NOVIEMBRE DICIEMBRE 2020

Los conductores, en el punto de mira 3

Los conductores, en el punto de mira

En su proyecto de la Ley de Presupuestos para 2021 el Gobierno, tras amenazar con una subida al diésel, realiza una subida en el impuesto de la prima de seguros...
Un invierno de posibilidades

Un invierno de posibilidades

Las tracciones totales, aliadas en una estación complicada en lo meteorológico, comparte la oferta con las nuevas tecnologías y las potencias de coches pensados...
40 años sin John Lennon

40 años sin John Lennon

El 8 de diciembre de 1980 el legendario fundador de los Beatles fue asesinado a tiros por un fan cuando regresaba al edificio Dakota de Nueva York, donde residí...
Ruta en coche para enamorarte de Mallorca Sóller, Deià y Valldemossa… pueblos en los que  se disfruta del mar y la montaña a pleno pulmón.

Ruta en coche para enamorarte de Mallorca

Sóller, Deià y Valldemossa… pueblos en los que se disfruta del mar y la montaña a pleno pulmón. TEXTO Y FOTOS: PEDRO GRIFOL Mallorca es un destino estrell...
Un hogar en la sierra alicantina

Un hogar en la sierra alicantina

La Llar de Beniardá es una casa pequeña e íntima, un hogar que acoge y relaja y que el huésped puede alquilar por habitaciones o completa. TEXTO: JAVIER VARE...
Beethoven, el genio que cambió la historia de la música

Beethoven, el genio que cambió la música

Se cumplen 250 años del nacimiento del compositor alemán, último gran representante del Clasicismo, precursor del Romanticismo y autor de un legado artístico de...
Cómo proteger el móvil de las amenazas 4

Cómo proteger el móvil de las amenazas

Desde aplicaciones maliciosas a una mala configuración, hay errores comunes que nos pueden poner en peligro cuando utilizamos nuestro smartphone. TEXTO: ARAN...
Diviértete en casa a golpe de click 7

Diviértete en casa a golpe de click

Estas son algunas de las apps con las que tu y tus amigos perderéis la noción del tiempo sin necesidad de salir de casa. Te lo passrás bien, compartirás risas y...
Fabricando el futuro 6

Fabricando los vehículos del futuro

Desde los coches más potentes, a las piezas más increíbles, la automoción ya está alcanzado las películas de ciencia ficción. Unos vehículos con los que disfrut...
Descuentos Race

Tus neumáticos a punto, con RACE Eurekar

La red de talleres recomendados del RACE proporciona la manera más rápida y  sencilla de sustituir los neumáticos con prioridad, garantía del RACE y descuento e...
Una Navidad más deportiva de lo habitual 3

Una Navidad más deportiva de lo habitual

La crisis del coronavirus obligará a que la mayoría de competiciones no se detengan durante la parte final de este 2020 con el objetivo de poder celebrar la Eur...
Vestir la mesa, todo un arte

Vestir la mesa, todo un arte

No porque sólo nos podamos juntar un número reducido de personas debido a la pandemia debemos descuidar el arte de agasajar a nuestros invitados. Aquí tienes al...
La revista de los socios del RACE
rutas en coche

Sóller, Deià y Valldemossa… pueblos en los que se disfruta del mar y la montaña a pleno pulmón.

TEXTO Y FOTOS: PEDRO GRIFOL

Mallorca es un destino estrella para el verano, pero permite cualquier escapada durante todo el año. Para terminar el periplo viajero de este año -(tan raro)- hemos escogido uno de los tramos más emblemáticos de Mallorca. La isla balear -¡bien lo saben los turistas ingleses y alemanes!- es uno de los destinos más apreciados del mundo; sin embargo, para algunos españoles peninsulares es todavía una ‘asignatura pendiente’… ¡Está tan cerca!

Para viajar por el norte mallorquín lo mejor es alquilar un coche en el aeropuerto. Con límite de días o sin él, el itinerario inicial podría ser ir de Palma a Valldemossa (20 km.), y alojarnos la primera noche en Valldemossa, famosa localidad por haber sido el refugio romántico del compositor polaco Frédéric Chopin y la escritora francesa George Sand.

“Todo lo que el poeta y el pintor pueden soñar, la naturaleza lo ha creado en este lugar”… Así se expresaba Aurora Dudevant, nombre real de la poetisa George Sand, al referirse a Valldemossa. Chopin y Sand se instalaron en la Real Cartuja (cartujadevalldemossa.com), un antiguo monasterio del siglo XIV reformado al estilo neoclásico. Desde allí disfrutaron, en palabras del músico, del “más hermoso lugar del mundo”. Hoy, podemos visitar la estancia donde se alojaron, así como la sala donde se instaló el piano que el músico ordenó traer desde París.
El pianista compuso allí buena parte de sus célebres preludios, unas piezas musicales que marcaron un hito en su carrera; mientras que la escritora parisina concibió su libro más conocido: ‘Un invierno en Mallorca’, que puede considerarse como un relato de viajes en el que toca todos los aspectos de la cultura mallorquina, incluido el gastronómico.

04 Valldemosa Foto©Pedro Grifol
Valldemosa.
« 1 de 7 »

Valldemossa es de esos pueblos en los que se puede pasear sin rumbo por sus calles arboladas, haciendo parada en sus plazuelas para contemplar las impresionantes villas de la burguesía secular. El recorrido turístico suele acabar en el Mirador Des Lledoners, desde donde se hace la foto panorámica de los bancales, cipreses y huertos.

Después nos meteremos en la carretera costera que serpentea hasta Deià. La primera parada la haremos a 7 km. de Valldemossa y a 2 km. de Deià, porque ahí se encuentra una espléndida mansión orientada al mar llamada Son Marroig (sonmarroig.com), La casa perteneció al archiduque Luis Salvador de Habsburgo, noble austríaco, a la sazón primo de la legendaria emperatriz Sissi. El Archiduque (así se le conoció nada más pisar tierra mallorquina) llegó por primera vez en el verano de 1867, cuando tenía solo 19 años. Después de recorrer la isla, eligió estas tierras del noreste para instalarse. Abandonó la corte austríaca y construyo algunos ‘refugios’ en la isla. “El clima y el carácter del país satisfacen mis anhelos de turista” fueron sus palabras (que suena a frase de folleto publicitario de no hace tanto tiempo). La mansión Son Marroig es una de sus casas visitables. Está llena de peculiares muebles que harán las delicias de los aficionados al bricolaje. Desde allí, un empinado sendero a través de olivares, pinos y rebaños de ovejas nos conduce cuesta abajo hasta Sa Foradada, una roca junto al acantilado con un agujero en medio por el que se cuela una fascinante puesta de sol. Imprescindible visita.
Al inicio de la pendiente hay un parking habilitado para dejar el coche.

La proyección planetaria de Deià
En el Hotel D’es Puig de Deià, inaugurado en 1917, y aun operativo en la actualidad, aterrizó en 1929, Gertrude Stein, una millonaria americana conocida (sobre todo) por el retrato que le hiciera Picasso en París, y que no guardaba (en teoría) ningún parecido con la retratada, pero del que el pintor dijo: “Si no te pareces… ya te parecerás”. Fue ella quien recomendó al escritor inglés Robert Graves el pueblo de Deià como un lugar idílico donde desarrollar sus ideas: “Es el paraíso, si puedes resistirlo” dijo Gertrude. Cuando Graves -Don Roberto (como le llamaban los lugareños)- visitó el pueblo en 1930, confesó: “Buscaba sol, mar, árboles umbrosos… y poca política”. Deià era el sitio ideal. El lugar supuso abandonar su tierra natal. Posteriormente plasmó sus poéticas impresiones en sus libros ‘Adiós a todo eso’ y en ‘Por qué vivo en Mallorca’.

Por su casa, Ca n’Alluny -casa alejada (en mallorquín)- desfiló una variopinta lista de invitados: Jorge Luis Borges, Ava Gardner, Anäis Nin, Stephen Hawking…

Cala de Deià.
« 1 de 7 »

Allí escribió ‘Yo, Claudio’, su obra más famosa, que versa sobre el homónimo emperador romano; y famosa también gracias a una serie de televisión de los ochentas. Vivió en Deià hasta su muerte, acaecida en 1985. Ahora su ‘casa alejada’ es el museo que conserva su legado. Graves está enterrado en el cementerio de la colina, detrás de la iglesia de Sant Joan, un lugar peculiar que data del siglo XVII, sin cruces ni estatuas mortuorias, por el que todos los turistas transitan, aunque no precisamente para buscar la tumba del poeta, sino para gozar de las impresionantes vistas que ofrece sobre un altozano a 200 metros de altitud.

No solamente Robert Graves encontró algo magnético en Deià, porque, aunque nadie ha logrado definirlo, el lugar con sus empinadas callejas de piedra ocre, los macetones floridos de geranios, sus fuentes en las esquinas, y sus bajorrelieves de piedra policromada representando un peculiar vía crucis callejero, continuó atrayendo a pintores, músicos, poetas, actores… Joaquín Mir, Santiago Rusiñol, Manuel de Falla, Julio Cortázar, y Gabriel García Márquez fueron turistas-artistas que pasaron temporadas en el icónico Deià.

El gin tonic puede tomarse en el Cafè Sa Fonda, que es, desde los años ochenta, el sitio del pueblo para disfrutar de la buena música. Personajes tan conocidos como Kate Moss, Susan Sarandon, Tim Robbins, o Tom Hanks han pasado por su terraza para vivir su ambiente. Un bar cool por antonomasia.

Abandonaremos este pueblo de aires toscanos para conducir hasta el último municipio donde recalar una, dos o tres noches: Sóller.

Sóller, un tranvía llamado nostalgia
En el camino podemos hacer una parada en el coqueto pueblo de Llucalcari. El acceso por carretera es sencillo, aunque el coche tendremos que estacionarlo en algún hueco que proporcione la propia calzada. A partir de ahí se camina por un sendero rodeado de pinos, encinas, olivos, algarrobos… y nos encontraremos con esta pequeña aldea con su particular cala de cantos rodados. Una curiosidad para descubrir.

A 7 km. ya está Sóller, el tercer imprescindible pueblo de nuestro recorrido por la sierra de Tramuntana del noreste mallorquín.

Sóller, fuera del verano, es un pueblo tranquilo, con calles adoquinadas y casas ricas con el portal a ras de calle… que permanece entreabierto para que podamos asomarnos y ver cómo sus moradores ‘sacan brillo’ a los muebles del recibidor y lo decoran con cerámicas y plantas. Exhibirse parece que da prestigio.

Tiene un museo que merece la pena visitar -Ca’n Prunera (canprunera.com)- ubicado en una espléndida casa modernista, con dibujos de Gauguin, Klimt, Cézanne y de artistas lugareños; y una colección de muñecas del principios del s.XX.

La experiencia urbana se completa montando en el antiguo y pintoresco tranvía que baja raudo y ruidoso hasta el Port de Sóller. Está en funcionamiento desde 1921, y es como volver al pasado.

El puerto pesquero y deportivo, ubicado en una cerrada bahía, tiene un agradable paseo marítimo con restaurantes con terraza por el que transitar. Cuando se haga la hora del almuerzo, podemos pedir ‘gambas de Sóller’, uno de los manjares de la gastronomía mallorquina. Las preparan en forma de carpaccio con vinagreta de frutas frescas. Experiencia gastro.

Tranvía de Sóller.
« 1 de 6 »

Seguimos con la aventura de conducir… y damos con Cala Tuent, que es la única playa de arena que encontraremos en el recorrido y por si apetece darse un baño ¡si el tiempo acompaña!

Después seguimos ruta por una zigzagueante carretera hasta el paraje de Sa Calobra. Una de las curvas más insólitas es la llamada Nudo de Corbata, de 270 grados. La parte positiva es que, gracias a las curvas, la carretera no es muy empinada, como mucho una pendiente del 7%. Doce kilómetros de curvas para superar un desnivel de 800 metros. Conducir por esta carretera es una maravilla ya que se disfruta de panorámicas espectaculares.
El final del viaje es Sa Calobra, una cala de cantos rodados entre dos acantilados que quita el sentido. Allí encontraremos restaurantes para comer… Después de tanta curva nos mereceremos una paella en el chiringuito.
Desde Sa Calobra, se puede realizar un recorrido de 1 km. a pie hasta el Torrent de Pareis, un cañón de 3 km de longitud, con paredes verticales de 200 metros de altitud erosionadas por la acción del agua torrencial sobre la roca calcárea durante miles de años.

El Torrent de Pareis, declarado Monumento Natural en 2003, es el mejor broche de oro para finalizar nuestro viaje. Su morfología agreste ha evitado que la acción humana sea perceptible, pero por su peligrosidad, no es recomendable meterse en sus ‘adentros’… A veces es mejor dejar que la naturaleza no revele sus secretos.

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

Este 2020 está siendo un año anormal en todos los sentidos, y muchos alojamientos mallorquines se han visto obligados a cerrar. Podemos recomendar algunos hoteles clásicos; pero, naturalmente, hay que comprobar en Internet en qué circunstancias de operatividad se encuentran.

VALLDEMOSSA

El Hotel Valldemossa tiene unas vistas espectaculares. Situado sobre un montículo desde donde se disfruta de la vista de la sierra de Tramuntana y de la bahía de Palma. El edificio se encuentra en medio de una finca de olivos y tiene todas las comodidades imaginables.
Es Petit Hotel de Valldemossa es un hotel familiar situado en el casco antiguo. Construido sobre una antigua mansión a la que se ha dotado de todo lo necesario. Su ubicación ofrece un paisaje rodeado de frondosas montañas.

Ruta en coche para enamorarte de Mallorca Sóller, Deià y Valldemossa… pueblos en los que se disfruta del mar y la montaña a pleno pulmón. 1

El histórico Hotel D’Es Puig.

DEIÁ

Hotel D’es Puig. Las ocho habitaciones de esta joya situada en el medio del casco antiguo reflejan un gusto moderno dentro de los antiguos muros de piedra. Aparece en un cuento de Robert Graves. En la parte trasera hay secretos imposibles de adivinar desde la calle.
Hostal Villaverde. Situado también en pleno casco antiguo, esta casa familiar repleta de curiosidades lleva más de un siglo alojando a mochileros de todo el mundo.
Otro de los hoteles emblemáticos es La Residencia. Tiene ochenta habitaciones situadas escalonadamente en la ladera de la montaña que no perturban el conjunto del paisaje del pueblo. Allí se alojó Lady Di poco antes del fatal accidente que quebró su vida; y no hay músico inglés que se precie, que no haya dormido por lo menos una noche en La Residencia. Ahora es propiedad del Grupo LVMH (Louis Vuiton).

DEIÁ

El Gran Hotel Sóller es un clásico de los de siempre. Excelente ubicación. Gran lujo.
El Hotel Espléndido es un hotel de los años 50 perfectamente restaurado. Está ubicado en Port de Sòller.
Es Port es una antigua mansión del siglo XVII donde antiguamente se manufacturaban naranjas y limones. Peculiar.

MÁS INFORMACIÓN

Oficina de Turismo de Mallorca: www.infomallorca.net

Si quieres descubrir Mallorca o hacer otros viajes en coche pulsa AQUÍ

VIAJESRACE