ENERO FEBRERO 2020

Hibridos para todas las rutas 10

Híbridos para todas las rutas

Los SUV se han convertido en la gran alternativa para el tiempo de ocio y el día a día y por ello la electrificación es su apuesta para rodar en una pista o ent...
Ghost Towns del far west

Ghost Towns del Far West

Un recorrido en coche por los viejos pueblos abandonados que nacieron durante la Fiebre del Oro en la Costa Oeste de los Estados Unidos. TEXTO Y FOTOS: PEDRO...
Enamorarse bajo el manto de Gaudí

Enamorarse bajo el manto de Gaudí

El Palacete Peñalba es un complejo hotelero diseñado por un discípulo del famoso arquitecto español y cuya belleza, historia, biodiversidad y atractivos turísti...
Paraísos naturales en las profundidades 4

Paraísos naturales en las profundidades

España posee un enorme patrimonio en materia de cuevas, con El Soplao, Valporquero, Drach o Nerja como algunos de sus más bellos y sorprendentes enclaves geológ...
Badajoz templario y romántico

Badajoz templario y romántico

Jerez de los Caballeros, Burguillos del Cerro, Zafra o Feria... el sur de Badajoz es un paraíso para los amantes de las dehesas, el cerdo ibérico y los pueblos ...
Año nuevo, propuestas variadas 12

Año nuevo, propuestas variadas

2020 empieza con la llegada de anuncios de lo que vendrá y nuevos modelos en los concesionarios, donde la eficiencia energética ya no es una opción. TEXTO J....
PSA apuesta por los eléctricos

PSA apuesta por los eléctricos

El grupo automovilístico opta por una estrategia en la que tendrán un gran peso sus centros de producción de vehículos de Madrid, Zaragoza y Vigo. TEXTO: JOS...
El cine, 125 años alimentando sueños 5

El cine, 125 años alimentando sueños

El 13 de febrero de 1895 los hermanos Lumière patentaron el cinematógrafo, dando origen a la apasionante historia de la gran pantalla. TEXTO: JOSÉ MANUEL AND...
Objetos con un origen curioso 7

Objetos con un origen curioso

Las firmas gustan de adentrarse en universos ajenos al suyo para sorprender a sus clientes o captar la atención de los que aún no lo son. TEXTO: GLORIA SALGA...
Cómo se cocinan las estrellas Michelin

Cómo se cocinan las estrellas Michelin

Te desvelamos cómo es el proceso de la guía gastronómica más famosa y apreciada del mundo para otorgar una, dos o tres estrellas a los restaurantes. TEXTO: J...
Ciudades para todos

Con el RACE, ciudades para todos

El RACE y Liberty Seguros refuerzan su alianza para poner en valor la importancia de la seguridad vial y la accesibilidad en entornos urbanos para todos los col...
Gadgets que no pueden faltar en tu maleta 7

Gadgets que no pueden faltar en tu maleta

Uno de los propósitos del nuevo año es viajar y conocer nuevos destinos. Elijas el que elijas, siempre será más fácil acompañado de estos gadgets. TEXTO: ARA...
Un 2020 cargado de motor 6

El 2020 viene cargado de motor

El año 2020 viene cargado de motor. Fórmula Uno, motos, Superbikes, rallies, el Mundial de Resistencia, Fórmula E y la incorporación de las motos eléctricas. ...
La revista de los socios del RACE
seguridad vial

Una prueba de choque llevada a cabo por el RACE y Goodyear muestra los devastadores efectos de una colisión en situaciones habituales no conceptuadas por los viajeros como peligrosas

TEXTO: JOSÉ MANUEL ANDRÉS
FOTOS Y VÍDEO: VIRGINIA CARRASCO

Viajar como copiloto con el respaldo recostado, con las piernas sobre el salpicadero, en un asiento trasero con un bebé en brazos, con el cinturón holgado o sin banda diagonal o conducir demasiado cerca del volante. Todas estas situaciones, aparentemente poco peligrosas y aceptadas como normales por millones de españoles, pueden acabar costando la vida.

Un accidente a 56 km/h puede ser mortal si se viaja de forma incorrecta 1

Así lo demuestra un ensayo de choque llevado a cabo por el Real Automóvil Club de España (RACE) y Goodyear en la Fundación Cidaut de Valladolid, que muestra los devastadores efectos de un accidente en un vehículo que circula a 56 kilómetros por hora, en una situación que bien podría ocurrir en un entorno urbano o semiurbano ante un despiste derivado de un descuido como consultar el móvil o desviar la atención de la circulación.

La prueba, que consiste en el choque de un chasis que ejecuta un recorrido de 60 metros sin destrucción de carrocería, pretende transmitir mediante una simulación de lo que ocurre dentro del vehículo y a través del aval de la ciencia no sólo la importancia de los sistemas de seguridad de un automóvil, sino también de un correcto uso de los mismos. Un 51% de los españoles reconoce viajar con objetos sueltos en el coche, que pasan a convertirse en auténticos proyectiles en caso de colisión que multiplican su peso por la velocidad en el momento del impacto. Asimismo, un 10% afirma haber viajado con el respaldo abatido, un 7% no usa el cinturón de seguridad o lo hace pero sin ajustar, un 5% apoya las piernas sobre el reposadero y un 2% utiliza un cinto sin banda diagonal, de dos puntos de apoyo en lugar de los tres recomendables.

Así, para el ‘crash test’ presenta una situación en la que el conductor, una mujer de escasa estatura, se sitúa en una posición muy cercana al volante, por debajo del mínimo propuesto de los 30 centímetros de distancia, sujeta con cinturón de seguridad pero con excesiva holgura. El copiloto lleva el cinto ajustado pero se encuentra recostado hacia atrás, con el respaldo abatido y las piernas encima del salpicadero. Por último, en la parte trasera viajan un adulto y un bebé de apenas cinco kilos en sus brazos, sin sistema de retención alguno en ambos casos, una situación por desgracia habitual a la salida de los hospitales.

Una vez simulada la colisión, que impacta por su virulencia, se pueden apreciar los terribles efectos de la misma. Por segunda vez en esta prueba de choque, la probabilidad de muerte es altísima para los cuatro ocupantes del vehículo, que en todos los casos acaban sufriendo lesiones tan graves como para ser incompatibles con la vida, y eso pese a que cada test es diferente en sus resultados en función de la trayectoria de los objetos y de las personas que salen despedidos tras la severa colisión.

En el caso del conductor, éste debería haber sobrevivido si no hubiera sido por la presión ejercida por el ocupante adulto trasero, que sale despedido al no llevar el cinturón de seguridad y que impacta contra el piloto ejerciendo una presión de toneladas incompatible con la supervivencia de ambos. Mientras, el copiloto sufre daños muy graves en las piernas, que colisionan contra la luna del coche, y debido a su posición inicial recostada, el cinturón de seguridad acaba ejerciendo presión sobre las partes blandas del cuerpo, y no en el hombro y la cresta ilíaca, por lo que causa una compresión mortal en el tórax y en el cuello. Finalmente, el bebé sale despedido de las manos del adulto que viaja en la parte trasera con consecuencias fatales.