JULIO AGOSTO 2018

Conduce con la melena al aire

Conduce con la melena al aire

Mecánicos o eléctricos, los coches descapotables son para el verano… y para todo el año, ya que la mecanización de las lonas y la mejora de los materiales hacen...
La habitación de Hemingway en San Fermín 1

La habitación de Hemingway en San Fermín

El Gran Hotel la Perla fue el primer hotel que conoció el escritor cuando llegó a Pamplona por primera vez y una de sus habitaciones está dedicada al Premio Nob...
Rutas que te quitarán el hipo

Rutas que te quitarán el hipo

Paisajes espectaculares, paredes escarpadas, desfiladeros, pasarelas… Hay rutas en las que los más valientes disfrutarán de lo lindo  pondrán a prueba su corazó...
Primera informe de sillas infantiles 2018 2

Primer informe de sillas infantiles 2018

21 modelos obtienen la recomendación ‘satisfactoria’, y otros tres la de ‘aceptable’, pero dos de las 29 sillas analizadas en el primer informe 2018 del ADAC, e...
Tu móvil te busca plaza de parking 7

Tu móvil te busca plaza de parking

Cuando viajamos y no conocemos las ciudades, las aplicaciones de los dispositivos móviles nos ayudan a aparcar nuestro coche de forma sencilla y cómoda. Text...
Horchata, el refresco natural del verano

Horchata, el refresco natural del verano

Esta bebida valenciana de chufa es imprescindible en la dieta veraniega y su importancia es tal que cuenta con denominación de origen e innumerables beneficios ...
Al volante, lo importante 4

Descansa al volante y disfruta del verano

Entre los meses de julio y septiembre, los conductores españoles recorrerán de media alrededor de 1.000 kilómetros y el 75% de ellos confiesan que no hacen las ...
La España de Antonio Gaudí

Descubre la España de Antonio Gaudí

El arquitecto desarrolló casi toda su obra en Cataluña, teniendo su epicentro en Barcelona, pero tres de sus obras brillan en León, Astorga y Comillas. Texto...
El asistente de voz lo dirá por ti

El asistente de voz lo dirá por ti

Los asistentes de voz están mejorando sus prestaciones y prometen incluso hacer cosas por nosotros, sin que sea necesario nuestra intervención en ningún momento...
Pequeños, grandes viajeros 6

Pequeños, grandes viajeros

Los utilitarios o urbanos de hoy permite hacer desplazamientos de largo de recorrido con comodidades y prestaciones inimaginables hace 20 años. TEXTO: J. LUI...
Sube la temperatura en los circuitos 7

Sube la temperatura en los circuitos

Calor, mucho calor en los mundiales del mundo del motor. El ‘circo’ de la Fórmula Uno vivirá cinco carreras en los dos meses veraniegos en los que se completará...
RACE SOS asistencia, a tu servicio 3

RACE SOS asistencia, a tu servicio

El RACE cuenta con una central de operaciones a través de una aplicación que hará que, en caso de accidente o avería, pueda proporcionarte ayuda lo antes posibl...
La revista de los socios del RACE
cultura

El arquitecto desarrolló casi toda su obra en Cataluña, teniendo su epicentro en Barcelona, pero tres de sus obras brillan en León, Astorga y Comillas.

Texto: JAVIER VARELA

Antonio Gaudí es el máximo representante de la arquitectura modernista española e incluso llegó a crear su propio estilo ‘gaudiano’ gracias a su peculiar recreación del gótico hasta su inclinación por las grafías curvas y dinámicas, la aplicación a la arquitectura de técnicas de decoración artesanas en vidrieras, hierro forjado, muebles diseñados y mosaicos de fragmentos de cerámica contenidos con vivos colores. Todo ello le permitió dejar un legado arquitectónico considerado como Patrimonio de la Humanidad, principalmente en Barcelona.

Gaudí conoció a Eusebio Güell durante su participación en la Exposición Universal de París de 1878 y cambió su vida profesional, ya que gracias a su ayuda pudo construir grandes obras y proyectos en la ciudad condal como la Sagrada Familia de Barcelona, el Parque Güell, la Pedrera o la Casa Batlló, una remodelación de un edificio ya existente. Su herencia en Barcelona es mucho más extensa como demuestra la Casa Vicens  -su primer proyecto-, los Pabellones Güell, las Bodegas Güell, el Palacio Güell, la Casa Calvet, la Cooperativa Obrera Mataronense, los Jardines de Can Artigas o la cripta de la Colonia Güell

Pero su obra se extendió también en otras ciudades de España donde su sello inconfundible dejó tres obras que ya son icono del modernismo y del estilo ‘gaudiano’, como son el Palacio Episcopal de Astorga, la Casa Botines en León o El Capricho en Comillas.

GF2OWYP1
« 1 de 8 »
La Sagrada Familia

Su construcción comenzó el 19 de marzo de 1882 y todavía no se ha terminado, pero esta situación no impide que la Sagrada Familia sea una de las señas de identidad de Barcelona y uno de los monumentos más visitados de España. De hecho es muy común verla rodeada de turistas, de grúas y andamios. El templo se caracteriza por sus dieciocho torres que giran en torno a la central dedicada a Jesucristo. A su alrededor, las cuatro torres que representan los evangelios, los libros que explican la vida y las enseñanzas de Jesús. La torre del ábside, coronada por una estrella, representa a su la Virgen María y las doce torres restantes representan a los doce apóstoles.

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia es una basílica católica basada en la tradición de las catedrales góticas y bizantinas. Destaca por su verticalidad y luminosidad en el interior. Gaudí le dedicó en exclusiva los últimos 15 años de su vida y logró una simbiosis entre forma y simbolismo cristiano, con una peculiar arquitectura generada por estructuras, formas y geometrías nuevas pero de gran lógica e inspiradas en la naturaleza, con un importante protagonismo de la luz y del color. Las vidrieras son espectaculares y convierten el interior en un juego de luces. Más información.

GF0JM811
« 1 de 8 »
Parque Güell

El parque es uno de los lugares más visitados de Barcelona y destaca por estar en la zona alta de Barcelona. Sus caminos rodeados de árboles y diferentes formas onduladas y sinuosas que componen figuras de animales y figuras geométricas dejan al descubierto el estilo de Gaudí. La entrada principal recibe al visitante con dos pabellones que formaban la portería y la Casa del Guarda. Desde allí se puede contemplar la escalinata del Dragón que da paso a la Sala Hipóstila formada por 86 columnas estriadas que se inspiran en el orden dórico. Las más exteriores se inclinan, en un movimiento ondulante y abiertamente contrario a las reglas de la composición clásica, al tiempo que refuerzan la percepción de su función estructural.

Pasear por el parque permite disfrutar de los detalles que hacían a Gaudí un erudito del modernismo. En medio del Eje Monumental del Park Güell se encuentra la gran explanada que la documentación del proyecto denominaba Teatro Griego y que más recientemente ha sido rebautizada como Plaza de la Naturaleza.  Una de las zonas más espectaculares y fotografiada es el Pórtico de la Lavandera, adosado a un gran muro de contención de piedra sin trabajar y que adopta la forma de una gran ola sobre unas columnas inclinadas, con una doble columna que actúa como contrafuerte. Luego se puede disfrutar de los Jardines de Austria y las calles, los caminos y los viaductos. Más información.

GF0JM7Z1
« 1 de 6 »
La Pedrera

Su verdadero nombre es Casa Milà, pero es conocida como La Pedrera por su rústico aspecto pétreo. Este espectacular edificio modernista fue construido entre los años 1906 y 1912 y refleja su plenitud artística. Es considerado el edificio civil más emblemático de Antoni Gaudí, por las innovaciones constructivas y funcionales y por las soluciones ornamentales y decorativas que rompen con los estilos arquitectónicos de su tiempo.

El edificio consta de dos bloques de viviendas, con accesos independientes, organizados en torno a dos grandes patios para facilitar la iluminación y ventilación en los dieciséis apartamentos. En la azotea encontramos orden, calidad estética y una gran funcionalidad de los elementos construidos como las cajas de escalera, que utiliza formas curvas, que, debido a su concavidad, convexidad y forma cónica, alivian la edificación. También cuenta con unas torres de ventilación y chimeneas, recubiertas con vidrios verdes de botellas antiguas, en una original versión del trencadís, para el que Gaudí aprovechó los culos y cuellos de botellas. Más información.

GF2WZIK1
« 1 de 4 »
Capricho de Gaudí de Comillas

Su verdadero nombre es Villa Quijano, pero le debe el apelativo de ‘El Capricho’ por tratarse de una casa veraniega encargada por el concuñado del Marqués de Comillas.  Su propietario fue don Máximo Díaz de Quijano y sólo  pudo disfrutarlo 7 días antes de fallecer. El edificio, junto con Casa Vicens, es uno de los primeros de Gaudí y se construyó entre 1883 y 1885. En El Capricho se puede observar la inspiración oriental y mudéjar, como queda patente en la torre que preside la entrada y que recuerda a los minaretes musulmanes. Esta torre es el primer precedente de una solución arquitectónica que apareció en posteriores construcciones de Gaudí.

En el edificio combina la piedra, el azulejo y el ladrillo. En el exterior se pueden apreciar la piedra en la parte baja, así como el ladrillo visto adornado con franjas de cerámica vidriada que representan girasoles. Además, utiliza la superposición de la superficie curva frente a la recta. El edificio está construido pensando en la luz solar -de ahí el guiño de los girasoles- como demuestra que las habitaciones están dispuestas según su uso hacia los diferentes puntos cardinales. La habitación principal da al este, coincidiendo con la salida del sol, el comedor queda iluminado a mediodía y el salón al atardecer. La música también tiene presencia en el edifico con cenefas que imitan un pentagrama y las barandillas interiores con forma de clave de Sol y de semicorchea. Más información.

GF0GGUB1
« 1 de 9 »
Palacio Episcopal de Astorga

El Palacio se construyó entre 1889 y 1915 y fue encargado a Gaudí por el obispo Joan Baptista Grau i Vallespinós, amigo del arquitecto, aunque el edificio fue terminado por el arquitecto García Guereta, ya que el nuevo obispo no entendía el concepto de Gaudí. El edificio es de estilo neogótico y fue construido con piedra de granito del Bierzo, con rasgos de castillo, templo y palacete señorial. Cuenta con cuatro fachadas, flanqueadas por cuatro torreones de planta circular –que tanto le gustaban a Gaudí- de los cuales tres llevan las armas del obispo promotor, D. Juan Bautista Grau Vallespinós. El torreón más voluminoso cobija la escalera principal de caracol, y está rematado por una veleta con la figura de un gallo.

Las fachadas laterales tienen frontones triangulares y están rematadas con sendas chimeneas, junto con los tres ángeles diseñados para remate de la cubierta, un atractivo conjunto que nunca hemos podido ni podremos admirar. Como consuelo, los tres ángeles con sus atributos episcopales (Mitra, Báculo y Cruz) están colocaos en el jardín. Las fachadas principal y posterior, juntamente con el conjunto de ventanales apuntados, le imprimen al edificio el carácter de templo gótico El acceso se realiza a través de un pórtico: las enormes dovelas de sus arcos abocinados (arcos de huevo) forman entre sí, con el apoyo del edificio, una cupulita de piedras de desecho; ésta sostiene tres terrazas que dan continuidad al imafronte, rematado con un frontón cuyo tímpano está decorado con el escudo del obispo que finalizó el edificio, D. Julián de Diego y Alcolea. Actualmente es el Museo de los Caminos. Más información.

casa-botines-fontal-leon
« 1 de 7 »
Casa Botines de León

Mientras Gaudí se encontraba terminando la Casa Episcopal de Astorga, su amigo Eusebi Güell le recomendó para que construyera la sede de una empresa textil en el centro de León. El edificio sólo necesitó nueve meses para ser terminado, lo que generó dudas en los ciudadanos de León. Se inauguró el 15 de septiembre de 1893, con la colocación del conjunto escultórico del ‘San Jorge y el dragón’ que luce en la entrada principal. El edificio recuerda a una fortaleza medieval con una facha pétrea, unas ventanas inspiradas en la Catedral gótica de León, y los estilizados torreones cilíndricos con inspiración gótica. Su verdadero nombre es Casa Fernández y Andrés, pero el ‘Casa Botines’ viene de un negocio familiar de tejidos que regentaba Juan Homs Botinás, conocido en la ciudad  como Botines.

Al ser construida en León, con un clima más frío que en Barcelona, Gaudí utilizó paredes gruesas de sólida cantería caliza, dispuesta en forma de almohadillado y la fachada con pizarra. El ‘San Jorge y el dragón’ de la entrada es una copia del original, que fue sustituido a mediados del siglo XX. En su interior se encontró un tubo de plomo con los planos del edificio firmados por Gaudí y el calendario de la construcción. Frente al edificio hay una escultura de un banco con un hombre, Antonio Gaudí, sentado en él dibujando junto a una paloma. Más información.