Estado de carreteras
  • El estudio valora toda la accidentalidad grave y mortal en los más de 24.600 kms de la Red de Carreteras del Estado en 2011, 2012 y 2013.
  • El perfil de tramo con nivel de riesgo elevado correspondería a una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una IMD por debajo de 10.000 vehículos/día.
  • Uno de cada cinco kilómetros en Asturias presenta un nivel de riesgo elevado. Le sigue Cataluña y Galicia.
  • Los motoristas tienen cada vez más implicación en la accidentalidad mortal y grave, pasando del 7,8% en 2003, al 18,9% actual.

El Real Automóvil Club de España (RACE), como miembro de EuroRAP, ha participado en el duodécimo informe en el que se analiza el nivel de riesgo en la Red de Carreteras del Estado (RCE). Del total de 20.132 kilómetros analizados, el informe del RACE informa del riesgo elevado que existe en 1.921,5 de estos kilómetros, pero destaca la evolución positiva en la reducción de los kilómetros de carretera de riesgo elevado, pasando de representar el 14,1% de nuestras vías en 2012, al 9,5% de la actualidad.

El programa europeo de evaluación del riesgo en la carretera, EuroRAP, en el que participa el RACE, analiza la peligrosidad de las vías teniendo en cuenta la evaluación de los siniestros durante los tres últimos años, su gravedad y su relación con las características de la vía. El resultado se estructura según un «Índice de Riesgo», definido como el número de accidentes mortales y graves ocurridos en un tramo por cada 1.000 millones de vehículos/kilómetro.

Se han tenido en cuenta un total de 5.198 accidentes ocurridos en la Red de Carreteras del Estado en los años 2011, 2012 y 2013, de los cuales 1.290 son accidentes mortales con un saldo de 1.465 fallecidos, y 3.908 accidentes graves con un saldo de 5.256 heridos graves. Todos estos accidentes se han asignado a 1.374 tramos de vías con una longitud de más de 24.647 kms. Para el cálculo del nivel de riesgo se han considerado las vías con una IMD (Intensidad Media Diaria) por encima de los 2000 veh./día, lo que da una mayor precisión de resultados, por lo los tramos considerados para el cálculo del Índice de Riesgo son finalmente 20.132 Km.

Al analizar cómo se distribuyen los tramos de la red en función del Índice de Riesgo, se observa que un 74.5% de los tramos presentan un riesgo bajo o medio-bajo, seguido del 15.96% que presenta un riesgo medio.

Por su parte, un 9,54% de los tramos de la Red de Carreteras del Estado presentan un riesgo alto o medio-alto, son un total de 132 tramos que alcanzan los 1.921,5 kilómetros catalogados como de riesgo elevado, de los cuales 38 tramos que alcanzan los 472,7 kilómetros son de riesgo alto, los conocidos como «Tramos Negros». En estos 132 tramos de elevado riesgo se han producido una media de 258 accidentes mortales y graves cada año, dejando 70 fallecidos y 274 heridos graves anuales. La intensidad de circulación en estos tramos de riesgo no es muy elevada, con una media de 5.605 vehículos/día.

El primer tramo de mayor riesgo de España está en la N-320, entre Guadalajara y Madrid (Kms. 314,1 y 325,4) donde se han registrado nueve accidentes mortales y graves, con resultado de dos fallecidos y 11 heridos graves en los tres años de estudio, principalmente por salidas de vía. De los accidentes ocurridos en este tramo, cuatro fueron de motociclistas. La Intensidad Media de Vehículos es de 3.578 al día.

Puedes ver el listado completo de los 38 tramos negros de riesgo en el archivo adjunto a esta nota, o en www.race.es

Por Comunidades Autónomas, el Principado de Asturias es la Comunidad Autónoma que presenta un mayor número de kilómetros de riesgo respecto al total analizado en su propia Comunidad, donde 145 kms sobre los 713 analizados en esta región (un 20,4%) es de riesgo; le sigue Cataluña, donde el 16,8% de sus carreteras presentan un riesgo y Galicia con el 16,3% del total de sus vías.

En comparación a informes anteriores se constata la mejora en la seguridad de nuestras vías, ya que año tras año se incrementa el número de tramos de carreteras catalogadas como de riesgo bajo; y por otra parte se van reduciendo los kilómetros de carreteras de mayor riesgo: en los últimos tres años han disminuido los tramos de riesgo elevado, pasando de 2.852,8 Km. (14,1% de las vías) en el informe de 2012, a los 1.921,5 Km. (9,5% de las vías) correspondientes al informe 2014. La separación de carriles mediante medianas, los cruces a distinto nivel, una mejor señalización e iluminación, y unos arcenes, zonas de escape y barreras de protección que evitan muchas de las tan temidas salidas de vía, hacen que las autopistas y autovías sean las vías más seguras, ya que se reduce la probabilidad de sufrir un accidente, y si se produce, las consecuencias del mismo serán menores.

El perfil de tramo con nivel de riesgo elevado correspondería a una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una IMD por debajo de 10.000 vehículos/día (todos los tramos negros corresponden a carreteras con entre 2.000 y 10.000 vehículos día).

TRAMOS DE MUY ALTA SINIESTRALIDAD DE MOTOCICLETAS

En estos últimos años el peso de las motocicletas en el total de la accidentalidad mortal y grave se ha venido incrementandodesde el año 2003, triplicándose la representatividad del colectivo de motoristas en la accidentalidad total, pasando de un 7,8% en 2003 hasta un 18,9% en el año 2013, es decir, actualmente ya uno de cada 5 accidentes de tráfico mortales y graves lo sufre un motorista.

En los 20 tramos de mayor accidentalidad mortal y grave de motoristas, que suman una longitud de 389,6 kilómetros, se producen 134 accidentes, lo que representa un 14.52% del total de los 923 accidentes en los que se han visto implicados motocicletas. Además, existen ciertos tramos donde se produce una accidentalidad casi en exclusiva del colectivo de motoristas, como la A-67 en Cantabria (del km. 184 al 204,4) donde los 5 accidentes mortales y graves han sido de este colectivo; o la VG-20 (del km. 0 al 11,20) en Pontevedra con 3 accidentes mortales y graves, como la A-8 del Km. 370,2 al 384 en Asturias, con 3 accidentes mortales y graves. Con la mejora del firme, la colocación de sistemas de contención para motoristas, una mejora de la señalización, y un mayor control de la velocidad, se podrían reducir en estos tramos los siniestros graves o mortales del colectivo de la moto.

TRAMOS DE SINIESTRALIDAD DE VEHÍCULOS PESADOS

Los vehículos pesados están presentes en torno al 20% de los accidentes mortales y graves, manteniéndose más o menos estable a lo largo de los años. El 15,28% de los accidentes mortales y graves donde hay implicados vehículos pesados se produce en 20 tramos de carreteras. Algunos de los tramos con mayor proporción de accidentes mortales y graves con vehículos pesados de la Red de Carreteras del Estado son la N-232 del kilómetro 269 al 296,8 en Zaragoza, donde de los 23 accidentes mortales y graves, 18 corresponden a vehículos pesados; la N-2 del kilómetro 340,5 al 390,2 también en Zaragoza, donde 15 de los 23 accidentes ocurridos corresponden a vehículos pesados; o la A-7 del kilómetro 306,6 al 336,1 en Valencia, donde un tercio de los 32 accidentes corresponden a vehículos pesados.

Más información en RACE. Departamento de Comunicación