MARZO ABRIL 2021

La eficiencia y un desafío histórico 3

La eficiencia y un desafío histórico

La reforma del Reglamento de Auxilio en Carretera, una oportunidad única para adaptar la normativa a la realidad del siglo XXI. TEXTO: J. LUIS ALVAREZ En los ...
Exclusividad al poder 12

Exclusividad al poder

El mundo del automóvil emprende una carrera inusitada para mejorar sus productos, un esfuerzo titánico para convertirlos en únicos sobre el asfalto- TEXTO: J...
Parques Naturales, refugio en primavera 9

Parques Naturales, refugio en primavera

La naturaleza es el mejor reclamo para disfrutar del turismo, pero en tiempos de coronavirus, nada mejor que visitar los Parques Naturales que ofrece la geograf...
Tu dron tiene nuevas normas que cumplir 4

Tu dron tiene nuevas normas que cumplir

Con 2021 entró en vigor la nueva normativa de la UE para su uso a nivel recreativo y profesional. En función de su masa, el usuario deberá obtener un título par...
Compra, regala y vende con tu móvil 9

Compra, regala y vende con tu móvil

Estas son algunas de las mejores apps disponibles para realizar -y recibir- los mejores regalos sin necesidad de moverte del sofá de casa. Cualquier consejo a l...
Un lujo de escritorio

Un escritorio para dar envidia

Con motivo del día del libro, el 23 de abril, puede ser un buen momento para mimar nuestra zona de trabajo y dotarla de elementos que nos ayuden a inspirarnos c...
Borrador automático 27

El RACE te hace más fácil la espera

Con el servicio RACE SmartDelay, los socios del Club pueden acceder a más de 1.000 salas VIP en más de 500 aeropuertos de todo el mundo. TEXTO: LUCÍA V. ALON...
RACE SOS, siempre pendiente del conductor

RACE SOS, siempre pendiente del conductor

Cuando realizas un trayecto, el RACE siempre está preparado para ayudarte si surge un imprevisto, ahora también gracias a su aplicación RACE SOS. TEXTO: J. G...
Ganas de viajar… seguros

Ganas de viajar… seguros

El RACE lo tiene todo para ayudarte, gracias a su división de Seguros de Viaje, que cuenta con todo lo necesario para cubrir tanto las circunstancias tradiciona...
La revista de los socios del RACE
rutas en coche

Tras los pasos de Dalí, visitamos los lugares que guardan las claves del pintor: Figueres, donde nació; Cadaqués, su refugio; y el castillo de Púbol, la mansión de su musa Gala. En todos estos sitios, además de admirar muchas de sus famosas obras, percibiremos de la curiosa relación que el artista tuvo, durante toda su vida, con el mundo del automóvil.

TEXTO Y FOTOS PEDRO GRIFOL

En la ciudad de Figueres, situada en la comarca del Alto Ampurdán, y a 43 km. de Gerona capital, se encuentra el Teatro Museo Salvador Dalí. “Es evidente que existen otros mundos; pero están en el nuestro, precisamente en el centro de la cúpula geodésica del Museo Dalí, donde está el mundo insospechado y a-lu-ci-nan-te del surrealismo”, fueron las palabras del genial pintor en la inauguración de su fantástico museo, un universo (en verdad alucinante) que fue enriqueciendo y modificando durante buena parte de su vida.

Nada más entrar, lo primero que nos llama la atención es un Cadillac con una opulenta señora erguida en el capó (daliniana representación escultórica de la reina Ester). Se trata de la famosa instalación ‘El Taxi lluvioso’, una performance que mostró por primera vez en la Exposición Internacional del Surrealismo, organizada por André Breton y Paul Éluard en París, en 1938. Es un montaje tridimensional creado por Salvador Dalí con el Cadillac que condujo Gala durante su estancia en Estados Unidos. En el interior del coche vemos sentados dos maniquíes: el chófer, situado en el asiento delantero, que tiene cabeza de tiburón; y colocada en el asiento de atrás hay una mujer en traje de noche. Un sistema hidráulico crea un efecto para que parezca que llueve dentro del coche. La pareja Gala-Dalí sentían especial predilección por la marca Cadillac. El primer coche que compró Dalí fue un modelo exclusivo del cual solo existían seis unidades.

La cúpula geodésica del Teatro Museo Dalí
« 1 de 13 »

Tres de las otras personas que tenían ese modelo eran el presidente de Estados Unidos Franklin D. Roosevelt, el actor Clark Gable… y el gánster Al Capone. El rey del surrealismo pintó en varias ocasiones esa marca de coche. El cuadro más célebre, en el que aparece un Cadillac, se titula ‘Automóvil vestido’, donde crea una nueva disociación de ideas vistiendo al coche con ropajes dignos de una casa de alta costura, otorgándole elegancia y un cierto glamour.

En una biografía sobre el pintor – ‘El Caso Salvador Dalí’, de Fleur Cowles – aparece el siguiente texto: “Dalí siempre tuvo la idea de inventar automóviles. Un día que estábamos almorzando me sugirió la idea de un coche deportivo. Y sé que concertó algunas citas con gerentes de algunas casas automovilísticas para tratar el asunto”.

Según Robert Descharnes, secretario personal de Dalí, el gigante de la industria automovilística General Motors of America le había encargado a Dalí que diseñara un modelo de coche. Dalí hizo su trabajo y creó un nuevo modelo, que se llamaría Cadillac de Gala, y lo envió a la compañía. Pero, cuentan las crónicas de la época, que no recibió respuesta. Con inmensa sorpresa, al año siguiente la General Motors lanzó un nuevo modelo que llamó Cadillac de Gala.  Entonces Dalí, que no se dejaba timar fácilmente, solicitó una indemnización de 10.000 dólares, amenazando que, si no le pagaban, iniciaría una acción judicial. Cuentan también las crónicas de la época, que la General Motors le envió un cheque por el mismo importe sin dilación.

Seguimos con la visita al Teatro Museo Dalí de Figueres porque nunca nos hubiéramos imaginado lo que el poliédrico artista diseñó en su vida hasta que no visitemos su parque temático. Dalí realizó, entre 1941 y 1970, 39 joyas de oro y piedras preciosas por encargo de un diletante del arte, el millonario Owen Cheatham. Las piezas fueron creadas no para lucirlas en cuerpos de mujer, sino para ser expuestas en vitrina. “La vista, el corazón y la mente del espectador darán vida a mis joyas. “Así pues, el espectador será, de-fi-ni-ti-va-mente, el artista final” (palabra de Dalí). Así que siéntase artista y sumérjase en el universo surreal del lujo; porque, después de las últimas adquisiciones, la totalidad este conjunto excepcional de joyas se exhiben de forma permanente en el museo de Figueres.

Publicidad de Dalí y coche Datsun 610 Wagon.
« 1 de 6 »

Los primeros coches pintados
Dalí solía usar imágenes coches en sus obras. La primera vez que pintó un coche fue en una obra temprana: el óleo titulado ‘Bañista’ (1924), donde aparece un Citroën (parece que es el modelo C3 Trèfle); y también en el cuadro ‘La muchacha de Figueres’ (1926), en el que junto a la figura de una mujer, puede verse un anuncio de la casa Ford.

En 1928, en la publicación Manifest Groc, Salvador Dalí se expresó en estos términos: “El maquinismo ha evolucionado el mundo. Se ha formado una sensibilidad posmaquinista. Los artistas actuales han creado un arte nuevo de acuerdo con esta sensibilidad”.

Dalí, como no podía ser de otro modo, enriquece el significado que se le otorga al automóvil, y le infunde su personal simbología. Así aparece un coche fosilizado en el cuadro titulado ‘Monumento imperial a la mujer-niña’ (1929).

Mansiones que inspiran
La segunda parada del recorrido es Portlligat, la casa-museo situada en el pueblo de Cadaqués, en plena Costa Brava. Allí vivieron el pintor y su musa desde 1930 hasta la muerte de Gala en 1982. La casa ofrece una excelente retrospectiva de la vida del artista en un maremágnum de habitaciones repletas de extravagancias decorativas.
Allí pinta Dalí ‘Soledad paranoico-crítica’ (1935), donde aparece un automóvil convertido en roca mientras una rara vegetación comienza a cubrirlo. En ‘Aparición de la ciudad de Delft’ (1936), Dalí rinde homenaje a Jan Vermeer y su ciudad natal; y traslada los edificios pintados por el pintor holandés a su propio cosmos: el Ampurdán catalán… mientras aparece en el espacio un coche Hudson 8 Coupé (de 1934). Surreal total.

Al principio de la década de 1970, el fabricante de coches japonés Datsun Motor Company encargó a varios artistas contemporáneos que diseñaran la publicidad para introducir sus modelos en el mercado estadounidense, y uno de los pintores elegidos fue Dalí. Dalí pintó un Datsun 610 Wagon sobre uno de sus cuadros con relojes fláccidos. Lo cierto es que el vehículo no aparece demasiado integrado en el cuadro, pero a pesar de ello y a nivel comercial cumplió su función. En la actualidad el cuadro se encuentra en el Salvador Dalí Museum de Petersburg (Florida), pues Nissan lo cedió a ese museo. Dalí recibió un coche como parte del pago por el encargo, y la Datsun le envió un Datsun 180B Wagon (color naranja), un llamativo vehículo que no era normal de ver en España. El coche duerme actualmente en el jardín del castillo de Púbol.

Casa-Museo Dalí, en Portlligat, Cadaqués
« 1 de 8 »

El feudo de Gala
El castillo de Púbol era una fortificación medieval que llevaba años abandonada hasta que Dalí lo compró para su venerada musa, convirtiéndose en el feudo de Gala, donde ella podía descansar de la agitada vida mediática que llevaba con su marido; De hecho, incluso el mismísimo Dalí tenía que ser invitado formalmente para visitarla.

Cuando la reina del castillo fallece, Dalí se instala en sus aposentos para no abandonarla en la soledad de la cripta donde reposan sus restos.

Sus últimas obras pictóricas fueron creadas en este apocalíptico lugar. Allí pinta ‘Doble victoria de Gaudí’ (1982), donde aparece de nuevo un coche. El cuadro representa una Victoria de Samotracia al más puro estilo daliniano rodeada por automóviles, de entre los que se distingue un Pontiac modelo Chieftain de 1949.

El castillo también se puede visitar…Es un remanso de paz comparándolo con el excelso Teatro Museo de Figueres y la abigarrada casa-museo de Portlligat. Tiene una atmósfera enigmática. En su jardín habitan inquietantes elefantes de patas largas… Y en el garaje descansa su último Cadillac.

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

Para disfrutar de la visita a los tres vértices del ‘triángulo daliniano’ serán necesarios, como mínimo, dos días. La distancia que hay entre ellos obliga a prever un desplazamiento de 40 km. para ir desde Figueres a Portlligat (Cadaqués); y otros 40 km. para ir desde Figueres al castillo de Púbol (cerca de La Bisbal d’Empordà, dirección Girona).

Así que es recomendable alojarnos en Figueres un par de noches, que además es un pueblo con algunas tentaciones turísticas más aparte de las que giran en torno a la ilustre figura de su ciudadano más emblemático.

Los coches surreales de Dalí 1

El comedor ‘Dalí’ en el Hotel Durán de Figueres.

DÓNDE DORMIR

Algunos alojamientos recomendables son: el Hotel Plaza Inn, que destaca por la decoración de las habitaciones; y el Hotel Durán, uno de los lugares con más recuerdos dalinianos de Figueres. Dalí se hospedaba allí antes de tener sus aposentos en la Torre Galatea de su Teatro-Museo. Todavía conserva la sala donde solía comer el artista, que se mantiene igual a como aparece en las fotos de la época. Si encuentra alojamiento allí, podrá presumir de un verdadero privilegio… el espíritu de Dalí está por ahí.

MÁS INFORMACIÓN

En estos tiempos covid, para saber más sobre los precios de las entradas, horarios y períodos de apertura de los tres lugares del triángulo daliniano tiene que consultar las páginas web de cada uno de ellos. Información general: www.salvador-dali.org

Si quieres descubrir el triángulo daliniano o hacer otros viajes en coche pulsa AQUÍ

VIAJESRACE