¿En qué piensan los equipos y los pilotos cuando se compite en la parte trasera de la parrilla?

Batallando por el honor y poco mas, ¿qué impulsa a estos profesionales? Tres perfiles distintos: un piloto de F1, un jefe de equipo del Mundial y un hombre de negocios cuyo segundo oficio es pilotar rallies nos explican dónde nacen sus objetivos.

MAX CHILTON MARUSSIA F1

Max Chilton

Mientras caminas a través de los deportes de motor, labrando tu camino hasta la Fórmula Uno, estás acostumbrado a luchar en los primeros puestos de las carreras y clasificando cerca de la ‘pole’ o consiguiéndola. Entonces, de repente, tú estás en la F1 en uno de los equipos más pequeños y el objetivo no puede ser ni ganar carreras ni títulos. Esa es la gran diferencia entre la Fórnula Uno y el resto de otras competiciones.

Así que te tienes que plantear a ti mismo nuevos objetivos. Te enfocas en competir contra tu compañero y los coches de similar nivel. A menos que seas afortunado y vayas directo a un equipo puntero mientras eres rookie, tal y como Kevin Magnussen ha conseguido este año (es piloto de McLaren). La mayoría de pilotos, incluso campeones mundiales, empiezan desde el final y tienen que trabajar su ascenso.

Dondequiera que estés en la parrilla, tienes que mostrarte profesional, porque a pesar de que hayas alcanzado la F1 esto sigue siendo un campo de pruebas. Tienes que demostrar que mereces la plaza en la parrilla.

Al principio del año pasado, mi temporada como novato en la F1, no tuve un objetivo personal específico, era más un propósito de Marussia, el equipo, conseguir el primer punto, independientemente de que fuera yo o mi compañero Jules Bianchi quien lo lograse.

Hacia la mitad del año sabía que había unas cuantas cosas que podía trabajar respecto a mi forma de conducir. Por ejemplo, podía sentir en las clasificaciones que estaba pilotando bien (debido a los tiempos), pero necesitaba llevarlo al máximo. Siempre he sido fuerte clasificando y necesitaba demostrarlo en la F1. Pude superar a Jules en un par de ocasiones y fue increíble conseguir el récord de novato finalizando todas las carreras.

Este año tenemos los mismos objetivos como equipo: puntuar. Eso es definitivamente lo primordial. Y yo tengo un par de objetivos personales también. Actuando de forma inteligente, el objetivo es siempre batir a tu compañero y sentirse satisfecho con cómo pilotas y cómo compites para quedarte con la sensación de que has sacado lo máximo posible del coche.

Tus objetivos pueden cambiar de forma muy rápida en una temporada. Si hubiésemos finalizado cuartos en Melbourne, el objetivo sería nuestro primer podio. Pero mientras conduces, la preparación personal es la misma. Entrené seis días a la semana desde diciembre, como seguro que hicieron otros como Fernando Alonso y Jenson Button. Estoy seguro. Es lo mismo para todos nosotros, estés donde estés en la parrilla, siempre tienes que exprimirte.

GRAHAM WATSON TEAM MANAGER DE CATERHAM

Graham Watson

El objetivo para nosotros es estar en el mismo show que todos los demás. No es pelear por nuestro propio título batallando detrás de otros nueve equipos de Fórmula Uno. Queremos estar en la pomada.

En términos de darle moral a los chicos, tenemos que trabajar cosas específicas, tales como ‘vamos a ser lo mejor que podamos en las paradas en boxes’. Cada uno está usando un equipamiento similar en los ‘pit stops’, así que el presupuesto ahí no es una excusa. Pueden que no rompamos la barrera de los dos segundos como McLaren, pero podemos hacerlo en dos segundos altos. Y si podemos hacer eso en todas las paradas de la carrera, entonces podemos decir que lo hemos hecho bien.

Puedes compararte en otros aspectos con equipos que usan el mismo equipamiento también. Usamos el mismo cambio de marchas, motor e hidráulicos que Red Bull, así que las diferencias en el rendimiento están todas en el chasis. Eso es por lo que los chicos de la factoría están teniendo sus propias batallas, para encontrar mejoras aerodinámicas, incluso aunque no podamos hacer mucho en ese campo.

Con eso en la mente, tenemos que ser realistas acerca de las batallas que podemos o no podemos ganar. Medirnos frente a Red Bull probablemente no sea una gran idea, pero podemos medir la desventaja con ellos a lo largo de la temporada y ver si nos acercamos, o al menos ver que no nos alejamos.

Puedes pasar toda una carrera sin que los mecánicos vean su coche en la televisión, y eso puede ser duro porque todos ansiamos la perfección y somos apasionados acerca de lo que podemos hacer. Mientras tienes a todo el equipo creyendo en el proyecto no te puedes permitir un problema de motivación.

Un objetivo que tenemos este año es visitar la Q2 de forma más habitual, algo que sería muy importante para nosotros y una de las batallas entre las batallas que nos harían dar por satisfecha la temporada.

Vivimos en un mundo falso en la burbuja de la F1, y es habitual recordarle a los chicos la posición en la que están, y que ellos podrían tener un diferente ritmo de vida puertas afuera y en un trabajo normal. Cuando haces eso, todos los pequeños problemas se desvanecen. En lugar de estar haciendo un trabajo normal ellos están trabajando en un coche de F1, con algunos de los mejores profesionales que puedes encontrar en el mundo industrial de cualquier tipo. Puede que no estemos luchando por el campeonato, pero nuestros chicos no están trabajando menos duro de lo que lo hacen en Red Bull.

MARCO TEMPESTINI PILOTO DE RALLIES

MARCO tEMPESTINI

Pilotar en los rallies ha sido mi pasión desde muy pronto. Cuando era un niño me encantaban los coches, y cuando alcancé la veintena sentí que estaba listo para pilotar. Mi padre no estuvo de acuerdo, así que me dediqué a otros deportes y mis negocios, por lo que no comencé a pilotar hasta los 29 años.

En un año estandar hago unos 15 rallies. El campeonato rumano además de seis o siete eventos en campeonatos más importantes, como el Europeo de Rally. cada vez que tomo la salida la motivación está ahí porque quieres ser un piloto. Intentas hacerlo mejor cada vez y dar lo mejor que tienes.

En el campeonato rumano intentamos ganar o estar en el podio. Pero en el Europeo el nivel es mayor y sabemos que no podemos llegar y ganar. Sin embargo, esto no cambia nada porque seguimos yendo para disfrutar del rally y conducir lo más rápido posible. Que no se pueda ganar nos hace encontrar otros objetivos, tales como ser más rápido que el piloto a continuación.

Mi mayor problema es que soy, primero, un hombre de negocios, y después un piloto. A pesar de que era bastante rápido en mis inicios, no me puedo concentrar de la misma manera que los pilotos profesionales.

Por supuesto que te puedes concentrar en los dos días del rally, pero cuando vuelvo a mi día a día no puedo estar sólo enfocado en eso. Hay veces que tengo que detenerme por veinte minutos para contestar el teléfono, algo que no es la mejor preparación posible. Y hay algunos rallies que me he tenido que perder porque había alguna reunión importante a la que debía asisitir. Al final, mi vida ‘real’ es más importante que la segunda, la de piloto.

Mi hijo, Simone, es también piloto y va a hacer el Campeonato Mundial de Rallies Junior este año, además de algunos eventos del Europeo. Tiene 19 y está tratando de hacer carrera de esto, y le voy a dar todo el apoyo que esté en mi mano.

También tenemos la Academia de Rallies Napoca, nacida en 2008 para ayudar a jóvenes pilotos rumanos. Apoyamos a SImone y a Florin Tincescu, que está compitiendo en el Europeo junior. Afortunadamente otros pilotos se dan cuenta de que si ellos trabajan sus sueños pueden convertirse en realidad. Empleamos mecánicos y proporcionamos clases de conducción segura y cursos de creación de equipos. Es una escuela de negocios de motor real.

Galería Multimedia