Atropellos en zonas urbanas
  • La cifra de fallecidos por atropello urbano en 2013 fue de 224, con 1.775 heridos graves. De éstos, 13 muertos y 211 heridos graves tenían menos de 14 años.
  • Uno de cada tres peatones fallecidos cometieron una infracción, principalmente no utilizar el paso de peatones, irrumpir en la vía o no respetar un semáforo.
  • La ciudad de Melilla, con 19 víctimas, cuadriplica la media nacional de fallecidos y heridos graves por 100.000 habitantes. Le sigue Burgos con 10,2; Huesca con 9,5 y La Rioja con 9,3.
  • RACE y GOODYEAR lanzan una campaña de prevención de atropellos en entornos escolares, con un decálogo de consejos para los padres, así como el reparto de señales de stop y chalecos reflectantes para las patrullas del colegio.

Los atropellos son una de las principales causas de mortalidad en caso de accidente. Por eso, el RACE y GOODYEAR quieren advertir del peligro que suponen los atropellos en las zonas urbanas, ya que la mitad de los fallecidos como consecuencia de este siniestro fueron en zona urbana. Por ello, el RACE y Goodyear han realizado una recreación del “atropello tipo” en ciudad, con el objeto de concienciar a la población sobre el alto nivel de lesiones que provoca este tipo de accidente, así como la importancia del buen estado del neumático para prevenirlos o reducir sus consecuencias.

Todos los años se producen en España unos 11.000 atropellos aproximadamente, de los cuales más de 10.000 suceden en zona urbana, lugares habituales para realizar los desplazamientos a pie, por lo que la presencia de peatones es muy alta. De hecho, por cada 10 atropellos en ciudad (93% del total), se produce 1 en carretera. Así, de los 378 fallecidos en total por atropello, 6 de cada 10 (224 víctimas mortales), son en ciudad.

En este sentido, en uno de cada tres atropellos existe una imprudencia del peatón, siendo las más comunes irrumpir o cruzar la vía antirreglamentariamente, no utilizar los pasos para peatones o no respetar los semáforos. Respecto a la importancia de la visibilidad, hay que destacar que el 35% de los atropellos mortales suceden durante el crepúsculo o la noche, generalmente en vías que no se encuentran suficientemente iluminadas.

Por edades, destacan los grupos de las personas mayores y los menores de 14 años como colectivos más vulnerables. Así, los mayores de 74 años, con 107 fallecidos y 464 heridos graves, representan un 29% del total; seguidos por los adultos de entre de 65 y 74 años, con 52 fallecidos y 241 heridos graves (un 15% del total), y por último los menores de 0 a 14 años, con 13 fallecidos y 211 heridos graves, con el 11% de representatividad.

Además, la probabilidad de fallecer en caso de atropello se llega a cuadriplicar en función de la edad. Mientras que en los menores de 59 años, la probabilidad de fallecer en un atropello entre 31 y 40 Km/h. es del 6%, en los mayores de 60, dicha probabilidad se eleva hasta un 30%. Si el atropello se produce entre 41 y 50 Km/h pasa del 16% al 71%, y a más de 51 Km/h la probabilidad de sufrir lesiones mortales para un mayor de 60 años es superior al 90%. Por tanto, el perfil de la víctima que sufre un atropello de consecuencias graves en la ciudad, es el de una persona mayor de 65 años, o un menor de 14 años, que irrumpe en la vía, cruza fuera de un paso de peatones, en una zona de poca visibilidad.

Por provincias, siendo la media en España de 4,1 fallecidos y heridos graves por cada 100.000 habitantes por atropello en zona urbana, podemos observar que existen 16 provincias por encima de esta media, con una de ellas que llega a cuadruplicar la media, Melilla con 18,9 fallecidos y heridos graves por cada 100.000 habitantes, y cinco que como mínimo la duplican, como son Burgos con 10,2; Huesca con 9,5; La Rioja con 9,3; Ávila con 8,9 y Palencia con 8,3.

Simulacro de atropello

El RACE y GOODYEAR han desarrollado conjuntamente una recreación de atropello tipo en ciudad, con objeto de concienciar a la población sobre el alto nivel de lesiones que provoca este tipo de accidente y lanzar los consejos más importantes para evitarlos.

Momento Secuencia del simulacro de atropello. Velocidad = 40 Km/h
0 ms Choque: Inicio de la desaceleración del vehículo
00:01 s Fase de contacto: El paragolpes del turismo golpea las extremidades inferiores del peatón.
Lesiones: Generalmente fracturas de fémur, tibia y peroné, lesiones de rodilla y dislocación y/o fractura de tobillo/pie.
00:13 s Fase de volteo: El peatón pivota y cae sobre el capó, golpeando muslos y tronco. La cabeza y columna vertebral golpean fuertemente contra la luna parabrisas.
Lesiones: Fracturas pelvis, costillas, de esternón, hemotórax y neumotórax, contusiones en los pulmones y rotura de venas. La lesión más lesiva es la fractura craneal.
00:25 s Fase de proyección: El peatón sale proyectado por encima del vehículo.
Lesiones: Posible agravamiento de las lesiones producidas en la anterior fase.
01:20 s Fase de arrastre: El peatón se desliza por el pavimento unos pocos metros.
Lesiones: Heridas múltiples en las partes más prominentes del cuerpo, como manos, codos, nariz y rodillas, así como en la cabeza por ser la parte del cuerpo más pesada.

Importancia del neumático

Muchas de estas situaciones de atropello se podrían evitar con un mantenimiento correcto del vehículo y con un perfecto estado de los neumáticos. En este sentido, en una situación de emergencia, la distancia de frenado de los neumáticos de clase A en “Agarre sobre mojado”, información disponible en la etiqueta de los neumáticos nuevos, puede ser hasta un 30% menor a la distancia de frenado de los neumáticos de clase G. Al ser la velocidad también un factor clave en las consecuencias del atropello, disminuir esta distancia de frenado es la diferencia entre sufrir lesiones menores o incluso evitar el atropello, o bien que el atropello tenga consecuencias graves.

    Consejos para peatones:

  • Cruce por el paso de peatones, sin correr pero sin detenerse, en línea recta y evitando movimientos bruscos y reacciones difícilmente previsibles.
  • Nunca cruce por detrás de un vehículo mientras esté realizando la maniobra de aparcamiento.
  • Muestre su intención de cruzar mirando a los conductores, y una vez se detengan, comience a cruzar sin parar de vigilar el tráfico.
  • Nunca salga de entre los coches u obstáculos que dificulten la visibilidad. Tan importante es “ver” como “hacerse ver”.
  • Eduque a los más pequeños en comportamientos seguros como peatones. Imitan el comportamiento de los adultos, sea un buen ejemplo.
  • Intente bajar del vehículo por el lado de la acera, especialmente con niños, cerciorándose de que lo puede hacer con seguridad.
    Consejos para conductores ante peatones en ciudad:

  • Extremar la precaución en zonas frecuentadas por peatones, especialmente en zonas escolares.
  • No conviene hacer señas a los peatones para que crucen, sobre todo a los niños, puede haber otros conductores que no se percaten y producirse un accidente.
  • Reducir la velocidad ante un paso de peatones, o zonas de baja visibilidad, como sombrías, ante vehículos de grandes dimensiones, o cualquier otro obstáculo.
  • La maniobra de marcha atrás es una de las más peligrosas para el peatón. Realícela muy lentamente y asegurándose de que no existe peligro.
  • Cuide sus neumáticos, y para acortar la distancia de frenado escoja neumáticos categorizados como A o B en “Agarre sobre mojado”, información disponible en la etiqueta de los neumáticos nuevos.
    Recomendaciones para las Administraciones Locales

  • Mejorar la accesibilidad en los pasos de peatones.
  • Eliminación de los obstáculos que impidan la visibilidad a peatones y vehículos (mobiliario urbano, aparcamiento, vegetación, etc).
  • Ajuste de los tiempos semafóricos a las condiciones de los peatones más vulnerables (menores, personas de movilidad reducida, población senior).
  • Buena iluminación en los puntos de cruce que permita ver y ser visto, especialmente en grandes avenidas.
  • Generar itinerarios peatonales seguros en el entorno de centros escolares, que garanticen la movilidad de las personas que acceden al mismo.
  • Mejorar la señalización, iluminación y los sistemas reguladores de la velocidad en entornos a centros educativos y médicos.

Campaña de seguridad vial en centros escolares

Para conseguir reducir el número de atropellos en niños, RACE y GOODYEAR ponen en marcha una campaña de reparto a colegios de consejos de seguridad, así como chalecos reflectantes y señales de STOP que ayuden a regular el tráfico en los entornos escolares, ayudando a mejorar su seguridad. Los pedidos pueden realizarse a través del área de “Contacto” de la Web www.premioseducacionvial.com

Más información
RACE. Departamento de Comunicación
Dirección de Comunicación Goodyear