MARZO ABRIL 2020

RACE, la mejor asistencia mecánica y jurídica 1

El RACE sigue en marcha

Si tu coche no arranca tras el confinamiento, el RACE lo pone en marcha gracias a su asistencia mecánica que, como la jurídica, cuenta con los mejores profesion...
Platos para pecar en Semana Santa 5

Platos para pecar en Semana Santa

Potaje, bacalao al pil pil o torrijas son platos típicos de esta época del año y con ingredientes básicos y recetas perfectas para hacer en familia en tiempos d...
Urueña, una trinchera de papel

Urueña, una trinchera de papel

Urueña presume de un proyecto cultural que la convirtió en 2007 en la 'Villa del Libro' con sus diez librerías y cinco museos para sus 180 habitantes TEXTO: ...
Medio siglo después, The Beatles

Medio siglo después, The Beatles

El 10 de abril de 1970 Paul McCartney anunció ante la incredulidad general que el grupo se separaba. 50 años después la banda de Liverpool sigue sonando en todo...
Navarra Gourmet, para comer y beber 1

Navarra Gourmet, para comer y beber

Los pinchos, las verduras o el vino navarro conforman la columna vertebral de una ruta gastronómica que recorre de norte a sur la comunidad foral. En este viaje...
Coches de diario para tiempos de crisis 6

Coches de diario para tiempos de crisis

Urbanos y polivalentes, los fabricantes trasladan todo el potencial tecnológico a esos automóviles que son mayoría en el asfalto y con un rendimiento óptimo. T...
El RACE, prescriptor de la movilidad

El RACE, prescriptor de la movilidad

El Observatorio RACE de Conductores quiere conocer las opiniones, propuestas e inquietudes de los más de 26,3 millones de conductores de España. TEXTO: JAVIE...
Borrador automático 20

Gigantes y exclusivos a todo lujo

Grandes, vistosos, deportivos, eléctricos o de combustión, el lujo, el diseño y la exclusividad no están reñidos con el tamaño y el disfrute. TEXTO J. LUIS ALV...
Un hotel para dejar la mente en blanco 1

Un hotel para dejar la mente en blanco

Kinedomus es una casa en movimiento en la que descubrir la meseta castellana y zambullirse entre chorros de agua y cascadas. TEXTO: JAVIER VARELA En campo...
Tu móvil te ayuda a compartir gastos

Tu móvil te ayuda a compartir gastos

Cada vez más aplicaciones ofrecen a los usuarios facilidades de todo tipo a la hora de compartir gastos o realizar movimientos bancarios desde el dispositivo mó...
Seguridad Vial desde casa 3

Seguridad Vial, también desde casa

El RACE, a través de la gestión centro internacional de formación en Seguridad Vial de las Naciones Unidas (CIFAL Madrid - RACE), propone a los conductores mejo...
Resetéate en 24 horas 7

Cómo resetearte en 24 horas

Dar un respiro al cuerpo y la mente es muy necesario y más cuando termine el tiempo de confinamiento. Aquí algunas opciones para poder llevarlo a cabo de forma ...
El RACE te ayuda a que te quedes en casa 1

El RACE te ayuda a que te quedes en casa

Los socios pueden disfrutar de ventajas y descuentos del 10% en JUST EAT para disfrutar de la mejor cocina internacional sin moverte del salón. TEXTO: JAVIER...
La revista de los socios del RACE
parada y fonda

Kinedomus es una casa en movimiento en la que descubrir la meseta castellana y zambullirse entre chorros de agua y cascadas.

TEXTO: JAVIER VARELA

En campos de Castilla, camino Soria, encontramos un alojamiento en el que nada queda al azar y en el que su propuesta de descanso activo se basa en la idea de mezclar el kine (movimiento) greigo y el domus (casa) latino. Con esa idea el empresario Samuel Brogueras creó y gestiona este hotel en Aranda de Duero. Kinedomus es un hotel con encanto perfecto para descansar, relajarse y dejar la mente en blanco. Una casa del movimiento en el que descubrir la meseta castellana en caminatas, practicar deportes al aire libre y, después, zambullirse a placer en la piscina climatizada del pequeño balneario, entre chorros de agua y cascadas.

Un hotel para dejar la mente en blanco

En plena Ribera de Duero, donde el vino es protagonista por excepción, se nos presenta un caserón de nueva planta que bien podría parecernos de cartón piedra pero que deslumbra según descubres una piscina minimalista con agua azul transparente. En su interior, aparecen varias habitaciones (con capacidad para 16 personas) en las que no se deja nada a la improvisación y que traslada al huésped a la época victoriana. Habitaciones con muebles clásicos, camas amplias con semidosel, bañera vista junto a la cama y una escribanía de volutas, una bañera a la vista junto a la cama y unas impresionantes vistas la ribera del Duero. Una estancia perfecta para dejarse arrullar en la noche por el sonido del río, único ruido que escucharas durante tu estancia en este hotel.

El bienestar que se respira en Kinedomus se percibe desde que se accede al vestíbulo, donde el olor a flores te embriaga y te invita a permanecer en la pequeña biblioteca el tiempo suficiente para degustar uno de sus libros o conectarse a uno de los ordenadores para recordar que sigue habiendo vida fuera de esas cuatro paredes. Allí cerca, una sala permite ofrecer unos desayunos castellanos, modestos pero sabrosos y que te dan la energía suficiente para arrancar la jornada.

terraza-con-vistas-al-duero-hotel-spa-kinedomus
« 1 de 7 »

Pero la joya de la corona de este hotel se encuentra en su spa-balneario donde realizar un circuito en sus instalaciones (pediluvio, piscina de hidroterapia con jets, cascadas, fuente de hielo, sauna…) o regalarse un fabuloso y reconstituyente masaje (a base de vinoterapia, de aromas frutales, de chocolaterapia, drenaje linfático, de piedras calientes, relajante, deportivo de alto rendimiento…). Todos ellos de la mano de Marta, fisioterapeuta profesional y mujer del propietario. Su gimnasio, en el que poder realizar clases colectivas, no tiene nada que envidiar al de grandes hoteles y su terraza, junto a la piscina exterior, permite al huésped disfrutar del curso tranquilo del río y de su alameda.

Y si te gusta el enoturismo, podrás visitar las bodegas de Aranda del Duero y disfrutar de un recorrido bajo tierra de 7 kilómetros dedicados al producto más célebre de la comarca. Y, como no puede ser menos, disfrutar de un asado que han dado merecida fama culinaria a Aranda de Duero regado por un buen vino de la tierra.