SEPTIEMBRE OCTUBRE 2020

La siniestralidad vial sigue aquí 3

La siniestralidad vial sigue aquí

El COVID-19 y sus consecuencias han monopolizado prácticamente al completo la información a nivel mundial. Sin embargo, y lejos de revertirse debido a los confi...
Vuelta a casa 12

Modelos para llevarte a casa

Ayudas del Gobierno, coches con muchos kilómetros, calles con bajas emisiones, el otoño puede ser buen momento para cambiar de automóvil. TEXTO: J. LUIS ALVA...
Creta, laberinto de leyendas y naturaleza

Creta, laberinto de leyendas y naturaleza

La isla griega más grande, es un compendio de laberínticas carreteras que nos llevan desde la coqueta ciudad de Heraclión hasta algunas de las playas y calas má...
Pequeños grandes pueblos donde perderse 6

Pequeños grandes pueblos donde perderse

España está llena de micropueblos con pocos habitantes que tras sus calles y monumentos encierran rincones recónditos aunque bellísimos en los que retroceder en...
Tu mascota, siempre bien sujeta en el coche

Tu mascota, siempre bien sujeta en el coche

Más de un 12% de los conductores que viajan con animales no usan ningún sistema de retención específico, según confirma el informe 'Animales de compañía y Segur...
Preparados para el otoño 5

Coches preparados para el otoño

La marcas retoman los lanzamientos de vehículos con el futuro incierto por la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus. TEXTO: J. LUIS ALVARE...
Un hotel de lujo entre montañas

Un hotel de lujo entre montañas

Arantza Hotela es un hotel de cinco estrellas enclavado en un entorno natural espectacular y en el que podrás perderte entre el relax y el descanso. TEXTO: J...
La ONU, un símbolo de paz

La ONU, más que un símbolo de paz

Hace 75 años, el mayor organismo internacional vio la luz para fomentar el diálogo y la cooperación entre países y desde 2017 eligió a RACE a través del Institu...
TikTok, ¿la nueva amenaza china? 3

TikTok, ¿la nueva amenaza china?

El confinamiento vivido con la Covid-19 ha hecho que los más mayores hayan descubierto esta aplicación que se ha convertido la reina de los jóvenes. TEXTO: A...
Las mejores apps para la vuelta al cole 7

Las mejores apps para la vuelta al cole

La vuelta al cole más singular que se recuerda en mucho tiempo requiere de las mejores aplicaciones para que los más pequeños saquen el máximo partido. TEXTO...
La pasarela nos viste para la primavera

La pasarela nos viste para la primavera

La cita más importante con la moda española, Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, se celebró en formato híbrido -presencial y digital- para acercar las novedades ...
Meses decisivos en el deporte del motor

Meses decisivos en el deporte del motor

La pandemia del coronavirus ha puesto patas arriba el deporte mundial. Los Mundiales y las competiciones de motor han visto modificados sus calendarios y han de...
La revista de los socios del RACE
gastronomía

Caza, setas y otros productos de temporada marcan los menús estacionales de muchos restaurantes donde la mesa se llena de otoño.

TEXTO: JAVIER VARELA

Con la llegada del otoño la cocina se adapta a los nuevos productos. Caza, setas y frutas de temporada se convierten en los ingredientes perfectos para sorprender en la mesa. Muchos restaurantes que lucen estrella Michelin sacan lo mejor de sí mismos en el otoño para vestir su cocina con los colores y olores de esta estación.

Cocina con estrella para recibir al otoñoBaluarte

Uno de los restaurantes en los que los productos de otoño protagonizan su carta es Baluarte, en Soria. La cocina de Óscar García, que presume de una estrella Michelin, viaja de las recetas sólidas a las infusiones en su casa soriana y la oferta castellana de otoño con estrella es muy amplia destacando productos únicos de la tierra, como los boletus edulis o las trufas negras de Soria, tesoros culinarios a los que dedicamos jornadas especiales. En su carta también están presentes las carnes de caza, los quesos, los vinos, el pan, la mantequilla y el Torrezno de Soria, así como las hortalizas y verduras criadas en nuestro propio huerto.

Entre sus manjares de temporada otoñal destacan un escabeche emulsionado de codorniz y níscalos, los raviolis de foie y boletus, con crema y jugo de vinagre, una cuajada de guiso de patatas con setas y un guiso de oreja ibérica con duxelle de hongos de Soria. Las setas y sus variedades cobran presencia en la mesa de baluarte con unos langostinos con meuniere cítrica, reducción ácida de chalota y pil pil de hongos, y un chipirón en su tinta con salteado de boletus.

Unas albóndigas de ciervo y panceta de Soria con setas de temporada pueden ser el fin de fiesta salado antes de pasar a los postres, donde la presencia micológica también está presente.

Cocina con estrella para recibir al otoño 1Montia

El otoño es menos frío en la sierra de Madrid cuando se accede a Montia, a escasos 500 metros del Real Monasterio de San Lorenzo. Un restaurante en el que se respira otoño y donde a través de un ambiente sencillo y acogedor se consigue disfrutar de un momento de diversión gastronómica de la mano de los chefs Daniel Ochoa y Luis Moreno. Su cocina durante la temporada de otoño -aunque también durante el resto del año- queda ligada al territorio de la sierra norte de Madrid (caza, setas, hierbas silvestres y sus famosos callos), de donde salen los sabores que se disfrutan en la mesa de este restaurante con una estrella Michelin.

Su cocina se ‘obsesiona’ en hacer disfrutar de los sabores y aromas típicos de la sierra madrileña, por ello todos sus platos se elaboran con ingredientes de la zona y de la temporada en cuestión. Desde una sopa de cebolla, a un ravioli de setas, la berenjena a la brasa, una crema de ortigas o algo más contundente como unas albóndigas de jabalí, croquetas de txangurro o el guiso de liebre. Eso sí, cuando uno llega a Montia nunca sabe lo que se va a encontrar en la mesa porque no disponen de carta, ya que proponen una menú dinámico y sujeto a la disponibilidad de los productos.

En su curioso comedor, rústico-minimalista, proponen una cocina de proximidad muy técnica y divertida en la que siempre hay una plato fijo: la degustación de quesos de la sierra de Guadarrama previa a los postres. Una delicia.

Cocina con estrella para recibir al otoño 2Els Casals

Un restaurante donde la cocina está marcada por la temporalidad es El Casals una antigua casa del siglo XVIII que se encuentra rodeada de campos, bosques y caminos y que ofrece nueve habitaciones para descansar. Este restaurante del chef Oriol Rovira, con una estrella Michelin, plasma su “cocina de terruño” con productos de la misma finca o de explotaciones cercanas: la verdura y las hortalizas, los huevos, la leche y derivados, aves de corral, el cerdo, las setas… A pesar de su marcada formación francesa en su mesa se disfruta de la cocina catalana de proximidad auténtica.

Sin importar la estación del año, hay elaboraciones icónicas de la casa como la pularda asada, la sobrasada con miel o los canelones (de pularda), pero el resto del año el menú cambia en función del devenir de las estaciones pero siempre con un denominador común como es una guarnición “catalana” a base de salchicha, manzana, frutas secas, chalotas, setas, trufa y vino rancio. Espectaculares las judías con butifarra, servidas con setas o con tripa de bacalao, el arroz con setas o trufa o la ensalada de escarola y trufa.

La caza es una de las artes culinarias que mejor maneja Oriol. Liebre, conejo, paloma torcaz, perdiz, becada o ese jabalí que llegará en forma de paté y cubierto con espuma de castaña. las carnes tratadas con lo que cada una necesita en el fuego y en las que predominan la piel crujiente, carne jugosa y textura perfecta.

Cocina con estrella para recibir al otoño 3El Portal de Echaurren

Otoño, Setas, Ezcaray… es una especie de Santísima Trinidad que hace las delicias de aficionados al monte, a la gastronomía, a la cultura y a la participación popular. Allí tiene enclavado su hotel restaurante Francis paniego, donde destaca El Portal de Echaurren, que cuenta con dos estrellas Michelin. Ubicado en una antigua parada de carruajes del siglo XVII la fusión entre tradición y vanguardia se plasma en la cocina, en la que la búsqueda de la naturaleza más indómita de su gastronomía no es más que el fiel reflejo del espíritu de un ser radicalmente marcado por la inquietud.

En el restaurante se puede pedir a la carta apostar por los menús que se centran en el producto y en la temporalidad: Tierra y Entrañas. Su nombre lo dicen todo e invitan al comensal a descubrir lo mejor de cada uno. En el primero se hace un recorrido gastronómico por la naturaleza en la que creció el chef y en el segundo consigue que las casquería se convierta en una ‘delicatesen’: entrañas y vísceras, entresijos y asaduras, achuras y despojos.

Entre sus platos destacan la Albóndiga fluida de trufa, las colmenillas a la crma agria con foie-gras a la plancha, el escabeche de boletus y hortalizas con una yema de huevo o el arroz seco de montaña con codornices y hongos. Y no se pueden quedar en el olvido las alubias rojas o el pichón asado.