COMPARTE

17/07/2015

María Seguí, Directora de Tráfico, nos habla del eCall

María Seguí, Directora de Tráfico, nos habla del eCall

La DGT tendrá un papel fundamental en el nuevo sistema de emergencias ‘eCall’.

La UE acaba de aplazar a 2017 la implantación obli¬gatoria del nuevo sistema de emergencias europeo ‘eCall’. A pesar de ello, España sigue adelante con el proyecto para su implantación. María Seguí, como máxima responsable de la DGT, explica los pormenores del mismo en la web de RACE.

¿En qué situación se encuentra España? ¿Y respecto al resto de la UE?

España se encuentra en posición avanza¬da respecto de otros países europeos en tanto que desde la DGT se ha participado activamente desde el inicio del proyecto y se han ejecutado ya las pruebas piloto que han servido para informar la Directiva y también para organizar internamente el sistema de información necesario para su implementación.

¿Cómo va a funcionar el eCall? ¿Cuál es el papel de la DGT en el proceso?

El ‘eCall interoperable’ funcionará como un sistema de llamada de urgencia, manual o automático según los casos, que llamando al número europeo de emergencias 112 conforme a unos protocolos y estándares definidos, permitirá establecer comunicación directa entre un centro de atención permanente y los ocupantes de un vehículo accidentado de modo que se pueda verificar la ocurrencia de un percance y estimar su gravedad inicial. Esta información, junto con la remitida automática y telemáticamente desde el vehículo hasta este centro de atención permanente permitirá el cribado, georeferenciación y asistencia urgente de modo más rápido, preciso y eficiente.

En el caso de España, y según el acuerdo inicialmente establecido entre el Ministerio del Interior y las Comunidades Autónomas que son las gestoras de los servicios 112, le correspondería a la DGT actuar como ese centro de atención permanente que recibe la señal de que un percance ha ocurrido y tras su oportuno filtrado, evacuaría de forma inmediata la llamada de emergencia al servicio de 112 de la CCAA donde haya ocurrido el incidente.

Son varios los sectores que van a estar involucrados con esta nueva tecnolo¬gía. En el caso de los fabricantes, ¿qué papel van a jugar?

Para que el sistema funcione es necesario, entre otros, que en cada vehículo exista un sistema de comunicación que contacte con el centro de atención permanente del país donde ocurra el percance de modo automático, prioritario y gratuito. Los fabricantes de vehículos necesitan incorporar esta tecnología a los vehículos en producción y venta.

¿Cómo influirá el ‘eCall' en los accidentes de carreteras secundarias?

El sistema de ‘eCall’ es uno de asistencia posterior al accidente. En principio no deberían tener ningún efecto sobre la ocurrencia en los accidentes, máxime si este sistema se implementa de manera obligatoria y simultáneamente en el país y, por tanto, se evita el sesgo que hace que las personas más prudentes sean también las primeras en comprar este tipo de sistema de seguridad. Ahora bien, lo que el sistema ‘eCall’ sí que hace es alertar de manera instantánea sobre la ocurrencia del incidente y también georeferencia la localización exacta del mismo, ocurra el accidente de día o de noche y en el tipo de carretera que ocurra. De este modo, el efecto previsible es que se acorten sustancialmente los tiempos de asistencia de los lesionados a un centro médico apropiado para las lesiones producidas en el accidente y por tanto mejoren tanto la supervivencia como la aparición de discapacidades permanentes.

Del Poste SOS al ‘eCall'. ¿Cómo ha evolucionado? ¿Están adaptados los sistemas de emergencia para asumir el volumen de llamadas que se puede generar?

La evolución permite, no solo acercar al propio vehículo la forma de alertar sobre el accidente, sino además enviar información estandarizada y protocolizada que ayuda a racionalizar el tipo de asistencia sanitaria de urgencia que se traslada al lugar del accidente. Así, por ejemplo, podremos saber si había tres ocupantes en el vehículo o el tipo de sistema de propulsión, aspecto que resulta fundamental en la actuación. El sistema no actúa disminuyendo ni agravando el riesgo de que el accidente ocurra, por tanto el número de personas atendidas no debería modificarse. Ahora bien, respecto del posible número de llamadas, efectivamente, el riesgo de que ocurran comunicaciones innecesarias es el que ha provocado que el sistema se establezca en torno a un centro de intermedio de filtrado gestionado por la DGT, al que llega no solo la información voluntariamente remitida por los ocupantes del vehículo accidentado, sino que llegan otros parámetros directamente emitidos desde el vehículo que deberán ayudar a eliminar lo que serían falsas llamadas.

Este sistema se pone en marcha de forma obligatoria para los vehículos nuevos en 2017. ¿Está prevista su futura aplicación en motos? De hecho, España es el país de la EU que está realizando pruebas al respecto. ¿De qué depende su implantación y qué plazos se barajan?

La implantación obligatoria dependerá de que la UE apruebe el Reglamento correspondiente. Pero el interés de la DGT por este sistema y sus beneficios para la sociedad son tales que trabajamos para poder no solo cumplir la obligatoriedad de una trasposición, sino para adelantarnos a la misma y poder adaptar el sistema a otros vehículos. La amplitud de nuestra red viaria (más de 660.000 km), nuestra dispersión geográfica y nuestra variedad orográfica hace especialmente relevante la implantación de este sistema.

¿Cómo se está contemplando la adaptación del parque de vehículos existente anterior a la implantación de su obligatoriedad?

En Europa desde 1999 existen vehículos en el mercado que ya incorporan este sistema, para los cuales el servicio de emergencia está siendo prestado por entidades privadas. De hecho, algunas cifras sugieren que en nuestro país 1 de cada 6 nuevos vehículos que se comercializan disponen como opción sistemas eCall dentro de su oferta de equipamiento. Con el objeto de dar continuidad al servicio de emergencia prestado por entidades privadas, estos se podrán seguir manteniendo operativos. Para los vehículos que no incorporen el sistema desde fábrica, se está trabajando en el desarrollo y definición de requisitos de dispositivos de ‘eCall interoperable, que sean fiables y de fácil instalación.