– Informe RACE – CYBEX sobre seguridad infantil y el sentido contrario a la marcha –

Los niños deben ir en sentido inverso a la marcha el máximo tiempo posible, al menos hasta los dos años. Llevar a un niño en sentido inverso a la marcha reduce las lesiones en caso de un impacto, y mejora la protección del niño. Para conocer mejor las ventajas de viajar a contramarcha, RACE y CYBEX han realizado un trabajo en el que se pone de manifiesto las diferencias existentes entre un impacto con un niño viajando de frente con uno que viaja de espaldas, como por ejemplo, el hecho de que multiplica por cuatro la fuerza de impacto en el cuello. El estudio realizado entre más de 1000 conductores que transportan niños señala la falta de información en materia de seguridad infantil, los hábitos de desplazamiento con niños o el riesgo de accidente sufrido cuando viajaban con los menores.
01/11/2012