidad te ayuda a regular el volante en función de la inclinación del respaldo para que la muñeca se apoye perfectamente sobre él. A la hora de ajustar la altura, ten en cuenta que las rodillas no rocen con el volante, y que te permita una buena visualización del cuadro de instrumentos y de la carretera.

¿Y la posición correcta de las manos?

Posición correcta de las manos
Se recomienda colocarlas en la posición ‘diez y diez’ imaginándote que el volante es la esfera de un reloj. Cuando maniobres es importante que no sujetes el volante por abajo ni cruces los brazos innecesariamente. Y recuerda que las manos siempre deben de ir sobre el volante, excepto para realizar una maniobra.

El reposacabezas, el gran olvidado para mejorar la postura de conducción

Reposacabezas
Tras regular el asiento y el volante, ya has encontrado una posición cómoda para conducir, pero todavía no es del todo segura. Los reposacabezas suelen ser los grandes olvidados a pesar de que su función es reducir las lesiones de cuello en caso de accidente. Para colocarlo correctamente debe coincidir la parte superior del reposacabezas con la altura de tus ojos. Será eficaz evitando el latigazo cervical cuando la parte posterior de la cabeza esté prácticamente rozando con él, a unos cuatro centímetros de distancia

Cinturón de seguridad

Cinturón de seguridad
Aunque te coloques correctamente, de poco servirá si no lo acompañas de un buen ajuste del cinturón de seguridad. En este enlace te explicamos cómo colocarte correctamente el cinturón de seguridad.

Fíjate en los espejos retrovisores: el interior y los exteriores

Espejos retrovisores
Por último, nos queda hablar del ajuste de los espejos retrovisores, tanto los exteriores como el del interior. Empieza centrando el espejo retrovisor interior con la luneta trasera de tal manera que consigas el mayor campo de visión sin necesidad de mover la cabeza. La función principal de los espejos retrovisores exteriores es evitar los ángulos muertos y mostrar en el campo de visión del conductor lo que ocurre por la parte trasera del vehículo. Oriéntalos hacia la carrocería y ve abriéndolos. Sabrás que están bien regulados cuando un vehículo te adelante y lo veas primero por el espejo interior y al desaparecer de éste, aparezca en el retrovisor exterior.

Algunos consejos prácticos para mejorar la postura durante la conducción

Postura correcta al volante

  1. Enfoca los espejos retrovisores exteriores hacia el final de la carrocería para conseguir un mayor campo de visión.
  2. No sujetes con fuerza el volante, ya que si lo haces te provocarás agarrotamiento muscular y un aumento de la fatiga.
  3. No te olvides de ajustar el reposacabezas, es la única garantía de evitar el latigazo cervical en caso de choque.
  4. Es recomendado elegir un coche con ajuste del volante en profundidad y a ser posible que utilice un sistema milimétrico en lugar de por puntos, ya que así será más fácil encontrar la posición más cómoda y correcta para conducir con seguridad.
  5. Olvídate de ir conduciendo como si estuvieras en el salón de tu casa y coloca el respaldo ni muy recostado ni completamente vertical
  6. Las piernas no pueden estar totalmente estiradas al pisar los pedales del embrague y freno. Los brazos también tienen que estar ligeramente flexionados.
  7. Si te sientas lejos del volante no llegarás bien para hacer maniobras rápidas o hacer frente a imprevistos y, si estás demasiado cerca, tampoco podrás mover el volante con rapidez.
  8. Antes de iniciar la marcha abróchate el cinturón de seguridad y regula los espejos retrovisores. Es preferible regularlos sobre un terreno llano.


Conduce tranquilo gracias a las ventajas exclusivas que te ofrece RACE Unlimited.
¡Hazte socio ahora!

Más sobre Conducción