COMPARTE

28/03/2016

Consejos conductor novel

Conductor novel: 7 Consejos para adquirir experiencia al volante

Conductor novel

 

Si te acabas de sacar el carné de conducir, y hasta que tu preciado documento cumpla un año, eres conductor novel. La única diferencia que te separa del resto de usuarios de la vía es la menor experiencia que tienes al volante del coche, por lo que la velocidad máxima a la que te permitirán conducir en autovías y autopistas es de 110 km/h, en lugar de los legalmente establecidos 120 km/h. Por todas estas razones, como conductor novel tienes la obligación de lucir en tu coche durante tu primer año de carné de conducir la placa verde con la “L” en blanco.

Ahora, ya no tienes al profesor de autoescuela aconsejándote o diciéndote lo que debes de hacer, y la formación que has recibido la has de poner tú solo en práctica mientras adquieres mayor experiencia con el coche. Ser conductor novel no es fácil, por eso desde el RACE te ofrecemos algunos consejos que podrán serte de ayuda en tu aventura como conductor, pero recuerda que lo más importante es conducir siempre con los cinco sentidos activados. Y, sobre todo, respetar las normas de circulación y al resto de los usuarios de la carretera. No olvides que has adquirido unos conocimientos y unas habilidades y destrezas mínimos/básicos para conducir con seguridad y que desde ahora comienzas a sumar experiencia al volante.

1 – Ponerse el cinturón de seguridad

Nada más sentarte en el coche, regula el asiento y el reposacabezas a la altura correcta, los espejos retrovisores y ¡abróchate el cinturón de seguridad! Si viajas con amigos, oblígales a ponérselo también. Si el ocupante que va detrás de ti no se pone el cinturón, en caso de impacto te podría aplastar. El cinturón salva vidas. Estas acciones deben convertirse desde el primer día en actos reflejos cada vez que vayas a conducir, no se debe aplicar este consejo únicamente cuando seas un conductor novel. Si todavía no conoces bien el coche o se lo has pedido prestado a tu padre, identifica, localiza y familiarízate con los controles, dispositivos e indicadores del vehículo antes de comenzar el trayecto.

2 – Coge confianza al volante del coche

Como conductor novel, si todavía no te encuentras muy seguro para circular por áreas muy congestionadas de tráfico o por zonas poco conocidas, intenta evitarlo hasta que ganes experiencia al volante del coche, y eso solo se consigue con práctica. La inseguridad genera estrés y el estrés es incompatible con la seguridad al volante.

Presta especial atención a las condiciones meteorológicas adversas para extremar la precaución, disminuyendo la velocidad, aumentando la distancia de seguridad y encendiendo el alumbrado correspondiente.

3 – Atención Constante en la conducción

Ya te encuentras más seguro conduciendo y se nota que vas más tranquilo, que controlas más la situación. Pero como conductor novel que eres, llevas poco conduciendo y la destreza al volante se gana con el tiempo y con kilómetros recorridos. Pero incluso siendo con los años el conductor más avezado del planeta, nunca pierdas el respeto al coche. Recuerda que el segundo año después de obtener el permiso de conducción se incrementa notablemente la probabilidad de tener un accidente debido a la “relajación” del conductor. Este piensa que lo tiene todo dominado y aumenta consecuentemente su nivel de riesgo.

4 – Observar al resto de conductores

Sabemos que las primeras experiencias como conductor novel son duras, porque ¡hay que estar pendiente de todo! Que si el semáforo, la rotonda, la señal de stop, los pasos de cebra, adelantamientos… Y no te olvides del resto de los conductores. Observar a los que vienen detrás de ti, y estar pendiente de los coches que llevas delante para anticiparte bien a sus maniobras: un coche que cambia de carril sin poner el intermitente, el que sale de la rotonda por el carril interior… Evita cualquier distracción para estar siempre atento a lo que pasa a tu alrededor.

5 – El móvil, bajo el asiento

Y hablando de distracciones, los accidentes de tráfico por contestar una llamada con el teléfono móvil o mandar mensajes mientras se conduce están a la orden del día. Incluso el teléfono móvil manos libres resta atención. Si es imprescindible mandar un mensaje o contestar una llamada, estaciona el coche en un lugar seguro. Nuestro consejo para ti conductor novel: apaga el móvil o ponlo en silencio mientras estás en el coche. Evitarás tentaciones.

6 – Ni una gota de alcohol y cero drogas al volante

Y para conducir con los cinco sentido al cien por ciento, si vas a tomar una copa con los amigos, mejor deja el coche en casa. A la falta de experiencia al volante se unirán los efectos negativos que el alcohol y las drogas tienen sobre nuestra capacidad de reacción, imprescindible cuando conducimos. Recuerda que un conductor novel tiene un límite menor de alcoholemia, con un máximo de 0,15 mg/l de alcohol en aire espirado, equivalente a 0,30g/l de alcohol en sangre.

7 – Mantenimiento del vehículo, anticípate a posibles problemas

Tener el coche siempre a punto es parte ahora de tu cometido. Mantenlo mecánicamente en buen estado para evitar sustos y no reducir la efectividad de la tecnología con un mantenimiento mecánico deficiente. Se trata de un punto muy importante cuando eres conductor novel, una manera de conocer el vehículo y entender su funcionamiento.

Al contratar la asistencia en carretera, no seas un conductor novel, contrata la asistencia de los conductores experimentados: RACE Unlimited

ENLACES RELACIONADOS