COMPARTE

13/04/2014

La importancia del sentido inverso a la marcha

La importancia del sentido inverso a la marcha

sentido_inverso

Una silla en sentido inverso reduce hasta en un 75% el riesgo de sufrir lesiones graves.

Para informar a padres y tutores sobre la seguridad de los menores, RACE y CYBEX lanzan la 2ª campaña, que cuenta con la distribución de más de 500.000 folletos para los usuarios, en los que se recogen los consejos más importantes a la hora de comprar una silla de seguridad, los consejos de uso, la importancia de colocar al niño en sentido inverso a la marcha, así como un decálogo con los elementos más importantes que deben tener en cuenta los padres a la hora de viajar en el vehículo con los pequeños.

El énfasis de estos materiales se ha puesto en un mensaje: hay que llevar al niño en sentido inverso a la marcha al menos hasta los 2 años de edad.

EL NIÑO SUFRE MENOS LESIONES EN SENTIDO INVERSO A LA MARCHA

Llevar a los niños en sentido inverso a la marcha supone una mejora en la seguridad de los niños en caso de impacto. Si tuviéramos que definir la fisionomía de un niño ante un impacto o un frenazo brusco sería la de una cabeza pesada con un cuello frágil. Por ello, los estudios revelan que llevar a los niños en sentido inverso a la marcha en los asientos traseros hasta como mínimo los dos años, o hasta el máximo de peso y de altura autorizados por el fabricante para esa silla, ayuda a reducir hasta cinco veces el riesgo de sufrir lesiones graves.

En un impacto en sentido de la marcha, el niño se desplaza hacia delante y es retenido por el arnés, provocándole tensiones muy altas en el cuello, la columna vertebral y los órganos internos.Si la fuerza es muy grande, puede provocar incluso lesiones graves en la columna vertebral. Por el contrario, cuando viajamos en sentido inverso a la marcha, las fuerzas provocadas por la desaceleración se distribuyen a lo largo de la columna vertebral, la cual descansa sobre el respaldo del asiento, y ni el cuello, ni la propia columna, ni los órganos internos son sometidos a fuerzas tan altas.

Impacto con un sistema de retención infantil en sentido de la marcha.

Hasta como mínimo los dos años, o hasta los límites que establezca el fabricante, coloque al pequeño en sentido inverso de la marcha. Mejorará su seguridad.

Tras el análisis de los resultados de las pruebas de impacto, la recomendación de RACE, CYBEX y la DGT es llevar siempre al niño en una silla orientada en sentido inverso a la marcha hasta al menos los 2 años, o hasta la recomendación del fabricante, y retrasando el cambio al grupo superior todo lo que pueda. En el caso de necesitar llevar al pequeño en la plaza delantera del vehículo, en un sistema de retención en sentido inverso a la marcha, se debe desconectar SIEMPRE el airbag frontal del pasajero para evitar daños en el pequeño.

DECÁLOGO DE LA SEGURIDAD INFANTIL

A la hora de comprar una silla infantil, tenga en cuenta:

  • Busque en la silla la etiqueta de homologación europea (con la referencia a la norma R44/04).

  • Consulte los informes que los clubes automovilísticos publican anualmente con pruebas de seguridad y uso de los sistemas de retención infantil. Los test de los últimos años están disponibles gratuitamente en www.race.es

  • Utilice el sistema que mejor se adapte al peso y la estatura del niño, y verifique el anclaje de la silla (cinturón o Isofix).

  • Compruebe también el anclaje que equipa su vehículo (cinturón de seguridad, Isofix, asiento integrado…).

Para garantizar su uso correcto, lea las instrucciones del fabricante.

  • En el vehículo, el niño debe ir siempre en una sillita.

  • La silla debe estar firmemente sujeta, sin holguras, con el reposacabezas y los arneses ajustados al niño.

  • Si tiene que colocar al niño en el sentido de la marcha, elija una silla con cojín de seguridad y evitará el riesgo de que el niño saque los brazos de los arneses y quede desprotegido.

  • Si la instalación de la silla es en sentido inverso a la marcha, desconecte el airbag frontal de pasajero.

  • Todos los ocupantes del vehículo, carga o mascotas que transportemos a bordo deben ir correctamente sujetos o separados de los pasajeros.

  • No llevar sistema de retención infantil cuando sea obligatorio supone retirada de tres puntos del permiso y multa de 200 euros.

Galería Multimedia