ENERO FEBRERO 2021

Ayudar antes… y ayudar mejor 2

Ayudar antes… y ayudar mejor

La transformación digital se ha convertido en una de las grandes claves del crecimiento del RACE, que desde hace años viene aplicando soluciones tecnológicas de...
Borrador automático 26

El RACE saca músculo ante ‘Filomena’

El RACE atiende más de 1.500 expedientes de coches atascados por la borrasca ‘Filomena’, lo que supone un incremento del 671% más con respecto a las mismas fech...
Reinventando el coche 6

Reinventando el coche

La actualización de los modelos ya no se limita al ‘lavado de cara’, sino a un auténtico cambio tecnológico que hace que las actualizaciones aporten mucho más q...
En coche por la Sierra de Aracena

En coche por la Sierra de Aracena

Pueblos blancos, castillos medievales, casas mudéjares, dehesas… Y un manjar único: el jamón, que, en estos primeros meses del año, empieza el ciclo de este pro...
Lugares para los amantes del miedo 1

Lugares para los amantes del miedo

El Bosque de Hoia-Baciu en Rumanía, el Palacio de los Hornillos en cantabria, las catacumbas de París, la Colina de las Cruces en Lituania y el Dragsholm Slot e...
Camboya, heredera del Imperio Jemer 1

Camboya, heredera del Imperio Jemer

Al fascinante complejo histórico de Angkor, Camboya suma a su oferta para viajeros la posibilidad de explorar el río Mekong hasta el lago Tonle Sap, una fuente ...
Extreme E, los rallies llevados al extremo

Extreme E, los rallyes llevados al extremo

El nuevo campeonato de coches eléctricos fundado por Alejandro Agag arrancará en 2021 y visitará lugares como el Lago Rosa de Senegal, la Patagonia o el Amazona...
Lo que el año nuevo nos depara 6

Lo que el año nuevo nos depara

Comienza la llegada de los híbridos y eléctricos para todos los gustos y de todos los tamaños y en este 2021 veremos una pasarela de modelos muy atractivos. ...
35 años de la llegada de Windows 1

35 años de la llegada de Windows

El sistema operativo de Microsoft ha cumplido 35 años desde que viera la luz en 1985 y el sistema operativo que revolucionó la informática personal ha habido mu...
Oda al amor propio

Una oda al amor propio

Una escapada a un hotel con spa o darse el lujo de adquirir un buen aceite para degustar en casa son algunos de los caprichos que uno se puede dar aunque no ten...
Apps para dar la nota en los exámanes

Apps para dar la nota en los exámanes

¿Quién dijo que las aplicaciones no pueden ayudar a estudiar? Estas son algunas de las apps que te ayudarán a preparar los trabajos y exámenes que se avecinan e...
Un 2021 con más deporte que nunca

Un 2021 con más deporte que nunca

Juegos Olímpicos, Eurocopa, Copa América, Fórmula Uno, MotoGP… Si la pandemia lo permite, el presente año será el más deportivo de la historia. TEXTO: IBAN G...
La revista de los socios del RACE
viajes excepcionales

Al fascinante complejo histórico de Angkor, Camboya suma a su oferta para viajeros la posibilidad de explorar el río Mekong hasta el lago Tonle Sap, una fuente inagotable de vida y aventuras típicamente asiáticas.

TEXTO Y FOTOS: JOSÉ MARÍA DE PABLO

Una enorme arteria fluvial atraviesa Camboya de norte a sur. Es el río Mekong, con más de 4.500 km de longitud, el octavo río más largo del planeta, una auténtica bendición que regala vida a millones de seres humanos que han encontrado en su cuenca una inmensa fuente de riqueza desde tiempos inmemorables.

El caudal del río durante la época de monzón, de mayo a octubre, es tal que el mar es incapaz de absorberla y una parte importante se abre paso contracorriente para formar un lago en el centro del país, el lago Tonle Sap.

La civilización que se desarrolló en este entorno fluvial y que da forma y sentido a la actual Camboya es la Jemer, una cultura milenaria que abarca todas las áreas del conocimiento, siendo la arquitectura la que más llama la atención de los visitantes. El máximo ejemplo de ella es la mítica ciudad de Angkor, cuyas majestuosas ruinas se pueden visitar a las afueras de Siem Reap.

La manera más auténtica de llegar hasta las puertas de Angkor es embarcarse en alguno de los cruceros fluviales que parten desde Phnom Penh, la capital del país y punto de inflexión del Mekong. Una parte de sus aguas seguirán su curso hacia el delta, mientras que otras subirán contra natura hasta el lago, formando un ramal fluvial por el que los barcos navegan durante la temporada de monzones.

La manera más lógica de descubrir este universo de vida lacustre es embarcarse en un crucero que durante tres días de travesía permite conocer el estilo de vida de los pueblos ubicados en las orillas, gentes humildes que viven principalmente de la pesca y el cultivo de estas inundables y fértiles tierras que dan hasta tres cosechas de arroz al año.

Una excepción son los plateros de Koh Chen, un pueblo donde viven familias enteras dedicadas a este negocios durante generaciones. Sus talleres están abiertos al público, al que muestran orgullosos tanto sus habilidades fundiendo metales como el resultado final, objetos tan preciados que el mismo rey de Camboya los elige como regalo oficial para los mandatarios extranjeros de visita en el país.

Lago Tonle Sap en Mekong.
« 1 de 10 »

Alejada de todo protocolo regio es la experiencia que encontraremos adentrándonos en cualquiera de los pueblos de la orilla, ya sea a bordo de un tuk tuk, o recorriendo en bici los caminos de tierra que comunican las aldeas y campos de cultivo. El puerto de Kampong Chhnang es perfecto para vivir esta experiencia. Allí podremos encontrarnos con los últimos recolectores de azúcar de la palmera y descubrir la alfarería tradicional, donde es posible conocer in situ los secretos de las técnicas heredadas de los antiguos jemeres.

La escena más buscada en el lago hay que buscarla en los pueblos flotantes, unos 170 aproximadamente. Lanchas motoras se mueven por las avenidas fluviales habitadas por nómadas que viven de la pesca hasta que llegue la temporada seca, momento en el que tendrán que trasladarse con su casa allá donde el Mekong les permita.
Los canales de Moat Khla ofrecen un bonito paseo donde se pueden ver tanto palafitos como casas flotantes entre las que se han construido pasillos de tierra firme por donde los niños pedalean, juegan y corren siguiendo la estela de las lanchas de los visitantes que observan atónitos el escenario de su rutina diaria.

En medio de todo este panorama fascinante, llaman la atención las escuelas y pagodas, algunas de las estructuras fijas construidas sobre postes de frágil apariencia. Al contrario, las tiendas, fruterías o ultramarinos, son sencillas barcas rebosantes de mercancías que acuden allá donde se les necesita.

La ciudad perdida de Angkor
Lo mejor de este viaje llega al desembarcar a las afueras de Siem Reap, histórica capital jemer que ha recobrado vida con el boom del turismo. En sus afueras se encuentra una de las maravillas de la antigüedad en el sudeste asiático, las ciudad perdida de Angkor, el complejo religioso más grande del mundo redescubierto por los arqueólogos franceses en el siglo XIX.

Abandonada desde el siglo XV tras la derrota de los jemeres ante los siameses, la ciudad y sus templos fueron engullidos por la selva. Distribuidos por una superficie inabarcable, restos de estructuras se encuentran por doquier, pero de todo el complejo destacan tres templos especialmente espectaculares: Angkor Wat, Ta Prohm y Angkor Thom.

La bicicleta o el tuk-tuk son los medios de transporte más recomendados para moverse dentro de este complejo arqueológico construido a una escala digna de emperadores y dioses.

Templo Ta Prohm de Angkor.
« 1 de 5 »

El primero de los lugares imprescindibles es Angkor Wat, símbolo nacional representado en la bandera camboyana, el único de todos los templos que nunca fue abandonado. Todo en él gira en torno a su torre central, representación el Monte Meru, el centro del Universo según el hinduismo, religión que en Camboya se mezcla con el budismo.

Cada mañana miles de personas acuden a ver la salida del sol contra la silueta de sus tres torres reflejadas en el estanque, aperitivo visual a una jornada entera en su interior descubriendo recovecos y delicados bajorrelieves en los que conocer detalles de la vida en la corte, los templos o el trabajo en el campo durante el Imperio Jemer
A sólo tres km de Angkor Wat está Ta Prohm, lugar de enterramiento de la madre de un rey literalmente engullido por un bosque de secuoyas de más de 400 años. Famoso por ser el escenario de las aventuras de Lara Croft encarnada por Angelina Jolie en la película Tomb Raider, éste es un lugar mágico en el que hay que perderse para encontrar rincones enigmáticos semiocultos en donde no es extraño encontrarse con monjes budistas de paseo, lo que añade aún más misterio a la visita.

Más sorpresas nos esperan en Angkor Thom, el enorme recinto amurallado al que se accede cruzando una de sus cinco puertas, todas ellas conducen al Prasat Bayon, un complejo en el que se ubican los 216 rostros gigantes de Buda, esculpidos en diferentes actitudes.

Phnom Penh, la capital
Conocida como la Perla de Asia, Phnom Penh es una ciudad agradable equipada con grandes avenidas y bulevares planificados durante el dominio francés de un territorio que se conoció como Indochina.

Su principal monumento, el Palacio Real, sigue siendo la residencia oficial de Sihamoni, el Rey de Camboya. En su interior se visitan dos estancias, el Salón del Trono, en el que aún se celebran las ceremonias oficiales más importantes; y la Pagoda de Plata, con su suelo de baldosas elaboradas con dicho metal, en donde se veneran dos estatuas, el Buda Esmeralda de Camboya, tallado en cristal de Lalique, y el Buda Dorado, de oro macizo cubierto de 9.584 diamantes.

Embarcadero del río Mekong, en Phnom Penh.
« 1 de 5 »

Al margen de los modernos rascacielos que los inversores extranjeros están construyendo en la ciudad, el punto más alto de Phnom Penh, en realidad una colina de 27 metros, es también el más antiguo, ya que fue en ella donde según la leyenda se fundó.
Una anciana llamada Penh encontró cuatro estatuas de buda arrastradas por la corriente del Mekong. Para salvaguardarlas, construyó en la colina que hoy lleva su nombre una pagoda. Los habitantes de Phnom Penh siguen honrando su memoria haciendo ofrendas florales o comestibles a los espíritus cuando precisan que éstos les hagan favores.

Menos zen es el tercer lugar de visita obligada en esta ciudad. Se trata de Tuol Sleng Prey, el instituto convertido en la Prisión de Seguridad S-21, uno de los 167 centro de tortura que crearon los Jemeres Rojos entre 1975 y 1978 para acabar con todo atisbo de disidencia a su paranoia política.

Con el fin crear un país nuevo, libre de ideas ajenas a una peculiar versión del comunismo, Pol Pot llevó a cabo un genocidio que empezó por trasladar forzosamente a la población urbana al campo, encarcelando y ejecutando en masa a intelectuales y disidentes. El Instituto se ha conservado tal y como lo dejaron los Jemeres Rojos. Además de las asfixiantes celdas, en su interior se visita una muestra de fotografías de las víctimas tomadas por los verdugos. Se trata de una visita muy dura, pero necesaria, una lección para que las futuras generaciones no repitan los errores y horrores de las pasadas.

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR
Qatar Airways
vuela a Pnom Penh y Siem Reap desde Madrid y Barcelona. I/V desde 435 €. La agencia de viajes Nuba crea viajes personalizados por todo el territorio de Camboya.

Camboya, heredera del Imperio Jemer

Belmond La Residence d’Angkor

DÓNDE DORMIR
Raffles Hotel Le Royal
. Un 5 estrellas en Phnom Penh. con casi un siglo de vida. Totalmente reformado, la piscina y el ambiente colonial son dos de sus puntos fuertes.
Rosewood Hotel Phnom Penh. Lujo asiático a la última, ocupa las últimas 14 plantas de Vattanac Capital Tower, el edificio más alto de Camboya.
Phum Baitang Resort. En las afueras de Siem Reap, este hotel de lujo ofrece villas camboyanas de lujo en medio de un arrozal.
Belmond La Residence d’Angkor. En pleno centro de Siem reap, este hotel es sinónimo de tranquilidad en una atmósfera que mezcla lo colonial con la arquitectura tradicional camboyana.

DE CRUCERO
Aqua Mekong
ofrece los mejores cruceros fluviales entre Phnom Penh y Siem Reap, además permite continuar viaje hasta Ho Chi Minh, Vietnam. El barco cuenta con 20 camarotes de lujo y un tripulante por cada pasajero. La ruta dura tres días, e incluye experiencias tanto en tierra como a bordo con gastronomía con estrella Michelin.

Si quieres viajar a Camboya o hacer otros viajes excepcionales, pulsa AQUÍ

VIAJESRACE