Ducit estudio formación vial jóvenes

¿Cómo afecta a los conductores noveles la inseguridad al volante?

estudio DUCIT del RACE

Los conductores noveles, a pesar de haber aprobado el carné de conducir en la autoescuela, se sienten poco preparados para incorporarse con seguridad en el tráfico. Esta es una de las conclusiones obtenidas del proyecto realizado por el Real Automóvil Club de España (RACE), a través del Observatorio de Conductores – DUCIT. En él se analiza cómo es la formación vial de los jóvenes y cómo afecta a su seguridad en la conducción cuando se ponen al volante de un vehículo.

Un proyecto para el que se han entrevistado a 1.300 jóvenes de entre 18 y 29 años, una franja de edad en la que se mueve un 12,7 por ciento del total de la población española. Si observamos las estadísticas de víctimas mortales por accidente de tráfico de 2014, durante ese año fallecieron 233 jóvenes, de los cuales, un 69 por ciento de las víctimas mortales comprendidas en esta franja de edad eran los conductores del vehículo accidentado.

Para la elaboración del estudio DUCIT – RACE, el análisis se ha centrado en una serie de preguntas, comenzando por cómo resulta el proceso realizado para la obtención del carné de conducir en aquellos que lo han aprobado o están estudiando y haciendo prácticas en las autoescuelas para ello. También en la encuesta se pregunta a los entrevistados cuál es el grado de formación y conocimiento vial que poseen y cómo de seguros se sienten a la hora de incorporarse como conductores al tráfico una vez obtenido el carnet.

¿La enseñanza y formación impartida en las autoescuelas es la adecuada?

Una de de las conclusiones obtenidas en el Estudio DUCIT es que la formación en la autoescuela no resulta suficientemente completa para conducir de forma segura para desenvolverse en situaciones de tráfico habituales. La mayoría de jóvenes que se encuentran en proceso de sacarse el carnet de conducir, una vez concluyen las clases en la autoescuela y aprueban el examen, no se sienten suficientemente preparados para desenvolverse con seguridad en carretera.

Según las conclusiones transmitidas por los participantes del Estudio DUCIT, los medios utilizados en las autoescuelas, desde un punto de vista práctico, resultan insuficientes para alcanzar el nivel de formación necesario para convertirse en conductores seguros. Uno de cada dos alumnos considera que los cursos que se imparten en las autoescuelas sirven para aprobar el examen de conducir, pero no para poder incorporarse con seguridad a circular por nuestras carreteras y desenvolverse con solvencia en determinadas situaciones de tráfico.

La falta de experiencia produce percepción de inseguridad en los conductores nóveles

El Estudio DUCIT elaborado para el RACE demuestra que la percepción de inseguridad, consecuencia de la inexperiencia al volante, produce en un elevado número de jóvenes encuestados la sensación de ser más vulnerables a sufrir un accidente. Una percepción de inseguridad a la hora de conducir, cuyo mayor temor se centra en el miedo a encontrar hielo en la carretera y ante la baja visibilidad producida por la niebla. Otro situación que les produce temor a los jóvenes según la encuesta es cuando tienen que conducir por una carretera de montaña.

Por el contrario, donde un alto número de encuestados dicen sentirse seguros es al conducir por autovía, aunque la densidad del tráfico sea alta y, sobre todo, en conducción nocturna. En estas circunstancias perciben menores posibilidades de sufrir un accidente, lo que se contradice con la realidad. Y es que resulta que de noche es cuando se producen el mayor número de fallecimientos entre jóvenes cuya edad está comprendida entre los 18 y 29 años.

No hay duda de que el Estudio DUCIT realizado por el RACE resulta concluyente en una serie de cuestiones importantes para lograr que nuestras carreteras sean más seguras.

Para conseguir que los conductores se sientan más seguros cuando comienzan a conducir y lograr reducir el número de accidentes de tráfico en nuestras carreteras, es necesario un replanteamiento en la formación del proceso de aprendizaje en las autoescuelas. Tanto en su faceta pedagógica como a la hora de desarrollar las habilidades necesarias al volante. La falta de seguridad una vez aprobado el carnet de conducir y la percepción equivocada de los riesgos reales del tráfico, junto a la falta real de experiencia, avalan esta conclusión.

El carnet de conducir, imprescindible para una gran mayoría de jóvenes

Y es que tres de cada cuatro jóvenes españoles en la edad en que se ha centrado el Estudio DUCIT, de 18 a 29 años, consideran imprescindible sacarse el carné de conducir. Y un 42 por ciento de los jóvenes en esta edad que todavía no se han sacado el carnet de conducir o están ya en una autoescuela en la fase de aprendizaje o piensan comenzar la formación en los siguientes meses. Para concluir, el estudio del RACE pone de manifiesto que entre los que han aprobado el carnet de conducir, un 56 por ciento de estos conductores nóveles españoles con una edad comprendida entre 18 y 29 años querrían realizar un curso de perfeccionamiento, y un 51 por ciento completar su aprendizaje con un curso avanzado de conducción.

ENLACES RELACIONADOS

Para sentirte más seguro al volante de tu vehículo, completa tu formación con los Cursos de conducción
especializados del RACE
.