Multas al saltar semáforo en rojo

Los semáforos foto rojo llevan más de una década funcionando en varias ciudades de España como Madrid, Barcelona, León, Ciudad Real, Logroño, Bilbao… Son los ayuntamientos de cada población los que gestionan estos aparatos y emiten las sanciones a los conductores.

Saltarse un semáforo en rojo es una infracción grave que puede provocar el atropello de un peatón o el choque contra otros vehículos de la vía. Antes de entrar en materia y conocer cuál es la multa por saltarse un semáforo foto rojo, hay que entender qué es y cómo funciona este sistema.

Aviso y gestión de multas es una de las muchas ventajas que tienen los socios del RACE.
¡Descúbrelo aquí!

¿Qué son las multas foto rojo?

Tal como lo define el ayuntamiento de Madrid, el semáforo foto rojo es un sistema con el que se instalan cámaras en semáforos concretos de la ciudad para comprobar que los conductores cumplen con el reglamento y se detienen cuando el semáforo está en rojo. Cuando esto no sucede, llegan las multas foto rojo.

¿Cómo funcionan los radares de semáforo foto rojo?

Las cámaras de los semáforo foto rojo se ubican en un soporte a 25 metros de distancia de la línea de detención de los coches. Así abarcan la imagen tanto de los coches como la de la propia luz roja del semáforo.

Este sistema sólo entra en funcionamiento y capta fotografías a color (tanto de día como de noche) cuando el semáforo está en rojo. Para que sea válida la denuncia debe haber dos fotos:

  • Primera foto: el vehículo debe aparecer antes de la línea de detención con la luz en rojo. Si pasa el semáforo en ámbar no hay motivo de sanción.
  • Segunda foto: el mismo vehículo debe fotografiarse tras la línea de detención, con la luz en rojo en el semáforo. De esta forma se demuestra que el coche se ha saltado el semáforo.

Además de las imágenes a color, el sistema también integra una cámara de infrarrojos que captura la matrícula del coche tanto de día como de noche. Por tanto, la sanción sólo llegará a aquellos vehículos con matrícula, no registra a ciclistas y conductores de patinetes eléctricos que incumplan la norma, por ejemplo.

Cuando el sistema realiza las dos fotografías, posteriormente una persona comprueba de forma física si las dos fotografías son correctas para que así se pueda enviar la denuncia definitiva al supuesto infractor. Eso sí, es fundamental que el semáforo foto rojo esté anunciado y señalizado para que los conductores tengan constancia de este sistema de control. Si no, la denuncia no será válida.

¿Son legales los radares de semáforo foto rojo?

Este sistema ha dado mucho de qué hablar a lo largo de los años. Varias sentencias judiciales, ratificadas por el Tribunal Supremo, han anulado en diferentes ciudades de España decenas de multas foto rojo. De hecho, el ayuntamiento de San Sebastián dejó de utilizar este sistema tras el apoyo del TS.

La razón para anular dichas sanciones provenientes de diferentes consistorios es que la mayoría de los semáforos foto rojo no tienen una regulación sobre el tiempo de duración del color ámbar, además de que no están sometidos a un control metrológico (verificación y comprobación periódica de los equipos utilizados), según ordena el artículo 83.2 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

Además, no siempre que te saltes un semáforo va a ser ilegal. Por ejemplo, si tienes que ceder el paso a una ambulancia o a un vehículo de la Policía, no constará esta acción como una infracción y no te debería llegar la multa a casa. Si has recibido una multa por un semáforo foto rojo, por ser socio del RACE nosotros te ayudamos a gestionar la sanción y nos ocupamos de todos los trámites administrativos.

Cuánto tarda en llegar una multa de un semáforo foto rojo

La multa por saltarte un semáforo en rojo es de 200 euros y la pérdida de 4 puntos del carnet de conducir.

Según el artículo 112 de la Ley de Tráfico, hay un plazo de tres a seis meses para notificar la infracción. Si pasa ese tiempo, la multa habrá prescrito, a no ser que aparezca publicada en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA). Aquí te explicamos cómo saber si tienes una multa de tráfico.

La sanción se puede abonar de forma voluntaria en los 20 días naturales siguientes a recibir la notificación de la denuncia, lo que conlleva una rebaja del 50% por pronto pago. Tras ese período, tendrás que pagar la multa íntegra o interponer un recurso en el plazo máximo de un mes.

¿Cómo disfrutar del servicio de consulta y gestión de multas y además de protección de carnet?
¡Descúbrelo aquí!

Más sobre Conducción