MARZO ABRIL 2020

RACE, la mejor asistencia mecánica y jurídica 1

El RACE sigue en marcha

Si tu coche no arranca tras el confinamiento, el RACE lo pone en marcha gracias a su asistencia mecánica que, como la jurídica, cuenta con los mejores profesion...
Platos para pecar en Semana Santa 5

Platos para pecar en Semana Santa

Potaje, bacalao al pil pil o torrijas son platos típicos de esta época del año y con ingredientes básicos y recetas perfectas para hacer en familia en tiempos d...
Urueña, una trinchera de papel

Urueña, una trinchera de papel

Urueña presume de un proyecto cultural que la convirtió en 2007 en la 'Villa del Libro' con sus diez librerías y cinco museos para sus 180 habitantes TEXTO: ...
Medio siglo después, The Beatles

Medio siglo después, The Beatles

El 10 de abril de 1970 Paul McCartney anunció ante la incredulidad general que el grupo se separaba. 50 años después la banda de Liverpool sigue sonando en todo...
Navarra Gourmet, para comer y beber 1

Navarra Gourmet, para comer y beber

Los pinchos, las verduras o el vino navarro conforman la columna vertebral de una ruta gastronómica que recorre de norte a sur la comunidad foral. En este viaje...
Coches de diario para tiempos de crisis 6

Coches de diario para tiempos de crisis

Urbanos y polivalentes, los fabricantes trasladan todo el potencial tecnológico a esos automóviles que son mayoría en el asfalto y con un rendimiento óptimo. T...
El RACE, prescriptor de la movilidad

El RACE, prescriptor de la movilidad

El Observatorio RACE de Conductores quiere conocer las opiniones, propuestas e inquietudes de los más de 26,3 millones de conductores de España. TEXTO: JAVIE...
Borrador automático 20

Gigantes y exclusivos a todo lujo

Grandes, vistosos, deportivos, eléctricos o de combustión, el lujo, el diseño y la exclusividad no están reñidos con el tamaño y el disfrute. TEXTO J. LUIS ALV...
Un hotel para dejar la mente en blanco 1

Un hotel para dejar la mente en blanco

Kinedomus es una casa en movimiento en la que descubrir la meseta castellana y zambullirse entre chorros de agua y cascadas. TEXTO: JAVIER VARELA En campo...
Tu móvil te ayuda a compartir gastos

Tu móvil te ayuda a compartir gastos

Cada vez más aplicaciones ofrecen a los usuarios facilidades de todo tipo a la hora de compartir gastos o realizar movimientos bancarios desde el dispositivo mó...
Seguridad Vial desde casa 3

Seguridad Vial, también desde casa

El RACE, a través de la gestión centro internacional de formación en Seguridad Vial de las Naciones Unidas (CIFAL Madrid - RACE), propone a los conductores mejo...
Resetéate en 24 horas 7

Cómo resetearte en 24 horas

Dar un respiro al cuerpo y la mente es muy necesario y más cuando termine el tiempo de confinamiento. Aquí algunas opciones para poder llevarlo a cabo de forma ...
El RACE te ayuda a que te quedes en casa 1

El RACE te ayuda a que te quedes en casa

Los socios pueden disfrutar de ventajas y descuentos del 10% en JUST EAT para disfrutar de la mejor cocina internacional sin moverte del salón. TEXTO: JAVIER...
La revista de los socios del RACE
viajes excepcionales

Las milenarias ciudades de Asia Central, donde convergieron caravanas de mil camellos, invitan a un viaje repleto de ensoñaciones.

TEXTO Y FOTOS: PEDRO GRIFOL

Aprender de esta antigua parábola puede sernos útil: Cuenta la leyenda que cierto rey convocó a sus consejeros y les dijo: “Quiero encargar un anillo, en el que deseo grabar una frase para que me inspire en los momentos más desesperados. Una frase que me ayude cuando me sienta perdido”. Y los sabios del reino se pusieron a pensar las frases más eruditas… Pero, finalmente, ninguna convenció al rey.

Como suele ocurrir en los cuentos, apareció, de no se sabe dónde, un anciano que transmitía seguridad y sabiduría; y le dijo al rey: “Ha llegado a mis oídos que busca una frase que le sirva en las situaciones más complicadas de la vida. Yo tengo la frase”. El rey, impulsivo, quiso conocerla de inmediato, pero el anciano le dijo que no podía saberla hasta que no estuviera en una situación desesperada.

Y como también sucede en las leyendas, y sin saber muy bien por qué, pero sintiendo la certeza de que debía seguir el consejo del anciano, el rey encargó grabar la misteriosa frase en el anillo.

Uzbekistán, encrucijada de la mítica Ruta de la Seda 2

Mausoleo Gur Emir Tamerlán en Samarkanda.

Tiempo más tarde, el rey se vio metido en una gran emboscada. Estaba desesperado. Huía a caballo por el bosque tratando de escapar de quienes le perseguían. Se detuvo al borde de un precipicio y miró el texto grabado en el anillo. Decía: “Esto también pasará”.
El desconcierto que sintió en un primer instante, se transformó en calma y casi de manera automática respiró profundamente, aliviado. Los enemigos que lo perseguían se perdieron en el bosque… o se equivocaron de camino.

Y así sucedió. Aquella situación pasó, y el rey se salvó.

Absolutamente todo es pasajero, ya sea bueno o malo. No siempre vamos a estar bien y a su vez no siempre vamos a estar mal. Nada es eterno, nada dura para siempre… Esta es la moraleja.

Ya podrán suponer los lectores a qué viene este cuento. En el momento de escribir esta crónica viajera, ya son más de setenta los países a los cuales no podemos viajar los españoles, y hay que aceptarlo, porque hacer turismo también es una manera de aprender.

Mezquita de Juma en jiva.
« 1 de 9 »

Este número, AUTOCLUB había elegido viajar a uno de esos países lejanos, míticos, mágicos… un país de esos que aparecen en ‘Las mil y una noches’. Mañana no podemos ir… pero iremos. Por eso hemos optado por priorizar información antes que aconsejar un itinerario turístico.

Uzbekistán es, probablemente, el país de las cinco repúblicas ex-soviéticas que terminan con el sufijo ‘stán’ (que en persa significa ‘lugar de’) que en los últimos años más ha caminado en la senda de la democracia. La primera impresión al pisar tierra uzbeca es que todo funciona, es decir: calles limpias, hoteles recién inaugurados, monumentos restaurados. Llama la atención la cantidad de barrenderos/as que se emplean a conciencia en su quehacer. Debe ser herencia del período comunista: si no tienes trabajo, te dan una escoba para barrer calles, arreglar zanjas… o reparar bordillos. Sueldos (en general) bajos, eso sí; pero por lo menos tienen un salario que paga el estado y una casa. No hay grupitos de ociosos en las esquinas, y tampoco se ve policía intimidatoria. En el metro de Tashkent, la capital, pueden registrarte la mochila -control de seguridad (eso está bien)-. Es un estado laico, con una mayoría (en teoría) musulmana que no es practicante. Después de la Independencia -el país es un estado independiente desde 1991- algunos grupos islámicos intentaron monopolizar la religión y hubo atentados con la firma del radicalismo islámico, pero el estilo ‘mano dura soviética’ (que aun imperaba) solucionó el tema sin contemplaciones y con operatividad radical.

Las mujeres no se tapan la cara. La última moda, entre las más jóvenes, es pintarse las cejas bien destacadas y con el entrecejo casi unido… que resulta exótico; y las más mayores se adornan la dentadura con fundas de oro, aunque ya resulte un signo de estatus social anticuado. El índice de analfabetismo se considera cero y la educación es obligatoria hasta los dieciocho años. Los estudiantes universitarios cobran un pequeño salario.

El té es la bebida nacional, pero también elaboran muy buena cerveza… ¡y vino desde siempre!

La gastronomía ¡sobresaliente! El plov, plato nacional -comparable solo a nuestra paella- es espectacular.

Estas breves pinceladas socio-políticas (con toques gastro), vienen a cuento para explicar que la seguridad que acompaña al turista es efectiva, y que viajar a este país, cuando se levante la justificada prohibición por mor de la crisis del COVID-19, puede ser una buena idea.

Vista general de Bujara.
« 1 de 7 »

Hay mucho que ver en Uzbekistán: Samarkanda, la capital de Tamerlán; con su gran plaza Registán, la de las tres madrazas cubiertas de oro y azul; la gran mezquita Bibi Khanym, que ordenó construir la esposa china de Tamerlán; el mausoleo Shah i-Zinda, con sus obras maestras de arquitectura funeraria; y el observatorio de Ulugh Beg… es, sin duda, la ciudad más relevante que ostentó como etapa la llamada Ruta de la Seda. Por esta fascinante ciudad, cargada de historia, pasaron Alejandro Magno en el 329 a.C.; Gengis Kan, en 1221; El Gran Tamerlán, en 1370; los hunos en el siglo V; los turcos en el siglo VI; los árabes en el siglo VII; los rusos en 1868… y finalmente los soviéticos revolucionarios.

Y la fascinante ciudad de Bujara (pronúnciese aspirando la ‘j’), con su fortaleza y el imponente minarete de Kalon, del cual Gesgis Kan quedó tan asombrado al verlo que lo ‘indultó’ de su furia destructora.

Y Jiva, última etapa de las caravanas antes afrontar el desierto camino de Persia; con su antigua Ichon-Qala, la ciudad amurallada.

Uzbekistán: desiertos, mezquitas, madrasas, mausoleos, bazares, especias ¡y frutos! El español Ruy González de Clavijo, embajador del rey de Castilla, Enrique III, que en 1403 pasó por esta ciudad en misión diplomática, dejó escrito en su libro de viajes: “Samarkanda es una nobilísima y gran ciudad en la que se encuentran bellísimos edificios y jardines, y todos los frutos que el hombre puede desear”.

Solo para contemplar los rayos de sol como pintan reflejos en las fachadas de los edificios de la plaza Registán, el escenario público más bello de Asia, y puede que de todo el mundo, merece la pena conocer este soñado país de ‘Las mil y una noches’… cuando sea, porque, recuerde: “Esto también pasará”.

Pueden ir preparando el viaje para cuando ‘esto’ haya pasado y el turismo se recupere, que si no puede ser en Semana Santa o en verano… el otoño es también muy buena época para conocer este país de cuento oriental.Uzbekistán, encrucijada de la mítica Ruta de la SedaGUÍA PRÁCTICA

MÁS INFORMACIÓN:

 

www.uzbekistanairways.com
www.summerwindgsa.com
www.dolorestravel.com
www.travelgallery.es

Embajada de Uzbekistán en España: www.uzbekembassy.es

 

 

Si quieres viajar a Uzbekistán o hacer otros viajes excepcionales, pulsa AQUÍ

VIAJESRACE