Seguro hogar inquilino

Hay situaciones que te conviene asegurar como inquilino para evitar hacer frente – con tu patrimonio- a posibles daños ocasionados a terceras personas.

En función de quién sea el causante del siniestro, será la póliza del inquilino o la del propietario la que se haga cargo del siniestro.

Destacamos a continuación algunos motivos por las que conviene tener seguro de hogar, siendo inquilino:

Continente, con un capital a primer riesgo para reparar elementos que imposibiliten el uso de la vivienda. No es el propietario pero tiene un interés legítimo en que se repare.

Obras de reforma del inmueble, siendo a su cargo el importe de las mismas y que has de comunicar a su aseguradora, como condición para su reparación en caso de siniestro

Contenido: sus pertenencias (mobiliario, enseres, ropa…) no están cubiertas el seguro del propietario.

Responsabilidad civil, “Locativa”, derivada de los daños que puedas ocasionar en la vivienda y “Familiar” o de cabeza de familia, por daños a terceros).

Situaciones en las que se recomienda un seguro de hogar, siendo inquilino:

Es importante estar protegido en diversas situaciones que, aunque esperamos no se den, pueden llegar a pasar, como por ejemplo:

• Un incendio provocado por un aparato eléctrico o un grifo mal cerrado, afectando a la vivienda o a otros vecinos. Al ser un daño causado por el inquilino o no se cubrirá por la póliza del propietario o bien la aseguradora del propietario reparará los daños pero le reclamará su importe.

• Un objeto que caiga a la calle y produzca daños a un viandante.

• Un robo en la vivienda, cualquiera de tus pertenencias no estarán cubiertas en el seguro de hogar el propietario.

• En caso de ser el perjudicado por un incendio, daños por agua, etc… la asistencia legal para reclamar los daños que has sufrido.

• Que la vivienda necesite de una reparación por algún accidente y que tu arrendador no tenga seguro y además se desentienda del arreglo.

En RACE te ayudamos a encontrar el
seguro de hogar
a tu medida, ya seas propietario o inquilino.