Arranque sin llave

Mucho ha llovido desde que nuestros abuelos sacaban de su bolsillo una gran llave que metían directamente sobre la cerradura de la puerta del coche y lo arrancaban. Los sistemas de apertura y cierre del coche han evolucionado mucho hasta llegar al arranque sin llave, también conocido como sistema keyless o llave inteligente.

Hazte Socio del RACE y disfruta de todas las ventajas que tenemos para ofrecerte.
¡Quiero ser Socio!

El sistema de encendido sin llave permite no sólo arrancar el coche directamente con un botón, sin necesidad de sacar la llave del bolsillo, también puedes abrir o cerrar el coche con tan sólo accionar el tirador de la puerta.

Arranque sin llave, ¿cómo funciona?

La llave electrónica emite una señal de radiofrecuencia de corto alcance que recibe el coche a través de unos receptores. La centralita del coche entiende que el conductor está cerca del vehículo y es entonces cuando permite la apertura y arranque del coche, además de desbloquear el vehículo y permitir el encendido del motor.

Tipos de arranque sin llave

Existen diferentes tipos de sistemas de arranque sin llave.

  • Mando o llave inteligente. Suele ser el sistema de encendido sin llave más utilizado por los fabricantes.
  • Tarjeta. Hace la misma función que la llave inteligente, pero tiene la forma de una tarjeta con un tamaño un poco más grande que una de crédito o débito.
  • Aplicación del móvil: no sólo puedes abrir, cerrar o arrancar el coche con un software desarrollado por el fabricante, también puedes consultar información del coche e incluso activar las luces, la calefacción o el sistema del aire acondicionado. Todo gracias a la tecnología bluetooth y la WiFi.

Más allá de estos tres tipos de arranque sin llave, alguna marca ya ha anunciado el siguiente paso al sistema de encendido sin llave: la biométrica. Con el reconocimiento facial o de la huella dactilar se podrá acceder al coche y arrancar el motor.

Los problemas de utilizar un sistema de arranque sin llave

El arranque sin llave es una solución muy práctica y cómoda, aunque por contra existen ciertos problemas:

  • Ciberseguridad: cada vez se consiguen sistemas de encriptación más seguros, aunque es uno de los problemas que más quebraderos de cabeza dan a los fabricantes. Si sufres algún daño en el coche recuerda que es importante que tengas una asistencia en carretera que te pueda ayudar en cualquier situación, como la que ofrece el RACE a sus Socios.
  • Inhibidores de frecuencia: es posible que en entornos de una comisaría o cuando estés cerca de edificios estatales no funcione la llave ya que están activos los inhibidores de radiofrecuencia. En tal caso, el conductor tendrá que recurrir a una llave física que viene incluida dentro de la llave inteligente. Si no la tiene, siempre puedes pegar el mando a una parte del coche para activarlo (en el botón de encendido, en el parabrisas, en la columna de la dirección, en el hueco del túnel central…). El lugar cambia según cada fabricante.
  • Despistes: la llave permite abrir y arrancar el coche, pero cuidado con esto porque se han dado casos en que se queda la llave inteligente fuera del coche y el conductor se encuentra kilómetros más tarde con que, al no tener la llave, no puede volver a arrancarlo de nuevo.

¿Hasta qué nivel es seguro el sistema de arranque sin llave?

La manipulación del sistema keyless es el ciberataque realizado por crackers más común en todo el mundo y el problema es que ya se ha demostrado en varias universidades que los coches con la tecnología de última generación se pueden hackear (se puede actuar sobre los frenos, el motor… e incluso el sistema de encendido sin llave). Los ciberdelincuentes amplifican con una antena la señal de la llave y así consiguen que el coche se pueda abrir y arrancar sin que el propietario se entere, ya que está en su casa.

Ante tal situación, la ONU implantó el Reglamento UNECE/R155, que entró en vigor el 22 de enero de 2021, y que obliga a que los coches y otro tipo de vehículos homologados a partir de julio de 2022 y los vendidos a partir de julio de 2024 tengan un certificado de vehículo ciberseguro. Con esta normativa, se unifican los criterios y se establecen unas bases mínimas de seguridad con una encriptación para todos los vehículos.

Desde junio de 2022 los fabricantes que quieran vender sus coches en la Unión Europea tienen que tener un Sistema de Gestión de Ciberseguridad certificado que debe renovarse, como mínimo, cada tres años. En caso de no cumplirlo, los fabricantes se pueden enfrentar a sanciones de hasta 30.000 euros por coche.

Si tu coche no arranca
acude a uno de los talleres de la red Eurekar que tienen la garantía del RACE.

¡Encuentra tu taller más cercano!

Compartir:
Más sobre Tecnología y motor