Motos conectadas

Por motos conectadas nos referimos a aquellos vehículos de motor de dos ruedas que integran sistemas de información y comunicación (tecnologías ITS) y que pueden ayudar al motorista a conocer determinados aspectos relacionados con su conducción: mapas GPS con datos actualizados sobre el estado del tráfico, niveles de presión de los neumáticos, etc.

Legalidad y seguridad en las motos conectadas

En la siguientes líneas abordamos los principales obstáculos para la viabilidad de estos vehículos, que algunos ya llaman las ‘motos del futuro’:

Homologación de los productos
Homologación de los productos: pues no todos reciben el visto bueno de la DGT para su uso, como ocurre por ejemplo con intercomunicadores de diferentes marcas.
Infraestructuras poco preparadas
Infraestructuras poco preparadas: para que las motos conectadas tengan verdadero éxito, deberíamos poder hablar de infraestructuras conectadas. Es decir, que las carreteras dispusieran de medios tecnológicos para intercambiar información son los usuarios de la vía. Pero eso no parece estar en un horizonte cercano.
Incidencias tecnológicas
Incidencias tecnológicas: aunque una moto inteligente trae múltiples beneficios, también puede adolecer de vulnerabilidades. Principalmente por ciberataques, como los de virus informáticos que afecten a aspectos clave del vehículo, como los frenos.
Protección de la privacidad
Dudas en cuanto a la protección de la privacidad pues las autoridades podrían estar interesadas en utilizar los datos generados durante la conducción para, por ejemplo, sancionar con multas por exceso de velocidad.
Seguridad física
Seguridad física: La seguridad en cuanto a las vulnerabilidades tecnológicas es uno de los grandes aspectos a valorar, pero también la seguridad física del conductor es un aspecto clave a considerar.

Nuevos sistemas en las motos del futuro

Aunque en muchos casos aún nos encontremos en el campo de los prototipos, algunos grandes fabricantes del sector ya han lanzado sus propuestas para el futuro. Algunas de las más destacadas son:

Sistemas en las motos del futuro
  1. Gafas en lugar de casco: La Vision Next 100 de BMW también apuesta por la estabilidad automática, así como por unas gafas que ofrecen información en tiempo real y cumplen la función de retrovisor. Un modelo ultra futurista que, gracias a su estabilidad, permitiría conducirse sin casco, aunque generaría debate sobre la seguridad en las motos nuevas, pues el uso de casco es obligatorio en la actualidad.
  2. Sistema de reconocimiento dactilar: Novedoso sistema para el arranque de la moto, pero este sistema biométrico actualmente es vulnerable ya que se pueden producir diferentes tipos de ataque como el ataque al sensor presentando una imagen de la huella que se quiere suplantar.
  3. Nuevos sistemas antirrobo: Por ejemplo, mediante la inmovilización remota, algo que solo pueden ofrecer las motos conectadas del futuro que también cuenta con la duda de que esta seguridad es vulnerable a los ciberataques.
  4. Chaqueta protectora ligera: La ropa también tiene un papel fundamental en la Vision Next 100 de BMW. Ajusta la temperatura corporal y modifica su propia estructura para aportar mayor confort, además dispone de vibración por zonas para orientar al conductor sobre la navegación.
  5. Riding assist: Se trata de una moto autoestabilizada que Honda presentó en el Salón de Tokio 2017. Gracias a su horquilla especial, puede mantenerse en pie incluso cuando está parada.

Tipos de sistemas para conectar la moto con la tecnología

BMW, Yamaha y Honda son los grandes impulsores del Connected Motorcycle Consortium (CMC), un consorcio que tiene por objetivo desarrollar y hacer viables las motos conectadas. Fruto de sus esfuerzos, ya hay algunos sistemas de conectividad que se están aplicando a las motocicletas actuales. Son principalmente los siguientes:

Sistemas para conectar la moto con la tecnología
  1. Side View Assist: Se trata de un sistema desarrollado por BMW que avisa al conductor de que otro vehículo de la calzada se ha colocado a menos de 5 metros de distancia.
  2. Conectividad con el smartphone: Permite al conductor manejar su dispositivo, aunque siempre en formato ‘manos libres’ para no vulnerar la legalidad.
  3. Llamada de emergencia: Se trata de un botón SOS que el conductor puede activar para iniciar una comunicación de urgencia por avería, accidente u otro contratiempo.
  4. Información y control sobre parámetros de conducción: Fabricantes como Bosch están avanzando en aspectos como el control digital de temperatura, de estabilidad y otros que eviten accidentes y mejoren la seguridad.

¿Las motos conectadas están preparadas legalmente y en cuanto a seguridad?

Nadie duda de que estos avances son perfectamente posibles, pero: ¿respetarán la legalidad las motos del futuro? ¿Estará permitido que los conductores puedan utilizar estos sistemas de información y comunicación sin poner en riesgo su integridad física y las de los otros usuarios de la vía? Aspectos como el desarrollo satisfactorio del control automático de estabilidad y de los sensores de distancia parecen claves para que el resto de avances sean viables a nivel de seguridad del conductor.

12 euros al mes es lo que cuesta tu tranquilidad sobre la moto
Descubre RACE Motoristas

Más sobre Actualidad y eventos