SEPTIEMBRE OCTUBRE 2019

Borrador automático 14

Más camiones que nunca

El fin de semana del 5 y 6 de octubre se celebra en el Circuito del Jarama - RACE el XXXIII Gran Premio de Camión de España, además del Campeonato de España de ...
Noruega, viaje al corazón de los Fiordos

Noruega, viaje al corazón de los Fiordos

Recorremos el fiordo más espectacular de Noruega partiendo de Bergen y parando en miradores  de vanguardia, pueblos vikingos, iglesias medievales, glaciares y p...
Pueblos con encanto y brujas 6

Lugares con encanto y brujas

Gatos negros, aquelarres, escobas en los balcones, brujas, chimeneas humeantes, meigas… España está llena de localidades con leyendas mágicas TEXTO: JAVIER V...
Propuestas otoñales 6

Propuestas otoñales

Los fabricantes de vehículos preparan las presentaciones de sus nuevos modelos en un mercado que ha frenado sus ventas pero que sigue ofreciendo muchas alternat...
Drones, mucho más que un juguete

Dron, más que un juguete

Se calcula que en Europa había, en 2017, más de 27.000 drones comerciales a los que se les dan usos tan variopintos como controlar el tráfico, para sobrevolar c...
La guerra de los ECO 6

La guerra de los ECO

A gas o un híbrido, las dos alternativas para entrar sin limitaciones en todas las ciudades españolas durante los episodios de alta contaminación. TEXTO: J. ...
Un restaurante para comerse la historia

Un restaurante para comerse la historia

Noor es el proyecto personal que Paco Morales cuya propuesta culinaria se centra en la inspiración andalusí con las técnicas más actuales, pero con los sabores,...
Descanso perfecto para cargar pilas

Descanso perfecto para cargar pilas

Con la llegada del otoño es el momento de hacer una escapada al hermoso paisaje montañoso de Cantabria con bosques, senderismo, turismo rural y la tranquilidad ...
Borrador automático 13

30 años sin el muro de la vergüenza

La madrugada del 10 de noviembre se celebra el trigésimo aniversario de la caída del muro que separó Berlín y el mundo durante 28 años entre 1961 y 1989. TEX...
Las apps que deben conocer los padres 6

Las apps que deben conocer los padres

Hay muchas aplicaciones pero sólo algunas son imprescindibles para ayudarte en tu día a día, para comunicarte con tus amigos o para almacenar información. TE...
En bicicleta o patinete, con cabeza 9

Tu seguridad es lo primero

Si te vas a mover por la ciudad en bicicleta o patinete, hazlo con seguridad.  El casco es el elemento más importante, y aquí compartimos algunas opciones TE...
Momento decisivo para los Mundiales 5

Momento decisivo para los Mundiales

Emoción en la recta final de los Mundiales. En la Fórmula Uno, Lewis Hamilton tiene muy encarrilado el título con un buen puñado de puntos de venataja sobre su ...
La revista de los socios del RACE
gastronomía

Noor es el proyecto personal que Paco Morales cuya propuesta culinaria se centra en la inspiración andalusí con las técnicas más actuales, pero con los sabores, aromas y sutilezas de aquel entonces

TEXTO: JAVIER VARELA

Si algo tiene claro el chef Paco Morales es que el futuro de la alta cocina de vanguardia está en la mirada al pasado. Tras pasar por los fogones de El Bulli, Mugaritz, el Hotel Hospes Madrid, y hacerse cargo del restaurante del Hotel Ferrero en Bocairent (Valencia), donde obtuvo una estrella Michelin, apostó hace cinco años “por un proyecto personal junto a mi mujer”. Habla del restaurante Noor en el que reinterpreta por primera vez la gastronomía andalusí en clave de alta cocina y por el que ha conseguido una estrella Michelin. “Es un proyecto tan gastronómico como cultural”, explica Morales. “He tomado los ingredientes de aquella época, los he hecho míos y les he dado un giro para ponerlos en clave actual”, añade.

Un restaurante para comerse la historia 1

Paco Morales, en su restaurante Noor.

Para llevar a cabo este proyecto, Paco Morales ha tenido que ponerse en manos del mundo académico “que nos ayudan y nos dan pistas, pero luego está mi trabajo premio de selección de lo que quiero y cómo quiero hacerlo y me siento libre”. “De alguna manera ‘utilizo’ a los documentalistas e historiadores para que nos den ingredientes que son píldoras históricas que podemos completar con otras cosas”, añade el cocinero. Porque es importante aclarar que nadie espere una receta del siglo XIV en su plato. “Me inspiro en los ingredientes de la época más que en los platos. Estudio cómo comían, como vivían, el aspecto sociológico…”, señala para explicar que contextualiza las recetas que recupera de siglos pasados. “Es imposible ser fiel a las recetas de entonces. Por ejemplo, el bacalao. Ellos lo escaldaban durante 30 minutos pero hoy en día es impensable. Pero claro, en la época, no había neveras, el pescado escaseaba y llegaba desde la costa putrefacto. Intentas respetar el concepto”, explica Morales.

Por eso en su cocina no se encuentran ingredientes tan básicos como la patata, el aguacate y el tomate: “Hay gente que cree que nos limita es al contrario, nos obliga a agudizar el ingenio y la creatividad”, señala. En su trabajo con la historiadora Rosa Tovar, Paco Morales ha recuperado elementos como la algarroba (sustituta del cacao) y conceptualizando creaciones sublimes como botarga de garum andalusí o karim de almendra tostada, erizo del Sáhara y manzana verde con zumaque. Pero aunque la historia es una de las patas más importantes de Noor, pero no la única. “Muchas veces se da por hecho, el concepto de excelencia y de trabajar muy duro y día a día junto con el equipo el arte de servir una mesa que muchas veces se nos olvida”, señala Morales. “Está claro que es importante que se saquen buenos platos, menús y secuencias, pero también es muy importante cómo se sirve el vino y el resto de cosas que componen el servicio de un restaurante”. Matiza el cocinero cordobés.

Espincas, queso de oveja, nueces frescas y romero.
« 1 de 7 »

Morales nació en los fogones de El asador de Nati, el negocio de su familia en La Fuensanta. “Como no fui muy buen estudiante desde los 11 años me tocó pringar y a los 15 me tocó hacer a mano la masa de la pizza y mi padre me vio maneras”, recuerda. “Me vio inquietud, ganas, pasión… aunque eso me lo dijo 15 años después”, matiza entre risas. De hecho su padre le recuerda que a pesar de lo mal estudiante que era “ahora me paso el día entre libros buscando información para añadir a mi cocina”, confiesa.

En la cocina se come con el paladar pero también con la vista y Paco Morales lo sabe bien. “Está todo unido, si hablas de refinamiento y de una cultura que estaba por encima del resto, hablamos de refinamiento, de elegancia, del menos es más”, reconoce el chef. “El color en el plato es muy importante y el ambiente del restaurante es un espacio con poca decoración porque lo importante es el cliente y la mesa en blanco para ir presentando al cliente los platos como si fuera un lienzo”, añade.

Un restaurante para comerse la historia 2

Karim de Almendra tostada, erizo del Sáhara y manzana verde con Zumaque.

Pero la cocina de Noor y de Paco Morales no se detiene y ya piensa en la nueva temporada que ha comenzado este mes de septiembre “con el siglo XIV”. “Es muy interesante porque el siglo XIV es una época muy melancólica para nosotros porque fueron expulsados los últimos hispano-musulmanes de la península ibérica y vamos a contar la antesala de América”, confiesa. “Es un momento crucial en nuestro proyecto porque tenemos cocina con toques árabes, cristiano y hebreos. Las tres culturas están reflejadas de forma fascinante y la cocina andaluza antigua. Se trata del menú que se llevaron los españoles a América para el Descubrimiento, donde el gran protagonista será el cerdo ibérico. La base de lo que es la cocina andaluza actual”. Y todo ello en tres menús diferentes, corto, mediano y largo. Da igual el que elijas porque en todos comes un pedacito de historia.