COMPARTE

12/07/2016

Coches conectados

Coches conectados, viajes más seguros

Coches conectados

El coche conectado avanza a pasos de gigante, una auténtica revolución en cuanto a tecnología y conectividad. Según datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) el 20% de los coches que se venden en España (uno de cada cinco) incluye algún elemento de conectividad y el 66% ya eligen su compra en función del equipamiento en conectividad que incorpora, por delante, incluso, que las propias prestaciones del vehículo.

Habrá a quien le guste tanta tecnología, y también quienes sean detractores, pero lo que hay que saber es que los fabricantes que trabajan en dotar a los vehículos de conectividad persiguen el objetivo de reducir los accidentes de tráfico, comercializando coches más seguros y cada vez más autónomos, que eliminarán en muchos casos el error humano.

Coches conectados contra el error humano

El error humano está presente en el 90% de los accidentes de tráfico, por este motivo los fabricantes del sector de automoción trabajan para reducirlo gracias a los que conocemos como sistemas de asistencia a la conducción.

Quién no ha oído hablar sobre los sistemas que avisan si superas la velocidad máxima permitida; los que reconocen las señales de tráfico, o te alertan si sales del carril involuntariamente; los que aparcan el coche sin que actúe el conductor; frenan automáticamente ante la presencia de objetos, personas o animales, o incluso avisan a los sistemas de emergencia si sufrimos un accidente. Éste último es conocido como llamada automática de emergencia o ecall y será obligatorio en todos los vehículos fabricados en la Unión Europea a partir del 31 de marzo de 2018. Un avance que, sin duda, ayudará a salvar muchas vidas.

Más entretenidos e informados en el coche

Pero el coche conectado es mucho más que estos sistemas de asistencia a la conducción. La conexión wifi en el coche se empieza a generalizar permitiendo que tanto el conductor como los pasajeros realicen el viaje con toda la información y entretenimiento a su alcance.

Gracias a los coches con wifi el navegador del coche ofrece el estado del tráfico en tiempo real, también se puede escuchar música en streaming, leer mensajes de texto, recibir o enviar llamadas, participar en redes sociales, navegar por internet, etc. Pero ¿tanta información no distrae la atención de quien conduce? Los fabricantes lo tienen en cuenta con soluciones que evitan el desvío de la mirada de la carretera para una máxima seguridad.

Las marcas quieren facilitar al máximo toda esta conectividad a sus clientes y por ello han aparecido sistemas que facilitan la integración de las aplicaciones que el usuario utiliza en su teléfono móvil en el sistema de infoentretenimiento del coche, hablamos de sistemas como MirrorLink, Android Auto o CarPlay de Apple Ios. Con bluetooth y un teléfono compatible tendrás las aplicaciones de tu móvil en la pantalla del coche.

El coche autónomo permitirá viajes más seguros

Todos estos avances en conectividad nos llevan a hablar del coche autónomo, algo que ya es una realidad, pero con algunos ‘peros’ que impiden que se puedan comercializar en estos momentos. Ya son muchas las marcas que cuentan con sus propios coches autónomos y algunas han anunciado que a partir de 2018 pondrán a la venta sus primeros modelos con funciones de conducción automática.

Para una conducción automática total habrá que esperar algunos años más para dar tiempo a que se mejoren las infraestructuras y su conectividad con los vehículos y el entorno, que evolucione la ley que permita su venta y que se den solución a preguntas como de quién será la responsabilidad en caso de accidente, cómo se evitará un posible ciberataque del vehículo. Los fabricantes más importantes que trabajan en la conducción autónoma como Bosch y Continental vaticinan que no veremos coches sin conductor en nuestras carreteras hasta el año 2025 o 2030.

Serás un conductor conectado si tienes las
APPs de RACE en tú móvil.
¡Descárgatelas ya!

ENLACES RELACIONADOS