NOVIEMBRE DICIEMBRE 2017

Muñecos que salvan vidas

Muñecos que salvan vidas

Los ‘dummies’ son utilizados en los ‘crash test’ para conocer las posibles lesiones que pueden ocasionar los accidentes de coche en el cuerpo humano. Texto: ...
Casablanca, 75 años de amor 2

Casablanca, 75 años de amor

El 26 de noviembre se celebra el 75 aniversario del estreno de la película que catapultó a Humphrey Bogart e Ingrid Bergman en una cinta que es parte de la hist...
Japón, misterios de oriente

Japón, misterios de oriente

Las 6.852 islas y 130 millones de personas que las habitan hacen de Japón el lugar idóneo para perderse y, al mismo tiempo, descubrir uno de los países más mist...
Hotel Val de Neu, el lujo de esquiar 6

Hotel Val de Neu, el lujo de esquiar

Los amantes del esquí podrán disfrutar de un hotel cinco estrellas Gran Lujo en Baqueira Beret, uno de los complejos esquiables más grandes de Los Pirineos. ...
En el mundo se come como en casa 2

En el mundo se come como en casa

Nairobi, Sidney, Toronto, Dubai, Río de Janeiro y Reikiavik presumen de restaurantes donde la gastronomía española triunfa y se ha hecho un hueco a miles de kil...
De pequeños a grandes, todos sirven 6

De pequeños a grandes, todos sirven

Los coches medios invaden las competencias de los grandes y comienzan a salir de las ciudades a un territorio donde el tamaño sí importa. Texto: J. LUIS ALVA...
Un paseo por las estrellas 3

Un paseo por las estrellas desde España

España cuenta con muchos observatorios desde los que poder disfrutar del cielo y disfrutar de una experiencia sideral mirando el firmamento Texto: JAVIER VAR...
Al volante #AparcaTuMóvil 4

Al volante, recuerda: #AparcaTuMóvil

El RACE lanza esta campaña de la FIA para prevenir del peligro del móvil en el tráfico con el músico Pharrell Williams como imagen y embajador. Texto: LUCÍA ...
RACE, de la mano de la Casa Real 4

El RACE, de la mano de la Casa Real

La relación entre el RACE y la Casa Real comenzó con Alfonso XIII y se mantiene más de cien años después con su bisnieto, don Felipe VI. Texto: LUCÍA V. ALON...
Que la lluvia no te sorprenda

Que la lluvia no te sorprenda

Con la llegada del otoño, las prendas y complementos para hacer frente a las primeras precipitaciones ‘toman’ los armarios. Te damos algunas pistas para estar a...
El deporte del motor echa el telón 3

El deporte del motor echa el telón

La temporada llega a su fin en todos los deportes del motor y en el tenis. Todos los Mundiales ya se han decidido antes de su finalización. Lewis Hamilton ha co...
La revista de los socios del RACE

Japón, misterios de oriente

viajes excepcionales

Las 6.852 islas y 130 millones de personas que las habitan hacen de Japón el lugar idóneo para perderse y, al mismo tiempo, descubrir uno de los países más misteriosos del planeta.

Texto y fotos: JOSÉ MARÍA DE PABLO

A pesar de ser la tercera potencia económica mundial y de que disfruta de una democracia consolidada, las costumbres y normas sociales que se estilan en el “país del sol naciente” hacen que viajar aquí siga siendo un reto para el viajero occidental.

Este recorrido abarca solo la isla de Honshu, de 1.300 km de largo, la más grande y más poblada de todas, donde se encuentran los ciudades más grandes como Tokio y Osaka, además de muchos de los lugares más visitados del país, como el Monte Fuji, Kyoto, Nara o Hiroshima.

El excelente servicio público de Tren Bala Shinkansen, con frecuencias permanentes, permite prescindir del coche para hacer las grandes desplazamientos y ahorrar tiempo y dinero gracias al JR Pass, un pase que permite usar ilimitadamente cualquier tren del país durante el periodo de tiempo contratado (Ver detalles en el directorio).

Palacio Imperial en Tokio.
« 1 de 10 »

Empezamos el viaje en Tokio, el segundo conglomerado metropolitano más grande del mundo (¡alcanza los 36 millones de personas!). Dado que la ciudad histórica quedó bastante dañada durante la II Guerra Mundial, en la capital japonesa no hay que visitar monumentos antiguos, más bien centrarse en recorrer los diferentes barrios para observar los peculiares y variados modos de vida que alberga la gran urbe.

Aún así, no está de más pasar por el centro, donde está el Palacio Imperial, una fortaleza de la era Edo rodeada de fosos con agua y parques. En su interior, que se puede visitar reservando con antelación, reside la Familia Imperial desde la era Meiji, hacer unos 150 años, cuando Japón abandonó su aislamiento y se convirtió en una potencia militar y económica en Asia.

El poderío económico de los japoneses se observa yendo a un centro comercial. En Tokyo hay miles de ellos, cada cual más grande y plagado de boutiques de marcas de lujo europeas. Shinjuku, Shibuya, Omotesando, Ginza y la isla de Odaiba son los nombres a memorizar.

Japón, misterios de oriente 1

El famoso paso de cebra shibuya en Tokio.

Cada tarde miles de personas acuden a estas calles a dejarse embelesar por los neones y las tiendas de diseño y arquitectura con firma. Entre los nombres que han dado forma a los edificios más innovadores del mundo están Tadao Ando autor del centro comercial Omotesando Hills; SANAA, responsable de la tienda de Dior; y los suizos Herzog & De Meuron, encargados de la tienda de Prada, todos ellos en el exclusivo distrito comercial de Omotesando. En esta misma zona está el barrio de Harajuku, una calle peatonal a la que acuden todos los frikis del Tokio metropolitano a dejarse ver y a mostrar el orgullo de pertenecer a las muchas tribus urbanas que lo habitan: lolitas, gals, gyaruo, visual kei…

En el distrito de Shibuya está el famoso paso de cebra multidireccional que se ha convertido en un lugar de visita obligada. Dicen que cada vez que se pone en verde para los peatones, hasta mil personas cruzan la calle al mismo tiempo y en diversas direcciones. Este distrito es, además de muy comercial, una zona de ocio nocturna, el lugar ideal para practicar con los amigos una noche de karaoke en una sala privada. El punto más socorrido para quedar en este barrio es la estatua de Hachiko, el perro que acudía cada día a la estación de Shibuya a buscar a su dueño y que siguió haciéndolo durante 10 años después de que el hombre falleciera.

Japón, misterios de oriente 2

La silueta cónica del monte Fuji.

En Ginza, un distrito lleno de hombres de negocios y rascacielos se puede subir al Tokio City View, el mirador del Mori Art Museum, uno de los muchos miradores que ofrecen impactantes vistas de la ciudad, sus autopistas, el puerto y, si hay suerte con el tiempo, de la silueta cónica del Fuji, el monte sagrado y cima de Japón merced a sus 3.776 metros.

Trío de joyas en Kansai

450 km al sur, a solo 3 horas en tren se encuentra la región de Kansai. Allí hay que visitar las ciudades históricas de Kioto y Nara, y la ultra-tecnológica Osaka.

Kioto fue la capital del país hasta 1868, por lo que la lista de palacios y templos a visitar es muy larga. Para más inri, tuvo la suerte de no sufrir bombardeos norteamericanos durante la II Guerra Mundial, así que su bella arquitectura tradicional, que incluye barrios de casas de madera, miles de templos, palacios y jardines, se puede disfrutar casi intacta.

El pabellón dorado del templo Kinkaku-ji, en Kioto.
« 1 de 8 »

Kioto es también conocido por acoger a la mayor comunidad de geishas en activo. En las calles del barrio de Gion es posible toparse con alguna de ellas camino de las lujosas casas de té en las que trabajan y a las que no está permitido el acceso a nadie que no sea conocido o invitado por alguien de confianza.

Nara, 42 km al sur de Kioto, es una ciudad pequeña pero con tanta historia detrás que su visita debe estar siempre incluida. Sus templos, santuarios y ruinas arqueológicas que datan de la época medieval están incluidos en la lista de lugares patrimonio de la humanidad de la Unesco. Una de las atracciones más populares de Nara son los ciervos salvajes que habitan las zonas verdes en el mismo casco urbano. Los animales se dejan alimentar con las galletas fabricadas expresamente para ellos y que se venden en cualquier calle.

No es posible abandonar la región de Kansai sin visitar Osaka, una ciudad trepidante llena de canales, autopistas y trenes elevados. El barrio de Dotombori es, cuando cae la noche y se encienden las luces de neón, lo más parecido a la ciudad de Blade Runner. La zona está siempre atiborrada de gente buscando diversión en las callejuelas plagadas de excelentes tabernas y restaurantes abiertos a la calle. En estos lugares, sentado en un taburete, se practica el “kuidaore”, el arte de degustar hasta la saciedad platillos de la maravillosa gastronomía japonesa, que siempre va más allá del conocido sushi.

Siguiendo viaje hacia el sur, a 100 km de Osaka, está Himeji, una pequeña población célebre por su castillo. La fortaleza está construida con madera y su exterior está cubierto con yeso blanco, lo que le da un aspecto tan esbelto como el de las garzas, el ave de los buenos augurios y la felicidad en la cultura japonesa.

La cúpula Genbaku en Hiroshima.
« 1 de 7 »

El protagonismo de esta ave se puede ver en cualquier lugar del país, pero especialmente en Hiroshima, la ciudad que clama por la paz en el mundo desde que en agosto de 1945 desapareciera casi en su  totalidad a consecuencia de la radiación emanada de la bomba atómica lanzada por los EEUU.

Hiroshima no quiere olvidar los horrores que esa acción causó a la población. Para ello ha creado en lo que fue el centro de la ciudad la Peace Memorial Plaza, una zona en la que recordar a las 140.000 inocentes víctimas directas y, de paso, lanzar un grito al mundo sobre los horrores de la guerra para que no se repita. En pie han quedado los restos de la Cúpula Genbaku como un símbolo de paz, pero junto a él se han creado diversos monumentos conmemorativos, como la Campana de la Paz y un museo que toca el alma de quien lo visita, ya que pone nombres y apellidos a los efectos de la guerra.

Para no acabar con mal sabor este viaje, nos desplazamos a la isla de Miyajima, 50 km más al sur. La isla en sí es un conjunto monumental formado por templos y bosques, siendo su principal reclamo el santuario sintoísta de Itsukushima, construido sobre terrenos cubiertos por el aguas del mar durante la marea alta. La imagen más popular del santuario es el gran Torii, la puerta que te introduce en un mundo de paz interior en el que aparentemente viven los japoneses del siglo XXI.

GUÍA DE VIAJE

CÓMO LLEGAR:

Air France y KLM vuelan desde Madrid, Barcelona, Valencia, Vigo, Bilbao, Sevilla, Málaga y Palma de Mallorca a Tokio y Osaka desde 550 €I/V y tasas incluidas haciendo escala en París o Amsterdam. Más información y reservas en www.airfrance.es y www.klm.com.

DÓNDE DORMIR:

En Tokio

Citadines Shinjuku Tokyo. En el corazón de Shinjuku, a tan solo 8 minutos de la estación de tren, este hotel nuevo ofrece diversos tipos de estudios, todos cómodos y suficientemente amplios.

En Kioto

Kyoto Garden Ryokan Yachiyo. Junto al templo de Nanzen-ji, este hotel tradicional rodeado de jardines que cambian de color en cada estación ofrece habitaciones con de tatamis y futones, lo que da el ambiente apropiado para sentirse en el país del sol naciente.

En Osaka

Cross Hotel Osaka. En el corazón de Dotombori, el distrito del ocio en Osaka, este nuevo hotel con buen diseño y lleno de detalles tecnológicos ofrece garantías de confort en cualquiera de sus habitaciones y suites.

En Hiroshima

ANA Crowne Plaza Hiroshima. Justo en frente de la Peace Memorial Plaza, el establecimiento respira el ambiente relajado que se precisa para visitar esta ciudad. Desde las habitaciones de la planta más alta se ven islas próximas, como la espiritual Miyajima.

Japón, misterios de oriente 3

Atunes en el mercado de tsukiji, en Tokio.

DÓNDE COMER:

Encontrar las direcciones de los lugares no suele ser fácil, así que lo mejor es dejarse llevar por la intuición y entrar allá donde se vea a locales comiendo.

La oferta más ventajosa y original se encuentra en los callejones y calles traseras, plagadas de pequeños restaurantes en os que se come en la barra. La oferta de platos se ofrece mediante fotos o queda a la vista en la misma barra, así que la manera de pedir es señalando con el dedo lo que se quiere comer.

En Tokio no se puede dejar de ir de madrugada al mercado de Tsukiji, el mayor mercado mayorista de pescado y marisco del mundo, a donde llegan las capturas y donde se produce la subasta de los enormes atunes rojos.

Debido a su excelente ubicación en pleno centro de la ciudad, hay un proyecto para trasladar el mercado a la periferia, pero de momento no se espera que se produzca el cambio hasta el otoño de 2018. Alrededor del mercado hay cientos de restaurantes donde los trabajadores del mercado se desayunan el producto más fresco del día en un ritual al que el visitante debe unirse sin dudarlo.

CÓMO MOVERSE:

La mejor manera es hacerlo en tren usando un pase del JR Pass de una semana (216 €), dos (345€) o tres (442 €). Los pases hay que comprarlos fuera de japón. Se puede hacer presencialmente en las oficinas de Madrid o a través de la web www.jrpass.com. El billete incluye trenes balas, regionales, cercanías y algún transbordador a islas pequeñas próximas a tierra firme.

En las grandes ciudades, carreteras o estaciones de tren todo está escrito en dos alfabetos, el japonés y el occidental. Además, toda la cartelería en lugares clave, como estaciones, etc, está en inglés, algo imprescindible para moverse con algo de soltura, ya que son muy pocos los locales que hablen otro idioma más que el suyo propio.

MÁS INFORMACIÓN:

En la web oficial de Turismo de Japón en España

Si quieres viajar a Japón o hacer otros viajes excepcionales, pulsa AQUÍ

VIAJESRACE