COMPARTE

12/05/2016

Distracciones al volante: el móvil

Las distracciones al volante son enemigas de la conducción

El móvil, una de las distracciones al volante

 

Las distracciones aparecen como factor de riesgo en un 30% de los accidentes con víctimas y, en este sentido, el teléfono móvil durante la conducción se lleva la peor parte.

Así lo confirma la Dirección General de Tráfico (DGT) en su último informe de siniestralidad del año 2014: 135.852 denuncias por utilizar el teléfono móvil, un 7,5% más que en 2013. Y es que la adicción al móvil va en aumento hasta tal punto que muchos conductores ponen en riesgo su seguridad y, lo peor de todo, la seguridad de los demás que no tienen culpa de esta conducta.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2015, en los hogares españoles hay más teléfonos móviles (97%) que fijos (78%), una tendencia que está creciendo año tras año. Lamentablemente, esta situación acaba repercutiendo en la conducción, una tarea en la que se requieren todos los sentidos para llevarla a cabo con seguridad.

Conducir y utilizar el móvil, ¡no arriesgues!

A las distracciones al volante tradicionales, como manipular la radio, fumar, el aseo personal o leer, se van añadiendo distracciones de la era tecnológica. Hoy las más peligrosas están relacionadas con la manipulación del teléfono móvil. De hecho, una encuesta realizada por el Real Automóvil Club de España (RACE), BP y Castrol, no deja lugar a dudas.

Así, más del 99% de los encuestados reconocía como conducta arriesgada chatear por el móvil o mandar un SMS, seguido de jugar o utilizar Apps del móvil (97% de los encuestados) o leer un mensaje de texto (96%).

¿Qué quiere decir todo esto? Pues que si escribes un mensaje de texto cuando estás conduciendo por ciudad a 50 km/h estarás circulando distraído como mínimo 20” (278 metros), mientras que si lo haces por carretera a 120 km/h la distancia aumenta a 660 metros. En 278 metros en ciudad o en 660 metros en carretera pueden pasar muchas cosas, la peor un accidente con víctimas.

Los últimos datos de la DGT nos dicen que las distracciones en la conducción se presentan como factor de riesgo en un 36% de los casos en vías interurbanas y en un 26% en vías urbanas. También este organismo incide en que en muchas ocasiones esta conducta viene acompañada de otros comportamientos de riesgo. En un 10% el conductor implicado en un accidente con víctimas había cometido una infracción relacionada con la velocidad, pero también por no respetar un stop, un ceda el paso o un semáforo, circular en zig-zag, frenar sin causa justificada o no mantener la distancia de seguridad, entre otras infracciones.

Los jóvenes al volante, un colectivo ‘movilizado’

Los jóvenes son un colectivo de riesgo en el tema de las distracciones y el uso de teléfono móvil, ya que un 95% de los que tienen entre 18 y 25 años y un 91% entre los 26 y los 35 años tienen un smartphone, según el informe ‘Mobile en España y en el Mundo 2015’ de ditrendia. No es de extrañar que diversos organismos y empresas se hayan puesto manos a la obra para concienciar a este colectivo sobre los riesgos que supone conducir mientras se utiliza el móvil.

Por ejemplo, el RACE junto con Red Bull acaban de poner en marcha el centro ‘Drivers’ Academy RACE-Red Bull’ dirigida a jóvenes entre 18 y 29 años. Un curso de conducción de cuatro horas en los que se les enseña a mejorar sus habilidades al volante y actuar ante situaciones de emergencia, pero también a experimentar los riesgos de conducir distraídos por usar el teléfono, o por consumir alcohol o drogas. Ford, también acaba de lanzar la cuarta edición de su programa ‘Ford, Conduce tu Vida’, cursos gratuitos para jóvenes entre 18 y 24 años en los que también se tratan estos factores de riesgo.

El móvil forma parte de nuestra vida. Es una realidad a la que no podemos dar la espalda. De hecho, España es el país europeo que más utiliza el teléfono móvil. Los datos muestran como el 40% de las personas mira la pantalla de su smartphone más de 50 veces al día. Pero hay que actuar con cabeza y saber dejar el móvil cuando realizamos tareas que requieren de toda nuestra concentración. Y una de esas tareas es la conducción. Al volante, olvida el teléfono móvil. No hay nada tan urgente como proteger una vida.

Algunos consejos para evitar distracciones

RACE, BP y Castrol están muy concienciados del peligro que suponen las distracciones al volante. Dentro de su iniciativa #StopDistracciones, pusieron en marcha hace dos años la campaña #StopChatear, más enfocada al uso del teléfono móvil. Sus recomendaciones te ayudarán a conducir con mayor seguridad:

  • Crea un ‘modo coche’ en tu teléfono. Una buena opción es configurar el móvil o utilizar alguna aplicación que silencia los avisos y mensajes, incluso las hay que mandan mensajes automáticamente del tipo “Estoy conduciendo, luego te llamo”. También puedes añadir el status ‘conduciendo’ en tu whatsapp. Si cualquiera de estas opciones no te convence, lo más sencillo es silenciar el móvil y guardarlo fuera de tu vista.
  • Evita chatear con gente si sabes que está conduciendo.
  • Utilizar el móvil cuando estás esperando en un semáforo rojo está prohibido. Además, hacerlo sólo te provocará estrés y nuevas distracciones.
  • No utilices el viaje en coche para informarte de las últimas noticias. Sal de casa con la lectura ya hecha o, en cualquier caso, hazlo cuando hayas terminado de conducir.
  • Si viajas solo aprovecha para escuchar música o tu programa favorito. Disfruta de la conducción y no formes parte del 86% de conductores que utiliza el Smartphone cuando no van acompañados en el coche.
  • Recuerda que la seguridad es lo primero. No hay nada tan urgente como salvar la vida. Mientras conduce, no utilices el móvil.

Para tu asistencia en carretera no te despistes y contrata la mejor,
RACE Unlimited
¡Hazte socio ya!

ENLACES RELACIONADOS