Certificado de siniestralidad de un coche

Es posible que hayas visto que una compañía aseguradora publica una oferta para un seguro de coche que te interesa o puede que hayas consultado el recomendador de seguros del RACE y hayas decidido cambiar tu seguro a otra empresa (en el RACE te asesoramos a la hora de contratar un nuevo seguro de coche).

El RACE te ayuda a elegir el seguro que más se adapta a tus necesidades.
¡Descúbrelo aquí!

Sea cual sea el caso, la compañía a la que te vas a cambiar te solicitará un certificado de siniestralidad. Según Ángeles Martínez Ulecia, responsable del departamento de seguros del RACE, es un documento que indica los siniestros que has tenido con tu coche o moto en los que tú has sido el culpable del accidente durante los últimos 5 años.

¿Para qué sirve el certificado de siniestralidad?

Las aseguradoras te piden este certificado de siniestralidad (que te tiene que dar tu compañía actual) para evaluar el tipo de conductor que has sido durante esos años, y así poder valorar si te pueden asegurar o no, y en qué condiciones.

En el momento en el que consta que has sido el culpable de un accidente, la prima del seguro va a cambiar y no va a ser tan económica como si no hubieses tenido ningún percance.

De hecho, el precio del seguro puede variar hasta un 60%. Cambia en función de los casos de accidente registrados: Ángeles Martínez Ulecia explica que no es lo mismo chocarse contra una columna que estar implicado en un siniestro con heridos; las compañías lo tienen en cuenta.

¿Cómo conseguir el certificado de siniestralidad?

  • La propia aseguradora puede obtener tus datos de siniestros: cuando te quieres cambiar de compañía, la aseguradora nueva va a buscar tu historial en el registro SINCO, un Fichero Histórico del Seguro del Automóvil donde constan todos los siniestros de las personas que han tenido o tienen un seguro de coche o moto en España. En este caso, no te pedirán el certificado de siniestralidad.
  • Pide el certificado de siniestralidad tú mismo: normalmente, todas las compañías comparten los datos en el registro SINCO, aunque no es obligatorio. En el caso de que tu compañía no lo haga, deberás pedir directamente, como cliente de la compañía, el certificado de siniestralidad, generalmente por escrito. En un plazo máximo de 15 días deben entregártelo. La compañía estaba obligada por ley a mandártelo.

El registro SINCO no hay que confundirlo con el FIVA (Fichero de Intercambio de Vehículos Asegurados). Mientras en el primero las compañías no están obligadas a compartir los datos, en el segundo sí, que se da cuando un coche es asegurado.

Hazte socio del RACE y te ayudamos con todos los trámites y gestiones
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Conducción