Comprueba periódicamente el líquido refrigerante de tu coche

Para mantener la temperatura del motor de un coche en sus niveles óptimos, resulta esencial mantener las propiedades del líquido refrigerante en condiciones óptimas y, el circuito, en el nivel adecuado, es por eso que se recomienda comprobarlo regularmente.

Para ello, lo primero que tenemos que hacer es localizar el vaso de llenado del circuito de refrigeración. Suele ser siempre de plástico semitransparente y con un tapón de cierre de color negro o azul. En cualquier caso, si tuviéramos dudas, el libro de mantenimiento nos ayudará a encontrar su ubicación.

En la pared exterior del vaso de llenado encontraremos siempre dos marcas, una indica el nivel máximo y la otra el mínimo al que el nivel del líquido refrigerante se puede situar. Siempre que se encuentre entre ambas marcas, el nivel del liquido refrigerante es el adecuado.

Para comprobar el líquido refrigerante, deberemos poner el coche en una superficie plana, y el motor se debe encontrar totalmente frío. A través de la pared semitransparente comprobaremos si la línea marcada por la superficie máxima del refrigerante coincide entre las marcas de máximo y mínimo.

Si el nivel de líquido refrigerante esta por debajo de lo debido habría que buscar dónde está la pérdida en el circuito.

Como reponer el líquido refrigerante

Cuando echemos anticongelante, este debe ser siempre el recomendado por el fabricante. Si juntamos dos anticongelantes de distintas propiedades, la mezcla puede llegar a provocar una pasta sólida que con el paso del tiempo y los kilómetros puede provocar una avería al obstruir el circuito.

Si no encontráramos el refrigerante recomendado por el fabricante, se podría rellenar el circuito con agua destilada o embotellada; al fin y al cabo, el refrigerante es una mezcla de anticongelante y agua.

Algunos anticongelantes vienen concentrados, lo que normalmente obliga a mezclarlos con agua al 50%.

El tapón del vaso de llenado debe abrirse gradualmente; si fuera necesario con un paño para que vaya haciendo la descompresión progresiva. Nunca con el motor muy caliente.

Cambiar el líquido de refrigeración debe hacerse siempre con el motor en frío. Cuando el motor está en funcionamiento tiende a aumentar el nivel del circuito y colocarse el nivel del líquido refrigerante, por encima de la marca máxima.

Reponer el líquido refrigerante es una operación sencilla. Un mantenimiento necesario que puedes realizar tú mismo.

En tus desplazamientos siéntete protegido por la asistencia en carretera líder,
te ayudamos a llegar a tu destino.
RACE Unlimited

Cómo cambiar el líquido refrigerante de tu coche

Más sobre Tecnología y motor