Moto se ahoga al acelerar

Hace años, la carburación y las motos de dos tiempos estaban mucho más presentes que ahora en los garajes y las calles españolas. Sin embargo, pasaron a un segundo plano, entre otras razones, por la normativa anticontaminación que vino desde Europa.

Si quieres tener la tranquilidad de tener tu moto protegida ante cualquier avería o siniestro,
protégela con nuestros seguros de moto.

Calcula tu seguro de moto

Es posible que, si en algún momento tuviste alguna de estas motos -si es que no la tienes todavía-, llegases a tener un problema que podía aparecer, sobre todo en estos vehículos (aunque también se da en las motos de cuatro tiempo actuales): cuando acelerabas a fondo, la moto se ahogaba hasta el punto de pararse en el caso más grave. Raúl Gallardo, asesor técnico del RACE, explica las razones.

Posibles causas por las que tu moto se ahoga al acelerar

La causa más común: la mezcla pobre o rica de la gasolina

Gallardo explica que, lo normal cuando una moto se ahoga al acelerar a fondo, es que se deba a una mezcla incorrecta entre la gasolina y el aire que permiten la explosión dentro de la cámara de combustión del motor.

Normalmente, en las motos la proporción es una parte de combustible por quince de aire. Sin embargo, si la mezcla es diferente, sobre todo cuando se inyecta más gasolina que aire, se le mete más combustible al motor de lo que se debe (se denomina mezcla rica) y por eso la moto se ahoga. No obstante, puede pasar al revés: si hay mucho más aire que gasolina, la moto también se puede ahogar y, por tanto, no arrancará el motor por una mezcla pobre.

También hay otro problema con la gasolina: el combustible puede perder sus propiedades de explosión si se mantiene mucho tiempo en el depósito de una moto o un coche. Si llevas al menos un mes sin encender la moto, es posible que te cueste encenderla porque la gasolina ya no vale. Pero esto tiene fácil solución: si no tenías el depósito lleno, siempre puedes meter combustible nuevo para que se mezcle con el antiguo y así se pueda producir la explosión. Si tenías el depósito lleno no te quedará otra que sustituir la gasolina por otra nueva.

Filtro de aire sucio

Como ya has visto en el apartado anterior, la mezcla necesita aire para que el motor se encienda. Si el filtro de aire lleva mucho tiempo sin cambiarse o está muy sucio, no dejará pasar el aire necesario y, por tanto, la moto también se ahogará. En este caso, con cambiar el filtro del aire será suficiente para arreglar el problema.

Caudalímetro averiado

El caudalímetro se encarga de medir la cantidad de aire que entra en el motor para que se produzca la mezcla. Es más normal que esté en las motos de cuatro tiempos. Si esta pieza falla en sus cálculos, manda la orden de inyectar más o menos gasolina y, por tanto, no hace la mezcla correcta de 15 a 1 y el motor se ahogará.

Carburador obstruido

Las motos de carburación utilizan el carburador como sistema de alimentación. Este elemento tiene una pieza llamada chiclé que deja pasar o no la gasolina según las necesidades del motor. Puede tener dos problemas:

  • Se queda obstruido: no va a dejar pasar el carburante y, por tanto, la mezcla será pobre y la moto se ahoga.
  • Se queda abierto: va a dejar pasar más gasolina de la que necesita el motor.

Problema con las bujías

Las bujías son las piezas encargadas de producir una chispa que hace explotar la mezcla de gasolina y aire. Pueden tener un desgaste del electrodo de chispa, que está justo en la parte final de la bujía, dentro del motor. Debido a ese desgaste es posible que no se produzca una chispa suficiente y no se llegue a producir la explosión.

Si no está muy deteriorada, una bujía es fácil de manipular. Lo único que hay que hacer es tirar de la pipa que está fuera del motor y limpiar el electrodo con un cepillo de alambre. Si la tienes que sustituir, un juego de cuatro bujías puede costar cerca de 40 euros más la mano de obra.

Válvulas de admisión bloqueadas

Puede suceder que por la suciedad que se acumula en el asiento de una válvula de admisión ésta se quede abierta y la entrada de aire sea mayor dentro del motor. Sin embargo, es la causa menos probable de todas las mencionadas.

¿Qué hago si mi moto se ahoga al acelerar?

Si tu moto se ahoga al acelerar, sobre todo cuando vas con el acelerador a fondo, es un problema grave que puede afectar a tu seguridad. Por ejemplo, es posible que en un adelantamiento de un camión en la carretera gires el puño hasta el fondo para acelerar. Pero si tienes este problema, te vas a encontrar con un peligro de pérdida de potencia que puede transformarse en algo peor, momento en el que agradecerás tener un buen seguro de moto. Por eso, es recomendable que la aceleración la hagas de forma progresiva.

La clave para evitar que una moto no se ahogue al acelerar es que hagas el mantenimiento de la moto cuando le corresponde y no alargues las revisiones, sobre todo de los filtros.

Hazte Socio del RACE y ante cualquier problema con tu moto
tendrás la asistencia en carretera lider para ayudarte a ponerla de nuevo en marcha.

Quiero saber más

Más sobre Tecnología y motor