Consejos de seguridad vial para llevar a los niños al colegio

Consejos de seguridad vial para llevar a los niños al colegio

La seguridad vial escolar es muy importante para evitar riesgos en un colectivo especialmente vulnerable: los niños. Cada vez son más los pequeños que se desplazan a la escuela por otros medios que no son el vehículo privado, como a pie, la bicicleta, el transporte público o incluso en moto. Por otra parte, es importante cuidar algunos aspectos si somos nosotros quienes les llevamos al colegio en coche. Aquí les dejaremos unos consejos de seguridad vial para todos estos casos.

A veces son los padres quienes llevan a sus hijos al colegio y es por eso que es importante seguir estos pequeños consejos de seguridad vial para garantizar la seguridad de los más pequeños de la casa:
Sillas de retención siempre
Sillas de retención siempre

Para niños de baja estatura y corta edad, esto es algo obligatorio para garantizar su seguridad. No te olvides de revisar si está bien sujeto una vez el niño o niña esté acomodado.

No llevar objetos sueltos en coche
No llevar objetos sueltos

Cualquier frenazo o giro brusco puede suponer una desgracia. Asegúrate de que tus hijos no lleven objetos sueltos que puedan ser peligrosos.

Cinturón de seguridad
Cinturón de seguridad

Imprescindible que lleven puesto (y bien puesto) el cinturón de seguridad en todo momento, por mucho que se puedan quejar al ponérselo.

Conducir con precaución
Conducir con precaución

Esta debería ser la primera norma: mucho cuidado al conducir. No hace ni falta decir que es obvio para garantizar la seguridad de tus hijos.

Siempre salir por el lado de la acera
Siempre salir por el lado de la acera

Aunque lleguen tarde al colegio, la seguridad es lo primero. Moléstate en sacar a tus hijos por el lado de la acera, en el que seguro que no habrá ningún coche que haga peligrar su seguridad

Aparcar en zonas habilitadas
Aparcar en zonas habilitadas

Al hilo con el punto anterior, si aparcas en doble fila o, por ejemplo, en una zona para autobuses, los niños pueden correr algún peligro indeseado.

Extremar la atención y respetar las normas
Extremar la atención y respetar las normas

Por muchas preocupaciones que tengamos, la salud y el bienestar de tus hijos requiere de mucha atención. No te despistes y respeta todas las normas de tráfico.

Salir con tiempo suficiente
Salir con tiempo suficiente

Ese es el mejor antídoto contra los imprevistos indeseados. Con tiempo, todo sale mejor. Cambia tus hábitos y comienza a llevar a tus hijos 10 minutos antes de lo habitual.

La bicicleta puede resultar peligrosa en muchos casos. Para garantizar la seguridad vial escolar, quizás la bicicleta no sea el mejor medio de transporte para asistir al colegio, pero en caso de que a tus hijos no les quede más remedio aquí te dejamos unos consejos de seguridad vial para los que van en bicicleta a clase.
Evitar pesos para no perder el equilibrio en la bici
Evitar pesos para no perder el equilibrio en la bici

Para minimizar el riesgo que supone ir en bicicleta, si se puede, evitar mochilas y otros objetos que hagan perder estabilidad.

Siempre usar casco
Siempre usar casco

El casco minimiza en un alto porcentaje los riesgos de accidents graves. Un estudio reveló recientemente que el 78 % de los niños que llegaban a urgencias por accidente de bici no llevaban casco.

La bicicleta debe estar en perfecto estado
La bicicleta debe estar en perfecto estado

Se debe revisar periódicamente cada detalle de este medio de transporte. Una correa ligeramente oxidada puede desencadenar consecuencias graves.

No utilizar auriculares
No utilizar auriculares, ni quitar las manos de las manetas

Se debe estar atento a la carretera y para ello debemos evitar llevar cualquier cosa que nos desconcentre.

Usar un chaleco reflectante
Usar un chaleco reflectante para ser visto

Obligatorio de noche y muy recomendable de día. No cuesta nada ponerse un chaleco para ser visto perfectamente por el resto de usuarios de la vía.

Respetar al resto de usuarios
Respetar al resto de usuarios, circulando con precaución

Para ser respetado hay que respetar. Circula con cuidado, cumple las normas y echa siempre un ojo al resto de usuarios.

No irrumpir en la vía
No irrumpir en la vía

Si vamos a cruzar un paso de peatones, hay que bajarse de la bici y cruzar andando. Esto va al hilo con el anterior punto: respeta a los peatones al igual que quieres que te respeten a ti otros peatones y vehículos.

Debido a que viven cerca y sus padres no tienen tiempo para llevar a sus hijos al colegio, son cada vez más los que van andando. Por muy corto que pueda ser el trayecto, ir caminando al colegio supone un riesgo que se debe minimizar tomando ciertas precauciones.
No utilizar auriculares
No utilizar auriculares, e ir pendiente del tráfico

Atención total a lo que sucede alrededor y es que, especialmente por la mañana, los niños suelen ir aún medio dormidos y esto es un riesgo, por ejemplo, a la hora de cruzar la calle.

Respetar los semáforos
Respetar los semáforos

Por mucho que lleves retraso, siempre es importante respetar los semáforos. No respetarlos te ahorrará muy poco tiempo y correrás riesgos innecesarios.

Siempre cruzar por el paso de peatones
Siempre cruzar por el paso de peatones

No intentes acortar por una zona no señalizada para el tránsito de peatones. Este es el riesgo mayor que pueden tener tus hijos y el que más se debe señalar.

Esperar a que el coche se detenga
Esperar a que el coche se detenga antes de cruzar el paso de peatones

A veces algunos vehículos llevan prisa y se saltan un semáforo en rojo, por lo que es mejor asegurarse de que el conductor se ha dado cuenta.

Ir con tiempo suficiente para no asumir riesgos
Ir con tiempo suficiente para no asumir riesgos

Salir 10 minutos antes es lo ideal para no tener que cruzar la calle por sitios no permitidos y estar mucho más atentos a lo que nos rodea.

Acompañar a los niños
Acompañar a los niños,

al menos en sus primeros trayectos, para que se familiaricen con el camino. De esta forma, se aprenderán de memoria y el camino y no se pondrán nerviosos si se despistan.

Prestar atención
Prestar atención

Si vamos a acompañar al niño, estar pendiente de su cuidado en todo momento. Los niños se relajan del todo cuando van con sus padres.

No jugar durante el trayecto
No jugar durante el trayecto

el niño debe ir junto al adulto, pendiente del tráfico. Es el primer paso para que ellos empiecen a aprenderse las normas y las buenas conductas.

Garantizar la seguridad vial escolar es importante cuando se viaja en un bus. Los conductores de autobús tienen que atender a muchas cosas a la vez y, por eso, es importante tener presente ciertos aspectos y consejos de seguridad vial que seguir para no tener ningún problema grave.
Esperar siempre en la parada del autobús
Esperar siempre en la parada del autobús, fuera de la calzada

Los niños tienden a meterse en la carretera para ver si llega el bus. Tienen que tener cuidado con eso.

Llegar con tiempo a la parada
Llegar con tiempo a la parada

De esta forma sabremos que el bus aún no ha llegado y estaremos más tranquilos con lo que comentamos en el punto anterior.

Subir y bajar con cuidado
Subir y bajar con cuidado, sin empujar

Respeta a los demás y así evitarás lesiones tontas a ti mismo y a los que te rodean.

Evitar llevar peso
Evitar llevar peso, para no perder el equilibrio

Reduce al máximo el peso de tu mochila y no lleves cosas en las manos.

Ir sentado con su cinturón de seguridad
Ir sentado con su cinturón de seguridad siempre

Los autobuses escolares tienen cinturón de seguridad. Póntelo siempre y no te lo saques bajo ninguna condición.

Seguir las instrucciones del monitor
Seguir las instrucciones del monitor de seguridad

El encargado está ahí por algo y es para velar por la seguridad de los niños, así que hazle caso.

Cerciorarse de que el conductor nos ha visto
Al subir o bajar, cerciorarse de que el conductor nos ha visto

De esta manera, el conductor estará más tranquilo y podrá comunicárselo a tus padres en caso de que suceda algo.

Verificar que el niño tiene la edad mínima para ir en moto
Verificar que el niño tiene la edad mínima para ir en moto

Obviamente, si llevas a tu hijo o hija en moto, debe tener más de 7 años y más de 12 en caso de que no seas el tutor del niño.

Confirmar en la ficha técnica de la moto
Confirmar en la ficha técnica de la moto

Revisar que podemos llevar una persona de pasajero. Hacer oficial el punto anterior para no tener problemas a nivel legal.

Correcta y segura posición del niño en la motocicleta
Asegurarnos de la correcta y segura posición del niño en la motocicleta

El niño tiende a echarse hacia adelante, adquiriendo una postura incorrecta para su espalda.

Siempre con casco homologado
Siempre con casco homologado y ajustado a su tamaño

Un casco de mayor tamaño aumenta exponencialmente los riesgos de lesiones graves.

Conducir con mucha precaución
Conducir con mucha precaución, evitando maniobras bruscas

Un niño no tiene el mismo equilibrio ni la misma fuerza que tú: conduce con mucho cuidado.

Extreme precauciones al acercarnos a una zona escolar
Extreme precauciones al acercarnos a una zona escolar

A nivel usuario de motocicleta, para la seguridad vial escolar es importante activar tu atención y conducir con cuidado en zonas escolares.

Hasta aquí nuestros consejos de seguridad vial con respecto a los niños y zonas escolares. Estas líneas van dedicadas a los padres y madres en particular. Cualquier niño aprende por imitación, de manera que aunque tú les des muy buenos consejos de seguridad vial, si tú no te los aplicas, no servirá de nada. Aplícatelos para que los apliquen tus hijos. Y es que cualquier precaución es poca a la hora de conducir, más si cabe cuando se trata de nuestros propios hijos o de otros niños y niñas.

Porque la seguridad de tus hijos es lo más importante
Contrata RACE Unlimited FAMILY

ENLACES RELACIONADOS