COMPARTE

04/09/2013

Campaña Stop distracciones al volante

Campaña Stop distracciones al volante

camp_distracciones_volante

Consulta las principales distracciones y recomendaciones para evitarlas.

El hecho de que la conducción sea una tarea compleja, con un alto nivel de atención, provoca que la distracción del conductor sea la primera causa de siniestralidad en España, por encima de la infracción a la norma, la velocidad inadecuada, y el cansancio o el sueño. El tipo de accidente más relacionado con las distracciones son las salidas de vía, seguido del choque por alcance y del atropello.

PRINCIPALES DISTRACCIONES Y RECOMENDACIONES PARA EVITARLAS

Existen cinco tipos de distracciones principales:

  • Los ocupantes del vehículo. En este caso ocasionan distracciones frecuentes al 77% de los conductores. Los niños en los vehículos son una significante fuente de distracciones, hasta el punto de que 3 de cada 4 conductores que viajan con niños se vuelven o miran por el retrovisor a los niños que viajan en el asiento trasero.

  • Los pensamientos y preocupaciones personales. Ocasionan distracciones frecuentes al 56 % de los conductores, siendo el tipo de distracción que más accidentes y situaciones de riesgo les ha provocado. Al conducir debemos dejar fuera del vehículo las prisas, el estrés, y las preocupaciones personales.

  • Manipular dispositivos del vehículo. Ocasionan distracciones habitualmente al 54% de los conductores, como puede ser el navegador, un ipod, o la radio, siendo la tercera causa de accidentes por distracciones. Existen también las distracciones tradicionales, como por ejemplo fumar o buscar algo en la guantera. Mantén siempre las dos manos al volante.

  • Uso del móvil.Un 46% reconoce distraerse hablando por el teléfono móvil incluso aunque utilice el manos libres, y chatear o el jugar con el móvil son las conductas distractoras más peligrosas para los conductores. Para tu total seguridad debes olvidarte del móvil mientras estás conduciendo.

  • Apartar la vista de la carretera.Un 38% reconoce distraerse habitualmente al pasar ante un accidente, desviando la atención del tráfico y provocando que se produzcan nuevos accidentes. Nunca debes apartar la vista del tráfico y la carretera.

Galería Multimedia

ENLACES RELACIONADOS