JULIO AGOSTO 2019

La fatiga, mala compañera de viaje 3

La fatiga, mala compañera de viaje

Según el ‘Eurobarómetro de la Fatiga al Volante 2019’ realizado por el RACE y ANFABRA, con el apoyo de la DGT, la fatiga y la deshidratación son una amenaza let...
Los chips, nuevos aliados de los coches

Los chips, nuevos aliados de los coches

Da lo mismo la cilindrada, la propulsión, la electrónica controla todo, desde las pastillas de freno, a los inyectores o, simplemente, al avisador de cambio de ...
Burdeos, la ‘bella dumiente’ 2

Burdeos, la ‘bella durmiente’

Disfrutamos de un recorrido en coche, en barco… ¡y hasta en avioneta! por el corazón francés de Nueva Aquitania, un lugar para descubrir. TEXTO: PEDRO GRIFOL...
Borrador automático 11

Sudáfrica en busca del edén austral

Recorrer el tu propia vehículo la inmensa región del Cabo tienen todos los ingredientes de los grandes viajes de antaño. La ruta por tierra entre Port Elizabeth...
Agosto, de fiesta en fiesta

Agosto de fiesta en fiesta

La Tomatina de Buñol, el Descenso del Sella, el Cipotegato de Tarazona o la Romería Vikinga de Catoira son algunas de las celebraciones que llenan el mes estiva...
Nada mejor que dormir de cine

Nada mejor que dormir de cine

En el centro de Madrid hay un hotel que te permite descansar entre estrellas y rodeado de los protagonistas de la gran pantalla: DormirDcine. TEXTO: JAVIER V...
Perseidas, la noche de los deseos

Perseidas, la noche de los deseos

Del 12 al 13 de agosto se produce este fenómeno conocido como las 'Lágrimas de San Lorenzo', "una de las lluvias de meteoros más populares en el hemisferio Nort...
La mejor paella del mundo 2

Descubrimos la mejor paella del mundo

El cocinero Raul Magraner, del Restaurant Bon Aire de El Palmar, tiene el honor de haber ganado el concurso a la mejor paella del mundo y al mejor arroz a banda...
Coches para calentar el otoño 6

Coches para después del verano

Nuevos, renovados y clásicos actualizados vendrán con los primeros fríos a calentar el sector automovilístico cuando termine el verano. TEXTO: J. LUIS ALVARE...
Las 10 claves del caso Huawei

Las 10 claves del caso Huawei

Acusada de espionaje, el control de las redes 5G está detrás de este enfrentamiento con Estados Unidos ¿Por qué Donald Trump ha declarado la guerra a la empresa...
Los mejores eReaders para el verano

Los mejores e-readers para el verano

En los meses estivales tenemos más tiempo libre y nos entregamos al placer de la lectura y los libros electrónicos son la forma más sencilla de disfrutar de nue...
Un verano tranquilo con RACE SOS

Un verano tranquilo con la app RACE SOS

La aplicación para móvil APP RACE SOS se ha actualizado con grandes mejoras tanto en el diseño como en geolocalización, para que los socios tengan todo bajo con...
El RACE toca el cielo en las salas VIPS

El RACE toca el cielo en las salas VIP

Cerca de 160.000 viajeros disfrutaron de las salas VIP con las que cuenta AENA en los aeropuertos de España durante 2018 gracias al RACE. TEXTO: JAVIER VAGON...
El deporte del motor no para en verano

El deporte del motor no para en verano

Los Mundiales y las competiciones de motor no descansan en los meses de verano. De hecho, en algunos casos como la Fórmula Uno, hasta cinco carreras se disputan...
La revista de los socios del RACE
pase vip

El 20 de julio se cumple medio siglo de la llegada del hombre a la Luna y Pedro Duque nos cuenta en primera persona cómo vivió aquel día

TEXTO: RODRIGO ERRASTI

“Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la Humanidad”. El 20 de julio de 1969, 6 horas y media después del alunizaje del Apolo 11 en la Luna, el comandante de la misión Neil Armstrong, pronunció estas palabras cuando puso por primera vez los pies en la Luna. Armstrong falleció en 2012 a los 82 años, pero aquel momento sigue siendo uno de los más significativos de la Historia. Ese ‘paso’ fue presenciado en directo por más de 600 millones de personas en todo el mundo gracias a la televisión.

Uno de esos niños era Pedro Duque, hoy Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades y el primer astronauta de nacionalidad española. “Recuerdo aquel 20 de julio de 1969. Pienso que a los niños que teníamos 6 u 8 o 10 años aquel día y que lo vimos en la televisión, que por entonces solo había una cadena, nos impresionó. Todos, o casi todos, queríamos ser astronautas, seguro. Luego a unos nos duró más y otros menos”, recuerda Pedro Duque, que circunstancialmente vio a Neil Armstrong pisar la Luna en una televisión en blanco y negro en la pensión Errazti de Zestoa, Su madre estaba allí porque debía tomar las aguas. Soñó entonces “con participar en la conquista del espacio” cuando fuera mayor. “Millones quisimos ser astronautas, aunque en la España de finales de los 60 y principios de los 70 era algo impensable, fuera de nuestro alcance”, recuerda.

“Recuerdo aquel 20 de julio de 1969. Pienso que a los niños que teníamos 6 u 8 o 10 años aquel día. Todos, o casi todos, queríamos ser astronautas”

“Personalmente nunca pensé que quería ser deportista, tampoco destaqué mucho en deportes y pensaba en ser arquitecto, ingeniero o profesiones que te llamaban la atención como fontanero o albañil”. Nunca pensó que podría conocer a Neil Armstrong, ese hombre que dio “pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Y es que Duque, en uno de sus dos viajes al espacio (de nueve días en 1998), voló con John Glenn, que entonces tenía 77 años, en el transbordador espacial Discovery para analizar, entre otros estudios, los efectos del vuelo espacial en los ancianos. “Murió hace un par de años -con 95- y no era una persona normal. Era un marine que corría hasta más de los 80 años. Era muy deportista”, recuerda el Ministro.

El día que conoció a Neil Armstrong
Glenn le presentó en Washington a Armstrong. “Es algo que nunca olvidaré. Estuvimos hablando un rato, de ingeniero a ingeniero. Le pregunté por aquellos tiempos en que introdujo los simuladores de vuelo eléctricos en Occidente. Antes del éxito del 20 de julio de 1969, él creía que tenían un 90% de probabilidades de volver con vida y un 50% de alunizar. Lo del Apolo 11 fue algo heroico”. Después de que Armstrong dijera ‘Houston, aquí Base Tranquilidad. El ‘Águila’ ha alunizado’, le respondieron desde el Control de la Misión: ‘Tenéis a un montón de tíos aquí a punto de ponerse azules. Respiramos de nuevo’. “‘A punto de ponerse azules…’ es una expresión que tengo grabada y demuestra lo arriesgado de la apuesta. Habían aterrizado con los últimos 30 segundos de combustible”, recordó.
Pedro Duque: "Todos queríamos ser astronautas" 1

A Duque le molesta que los que no creen que el hombre llegó a la luna aquel día. De hecho, le respondió en twitter a Iker Casillas cuando lo puso en duda. “La gente puede pensar un poco lo que quiera y no pasa nada, pero me pareció que siendo una persona de tanta fama y con tantos seguidores era bueno contrarrestar para no difundir esa creencia. El problema es que se empieza por ahí y la gente acaba por no creerse que el cáncer lo curan los médicos con una serie de técnicas, o que hay que ir a la Seguridad Social y no a los curanderos. Todas estas cosas, como la Tierra plana, están unidas y a la gente la llevan de lo uno a lo otro porque gira sobre una teoría central que es: ‘Las autoridades nos engañan en todo’. Eso hay que quitárselo a la gente de la cabeza”.

531 personas en todo el mundo han subido al espacio. Y Duque es uno de los que podría hacerlo en el futuro. “Aunque ahora sea Ministro, cualquier día puede terminar y mantengo la excedencia de mi puesto anterior. Voy a las pruebas médicas y trato de mantenerme y hacer ejercicio regularmente. Podría volver al puesto que tenía antes y seguiría siendo astronauta de la Agencia Europea del Espacio con calificación para viajar al espacio. No sé cuántos años más me durará la salud pero lo intento”, señala.

Inversión en tecnología espacial
Y es que tiene claro que “volar al espacio y volver es una cosa de las que más ilusiona. Yo tengo cajas de dibujos que me siguen mandando los niños, que es una cosa preciosa porque así inspiras a la gente. Eso hay que utilizarlo para bien. En el futuro irá más gente, habrá una continuación y se volverá a la Luna a la que dejamos de ir”. La carrera espacial pasó a un segundo plano ya aquel mismo año y se esfumó el sueño de ver a un humano pisar Marte en pocos años. “El presupuesto estadounidense para vuelos tripulados descendió bruscamente, siguió cayendo en los años siguientes… y dejó de ser posible. Y, al otro lado del Telón de Acero, pasó lo mismo con la Unión Soviética, una vez fue derrotada en la carrera a la Luna”.

Ignición y lanzamiento1x
Ignición y lanzamiento. Tras la cuenta atrás, el cohete Saturn V despegaba del centro de lanzamiento espacial Kennedy, en Florida (Estados Unidos).
« 1 de 8 »

Duque reivindica, cincuenta años después, “la inversión económica y en talento que hizo Estados Unidos en el programa Apolo. Más de 400.000 personas llegaron a trabajar directamente en él. Hay momentos en la Historia en que, como dijo Kennedy, los pueblos toman decisiones difíciles y se meten en proyectos de resultados inciertos que les dan el impulso para ser líderes. El Imperio español basó su éxito en la mejor tecnología naval y de armamento de la época. Los pueblos prósperos son los que antes han invertido en tecnología y conocimiento”.

“Podría volver al puesto que tenía antes y seguiría siendo astronauta de la Agencia Europea del Espacio con calificación para viajar al espacio”

El actual ministro cree que la Unión Europea debería “tener a largo plazo objetivos visionarios, como el del programa Apolo” ya que son “un acicate de mejora para los pueblos”. Europa, a juicio de Duque, debería pensar “muy seriamente si puede permitirse el lujo de no ponerse un objetivo ambicioso en lo que se refiere a los vuelos espaciales tripulados, como, por ejemplo, convertirse en un socio preferente de manera que tengamos a alguien en la primera misión a Marte”. Y es que siempre insiste que “todas las industrias mejoran con las tecnologías que se usan en el espacio, porque innovando es la única manera de llegar a él”.

 

La tripulación del Apolo 11

Pedro Duque: "Todos queríamos ser astronautas"

Neil Armstrong era el comandante de la misión y el único que no podrá disfrutar de este 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna. Los otros dos tripulantes del Apolo 11, Edwin E. Aldrin Jr. y piloto del LEM, apodado ‘Buzz’, y Michael Collins, piloto del módulo de mando, siguen con vida. El Apolo 11, impulsado por un cohete Saturno V, fue lanzado al espacio desde el complejo espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida), el 16 de julio de 1969. La nave llegó a la superficie lunar el 20 de julio de ese mismo año y al día siguiente dos astronautas -Armstrong y Aldrin- caminaron sobre la superficie de la Luna, donde en total estuvieron 21 horas 36 minutos y 20 segundos. El 22 de julio regresaron a la Tierra.