El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz y el director general de la DGT, Pere Navarro, han presentado la 7ª fase del programa para la obtención del permiso de conducir dirigido a las personas que se encuentran cumpliendo penas privativas de libertad. En este iniciativa de Instituciones Penitenciarias conjuntamente con la DGT, colaboran también la Fiscalía de Seguridad Vial, la Asociación Nacional de Centros Médicos-Psicotécnicos y la Confederación Nacional de Autoescuelas.

La campaña ha arrancado con la formación que 57 funcionarios han recibido en la sede de la DGT por parte del Centro CIFAL Madrid RACE. Estos formarán a su vez a internos auxiliares que se encargarán de colaborar con los profesionales penitenciarios para implantar los cursos en los centros dependientes de la Administración del Estado.

Hasta la fecha, 1.038 internos han mostrado su intención de participar en estos cursos en 45 centros penitenciarios de la Administración General del Estado. 726 para obtener el carnet B, 41 para el A2 y 271 para el curso de recuperación de puntos. En anteriores ediciones, 1.518 internos consiguieron aprobar el examen teórico de la licencia y 494 el práctico.

La campaña formativa se completa con los programas de tratamiento para las personas condenadas por delitos contra la Seguridad Vial que, además, podrán participar en acciones que tendrán como protagonistas a las víctimas de este tipo de delitos que ofrecerán sus testimonios en prisión.

En la actualidad, los centros penitenciarios dependientes de IIPP cuentan con 1.200 internos condenados por delitos contra la Seguridad del Tráfico, lo que representa un 2,3% de la población reclusa total. 97 de ellos lo están por imprudencias graves con resultado mortal mientras conducían un vehículo de motor. Además de las penas privativas de libertad, IIPP gestionó el año pasado 24.500 condenas alternativas a la prisión como son los Trabajos en Beneficio de la Comunidad y los programas de tratamiento obligatorios.