COMPARTE

04/08/2015

Los retrovisores del futuro, eliminar los ángulos muertos

Los retrovisores del futuro, eliminar los ángulos muertos

Crear el coche del futuro, objetivo de los fabricantes de automóviles.

Con la tecnología cada vez más presente en los vehículos, el dispositivo Pleno3D consigue eliminar los ángulos muertos gracias a las diminutas lentes capaces de captar multitud de imágenes.

Crear el coche del futuro. Es uno de los objetivos de los fabricantes de automóviles desde hace años. Una idea que, gracias a las innovaciones existentes, se encuentra cada vez más cercana. La introducción de grandes modificaciones, de accesorios que ayudan al conductor a dirigir el vehículo de una forma más eficiente y segura, y de una buena dosis de elementos tecnológicos, que hacen la vida más sencilla al usuario, son algunas de ellas.

Es el caso de los denominados ‘gadgets’, dispositivos de pequeñas dimensiones que cuentan con una función clara y se encuentran muy presentes en los aparatos electrónicos. Las novedades tecnológicas que aportan y su practicidad han logrado que se incorporen también en los automóviles.

Con el paso del tiempo, algunos se han vuelto ya tan imprescindibles como el sensor de aparcamiento, sistema capaz de evitar arañazos indeseables y algunas abolladuras; o los dispositivos manos libres, un accesorio seguro que permite no perder ninguna llamada sin necesidad de apartar la vista de la carretera.

Ángulos muertos

Fuera del alcance de los espejos retrovisores, uno de los grandes problemas son los ángulos muertos. Algo que pronto tendrá solución gracias a una eficiente herramienta de ayuda a la conducción. Bajo el nombre de Pleno3D, se espera que los vehículos del futuro lo puedan incorporar, sustituyendo a los espejos retrovisores.

El vehículo llevará instaladas un número determinado de lentes diminutas capaces de captar multitud de imágenes procedentes de diferentes ángulos y posiciones. Ahora, uno de los objetivos que se persiguen, es mejorar la calidad de esta tecnología. Para ello se está diseñando una cámara plenóptica, capaz de reconstruir el entorno tridimensional mediante una tecnología de visión artificial.

Algo que, como reconoce Gabriel Cristóbal, uno de los responsables del proyecto «es una gran ventaja frente a la cámara tradicional». Y esta «reside en que mediante el uso de una sola cámara la tecnología desarrollada permitiría promocionar información adicional de las distancias reales a las que se encuentran el objeto», concluye. Este accesorio ha sido fabricado por un consorcio formado por el Instituto de Óptica del CDIC, el Instituto de Óptica, Color e Imagen, el Grupo Ficosa, Tedesys y Greenlight, el novedoso ‘gadget’ está acompañado por cámaras 3d que reproducen imágenes tridimensionales en un monitor ubicado en el interior del vehículo.

Un monitor interior

Esta cámara 3D tiene como fin evitar algunos errores comunes en los retrovisores convencionales, que pueden confundir al conductor en determinados momentos cuando un objeto que se refleja en ellos está demasiado cerca. Un problema que se debe a que la visión humana es binocular; esto es captura dos imágenes diferentes de una misma escena que, posteriormente se unen y fusionan en el cerebro, dando lugar a la sensación de profundidad y distancia a la que se hallan los objetos.

Una tecnología con la que contemplar una escena desde determinadas perspectivas sin la necesidad de utilizar gafas especiales. El sistema ofrecerá, también, todo tipo de información en tiempo real en el monitor, como la situación exacta de otros vehículos o peatones, o la distancia a la que se encuentra cualquier otro objeto próximo al automóvil.

Monitores en agosto

Algo similar ha presentado recientemente la empresa taiwanesa SPTeK con su sistema 3D AVM. Compuesto por cuatro cámaras ubicadas en el frontal, la parte trasera y los dos retrovisores y un ángulo de visión de 190º, busca eliminar cualquier punto muerto del vehículo con una clara apuesta por la alta definición. La información obtenida por las cámaras, de 100 megapíxeles, se envía al sistema SPTeK para que sea interpretada y genere una representación 3D del perímetro.

Por el momento, ya han anunciado su intención de lanzarlo al mercado a partir de este mes de agosto, distribuyéndolo tanto en el mercado aftermarket como a los propios fabricantes, para que lo incorporen a sus nuevos modelos.

En un principio, se trata de una tecnología que está pensada para turismos, aunque las empresas que han creado este 3D Around View Monitor ya piensan en incorporarlo a vehículos más grandes, como camiones y autobuses, con un perímetro mayor.

Se trata, sin duda, de uno de los elementos con mayor potencial para unos vehículos cada vez más innovadores. Coches en los que la tecnología es fundamental y los ‘gadgets’, totalmente necesarios. El futuro de los coches está en el 3D.