JUNIO 2017

Jarama RACE, 50 años haciendo historia 4

Jarama RACE, 50 años haciendo historia

El circuito celebra su 50 aniversario con el reto de "cumplir 50 años más" de competición, formación, reunión y diversión. Mucho más que un circuito que es part...
Saca el chef que llevas dentro

Saca el chef que llevas dentro

Los amantes de la cocina cuentan cada vez con más utensilios que no solo les permitirá ahorrar tiempo sino también experimentar y disfrutar más de su pasión. ...
Pioneras en la automoción 2

Pioneras en la automoción

Desde que Bertha Benz se convirtiera en la primera conductora del mundo en 1888 muchas han sido las mujeres que han sido decisivas en el sector del automóvil. ...
Sorrento y la Costa Amalfitana 3

Sorrento y la Costa Amalfitana

Las carreteras de la península Sorrentina están entre las más bellas del mundo. Los montes Lattari, poblados por la típica vegetación mediterránea, y los acanti...
El mundo bajo sus ruedas

Un hogar sobre ruedas

"Si volviera a vivir cambiaría mi fecha de partida, empezaría muchísimo antes", asegura Herman Zapp, padre de una familia que convertido su vida en un viaje sin...
Aparcar ya no será un arte 3

Ahora los coches aparcan por ti

Coches que informan de los huecos libres mientras circulan, plazas de parking que informan si están libres o automóviles que aprenden maniobras endiabladas para...
El escaparate de primavera 6

El escaparate más innovador

Barcelona se ha convertido una edición más en la muestra automovilística más importante de cara al verano que ya está aquí con el Automobile Barcelona. Texto...
Un objetivo: salvar 3500 vidas

Objetivo: salvar 3500 vidas al volante

El RACE participa en #3500LIVES, la campaña mundial de Seguridad Vial de la FIA y JCDecaux, y que cuenta con Fernando Alonso, Marc Márquez, Rafa Nadal y Antoine...
¿Y si dormimos en una aldea?

¿Y si dormimos en una aldea?

El complejo Aldea Roqueta ofrece la oportunidad de ‘regresar al futuro’ y retroceder 30 años para recuperar una forma de vida casi olvidada. Texto: JAVIER VA...
Alergia y volante, mezcla de riesgo 4

Alergia y conducción, mezcla de riesgo

Los que padecen esta afección tienen un 30% más de posibilidades de sufrir un accidente, aunque existen medidas y aplicaciones móviles que pueden aminorar los p...
Movilidad inteligente que emociona al conductor

La movilidad emocional se mete en el coche

El vehículo conectado fue el principal protagonista del Automobile Barcelona, donde se presentaron numerosas novedades para las que habrá que esperar  hasta 202...
Premios Nacionales de Cortometrajes de Educación Vial 1

Los niños nos enseñan Educación Vial

La V edición de los Premios Nacionales de Cortometrajes de Educación Vial, bate su récord de participación con 116 vídeos y 732 alumnos implicados. Texto: LU...
Viaja seguro con RACE

Viaja con toda la confianza del RACE

Da igual que viajes por España, por el extranjero, que el viaje sea por negocios o por placer, que lo hagas en grupo o solo… El RACE tiene un seguro a la medida...
El momento clave de la temporada

Los exámenes de junio del motor

Los Mundiales ya van dejando las primeras sensaciones y resultados y llega el primer momento clave de la temporada. Mientras que en la Fórmula Uno, el Ferrari d...
La revista de los socios del RACE
parada y fonda

El complejo Aldea Roqueta ofrece la oportunidad de ‘regresar al futuro’ y retroceder 30 años para recuperar una forma de vida casi olvidada.

Texto: JAVIER VARELA

¿Por qué reservar una habitación de hotel si puedes reservar toda una aldea? La revitalización de algunos pueblos abandonados o en los que residen muy pocos habitantes a través de complejos hoteleros se ha convertido en una nueva oferta de ocio y viajes para parejas, grupos y familias. Una forma original de crear experiencias únicas en el viajero y fortalecer el área concreta en la que se ubique. Uno de estos ejemplos es Aldea Roqueta, una antigua aldea en el término municipal de Culla, Castellón, que tras ser rehabilitada se ha convertido en un resort con 18 suites en las que disfrutar de un remanso de paz y tranquilidad con unas magníficas vistas y un entorno rural.

¿Y si dormimos en una aldea? 2Un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza, de la lectura, de los sonidos tradicionales y en la que no hay teléfonos, ni televisión, ni conexión a internet (salvo en algunas zonas) que nos perturben o nos impidan disfrutar de las vistas al valle de la Serra d’Engarcerán, así como del Maestrazgo de Castellón o del Parque Natural del Desierto de las Palmas. Una oportunidad para ‘regresar al futuro’ y retroceder 30 años y recuperar un día a día en el que se vivía de una manera muy diferente.

Pero el complejo es mucho más. Presume de una biblioteca (que cuenta con conexión WIFI) de más de mil volúmenes -algunos donados por los propios autores- con los que perderse, así como de una sala de estar llamada El Casinet en que encontrar una chimenea, una mesa de billar, un tocadiscos de vinilo, juegos…  Además, darse un baño en una piscina natural –con sales marinas- situada medio de la montaña con preciosas vistas al valle o relajarse en un jacuzzi natural bajo las estrellas es uno de esos placeres que no se encuentran en otras estancias.

aldea roqueta hab
« 1 de 15 »

De la aldea original, dedicada al comercio de la lana y a la trashumancia y que estaba deshabitada desde 1995, quedan las calles empedradas, los ganaderos que pasan por ellas, los agricultores que trabajan los campos cercanos, los bancos de la plaza y esa rutina propia de un tranquilo paraíso de montaña, que han dado paso a uno de los resort con más encanto de nuestra geografía donde sus casas son el hotel y sus calles y su plaza forman parte de él. Una auténtica aldea despoblada que los hermanos Javier y Nacho Mariscal recuperaron para que los que pueden permitirse el lujo de viajar por un lujoso túnel de tiempo puedan hacerlo.

Un ambiente rústico en el que nos encontramos un entorno de diseño y amplios espacios, dominado por sus 18 suites (5 junior, 5 estándar, 7 senior y 1 gran suite), con habitaciones con terraza, porche, mirador o patio y diferentes ambientes que le dan un carácter y personalidad propia. Todas las habitaciones tienen terraza, porche, mirador o patio y algunas disponen de chimenea o zona de sofás o una gran mesa. Y como cualquier hotel de diseño que se precie, esta aldea posee un exquisito restaurante que nos introduce en la sugerente gastronomía de la zona con pescado fresco de la lonja de Vinaroz, carne de Vilafranca, verduras y frutas de las huertas locales y, en su temporada, carne de caza o setas de sus bosques…

¿Y si dormimos en una aldea? 1

Además, la escapada puede completarse con rutas de senderismo por la zona, rutas en bicicleta, enoturismo o visitar las pinturas rupestres de la Valltorta, reconocido por la UNESCO como Patrimonio Mundial en 1998, o realizar un picnic que el propio resort te organiza.

Un lugar para perderse y recordar cómo era la vida hace unos años, cuando el móvil, internet y la televisión no eran el centro de nuestras vidas.