COMPARTE

04/07/2017

Consejos para ciclistas y conductores: buscando la convivencia en la vía pública

Consejos para ciclistas y conductores: buscando la convivencia en la vía pública

Consejos ciclistas y conductores

Ir sobre una bicicleta es mucho más que una simple actividad de ocio o de ejercicio físico. Supone el desplazamiento en un medio de transporte más y, por ello, el ciclista tiene derechos y también obligaciones que debe cumplir. En esta página hacemos un repaso a esas obligaciones y te contamos interesantes consejos para ciclistas, ya sea en ciudad o en carretera. Además, damos una serie de indicaciones para los conductores de vehículos a motor, con el objetivo de crear una armoniosa convivencia entre todos los usuarios de la vía pública.

A tener en cuenta por todo tipo de ciclistas

Como veremos, es muy diferente circular en bicicleta por ciudad y por carreteras interurbanas. Sin embargo, hay una serie de obligaciones y recomendaciones que todos los ciclistas deben tener en cuenta, independientemente de su ámbito de uso. Son éstas:

Respeto absoluto a las normas de tráfico

Respeto a las normas de tráfico
Desde el momento en el que la bicicleta ocupa la vía es un vehículo más y, por tanto, su conductor, en este caso el ciclista, debe respetar las normas de circulación. En ello se incluyen elementos como: semáforos, señales de ‘stop’, ceda el paso, pasos de peatones, dirección de la vía, etc. En este último caso, algunas ordenanzas municipales permiten circular en sentido contrario cuando se trata de una calle urbana de un solo carril (consulta la normativa de tu Ayuntamiento en relación a ello).

Uso del casco

Uso del casco
En carretera es obligatorio; no así en ciudad -sólo para los menores de 16 años-, pero lo recomendamos encarecidamente. El uso del casco en bici de ciudad protege la cabeza contra impactos que, incluso a velocidades bajas, pueden ser muy graves.

Ten tu bicicleta en buen estado

Bicicleta en buen estado
Sométela a una puesta a punto de forma periódica (engrase de la cadena para evitar roturas, tensión de cambios y frenos, etc.) y haz una revisión rápida antes de usarla. Con ello, evitarás averías que siempre son incómodas para todo ciclista y, en algunos casos, pueden poner en peligro tu integridad física.

Hazte ver

Házte ver
Por la noche es fundamental y obligatorio utilizar elementos reflectantes y de iluminación, como una luz blanca frontal, una roja trasera, un chaleco homologado, etc. Estos elementos deben ser visibles por los conductores a una distancia de 150 metros. Campañas como ‘stay bright’ del RACE van muy bien encaminadas en este sentido.

Señaliza tus movimientos

Señaliza movimientos
Las bicicletas tienen el hándicap de no contar con intermitentes. Por ello, para avisar al resto de conductores de tus movimientos, debes utilizar los brazos. Extiende el brazo con suficiente antelación, de forma visible y segura en la dirección hacia la que vayas a efectuar el giro. Esto es especialmente importante en circulación urbana, donde los cambios de dirección son muy habituales.

Nada de alcohol en la bicicleta

Nada de alcohol en bicicleta
El límite de alcohol permitido para ciclistas es el mismo que para conductores y motoristas (0,5 gr/litro de sangre, 0,25 mg/litro aire). Los ciclistas deben someterse a los controles de alcoholemia y estupefacientes cuando sean requeridos por las autoridades..

A tener en cuenta por conductores

Por último, si eres conductor de coche, camión, moto o cualquier otro vehículo a motor que circula por la vía pública, también debes conocer los derechos y obligaciones de los ciclistas, además de tener en cuenta ciertas recomendaciones para evitar situaciones de riesgo y accidentes.

Respeta a los ciclistas

Respeta a los ciclistas
Aunque circulan a menor velocidad, tienen el mismo derecho que tú a circular por la vía pública. Como decíamos en el apartado dedicado a los ciclistas de carretera, solo las autopistas son vías de uso exclusivo por parte de vehículos a motor, por lo que debes concebir la bicicleta como un elemento más de la circulación y no como un estorbo.

Ten paciencia

Ten paciencia
Precisamente por su menor velocidad de circulación y por el esfuerzo que representa, debes tener paciencia con los ciclistas. En ello se incluye no apremiarles, no utilizar el claxon ni conducir de forma que se puedan sentir presionados.

Mantén un espacio de seguridad cuando te sitúes tras ellos

Espacio de seguridad
No es necesario que esta distancia de seguridad sea tan amplia como cuando se circula tras otro coche (25 metros a 50 km/h, 144 metros a 120 km/h), pues esa menor velocidad de circulación implica también una menor distancia de reacción por parte del conductor. Por ello, 10 metros pueden ser suficientes cuando el ciclista o grupo de ciclistas circulan a 30 km/h.

Adelanta con cuidado

En este sentido, hay que tener en cuenta tres principales situaciones:
Mantener un espacio de seguridad lateral: cuando realices la maniobra de adelantamiento de un ciclista, ya sea en ciudad o en carretera, debes dejar un espacio de seguridad entre tu vehículo y la bicicleta. Esta distancia ha de ser de al menos 1,5 metros.
Espacio seguridad lateral
No adelantar a otro vehículo en vías interurbanas de un carril en cada sentido cuando en ese momento viene un ciclista en sentido contrario, incluso si lo hace por el arcén.
No adelantar en vías interurbanas
Evitar adelantar a un ciclista cuando hay una línea continua. Y si se hace, asegurarse de que su velocidad es lo suficientemente baja como para no poner en peligro su integridad física ni interferir en el resto de la circulación.
No adelantar a ciclista en línea continua

Circulación en ciudad

Circulación en ciudad
En ciudad puede haber carriles compartidos, que estarán señalizados adecuadamente. Respeta la velocidad indicada en ellos, que suele ser de 30 km/h. De la misma manera, no invadas ni aparques en carriles bici.

Circulación en vías interurbanas

Circulación en vías interurbanas
En ciudad puede haber carriles compartidos, que estarán señalizados adecuadamente. Respeta la velocidad indicada en ellos, que suele ser de 30 km/h. De la misma manera, no invadas ni aparques en carriles bici.

RACE Unlimited también te protege cuando no estás conduciendo.
Averigua cómo

ENLACES RELACIONADOS